07 de agosto de 2011
07.08.2011
Aspe

Con un rifle de perdigones hiere a un joven y dispara a la Policía

Los agentes asaltaron de madrugada la casa del supuesto tirador, que quedó en libertad con cargos

07.08.2011 | 17:19

Agentes de la Policía Local de Aspe detuvieron ayer a un hombre, abogado de profesión, como presunto autor de una serie de disparos efectuados en plena calle con una escopeta de perdigones del calibre 4,5 milímetros, que hirieron de carácter leve a un vecino de 18 años. Los tiros estuvieron a punto de alcanzar a los propios policías, que fueron a arrestarlo tras ser alertados de lo que estaba ocurriendo por el grupo de jóvenes que estaba siendo tiroteado, y asaltaron su vivienda ante una gran expectación, ya que en las inmediaciones se encontraba la barraca popular de las Fiestas que arrancan hoy.

El presunto francotirador tiene 42 años, responde a las iniciales de P.L.L. y ayer pasó a disposición judicial acusado de un supuesto delito de lesiones y otro de atentado contra agentes de la autoridad, debido a los disparos que supuestamente realizó contra la patrulla que llegó a la zona en primer lugar, y también por la fuerte resistencia que, según las fuentes policiales consultadas por este diario, puso a su detención y que acabó con tres agentes recibiendo asistencia médica en el centro de salud por las contusiones sufridas debido al forcejeo.

El suceso, tal y como indicaron fuentes policiales, se produjo a las 3.00 de la madrugada del sábado en una placeta próxima a la barraca popular instalada con motivo de las Fiestas Patronales de Aspe, por lo que la presencia policial causó una gran expectación concentrando en la calle Gregorio Rizo a más de un centenar de personas que aplaudieron a los agentes cuando bajaron con el presunto autor de los disparos esposado y con el rostro oculto, mientras el arrestado era abucheado e increpado por las víctimas y el gentío.

Fue el propio herido, que presentaba un impacto de perdigón plano de 2 centímetros en la espalda, el que indicó a los policías la terraza desde la que se habían realizado todos los disparos. Más de 20, según comentaron algunos de los jóvenes contra los que, al parecer, iban dirigidos los perdigonazos.

Se trata de un inmueble de dos plantas al que los agentes no pudieron entrar dado que el timbre había sido deliberadamente desconectado, por lo que tuvieron que acceder saltando por los tejados gracias a la colaboración de un vecino que les abrió la puerta del edificio y de su propia casa. Cuando 5 de los 9 policías que participaron en el operativo se disponían a acceder al piso del sospechoso, éste se identificó como abogado y les prohibió terminantemente el acceso advirtiéndoles, según las mismas fuentes, de que los denunciaría a todos si se atrevían a entrar. Los agentes informaron telefónicamente de lo que estaba sucediendo al juez de guardia del juzgado número 1 de Novelda y éste autorizó el acceso al domicilio y la detención del presunto francotirador. La actuación entonces se llevó a cabo de forma inmediata sin ningún tipo de colaboración por parte del propietario de la vivienda, tras lo cual se realizó un exhaustivo registro de toda la casa en el que los agentes encontraron, según manifestaron las fuentes policiales, la escopeta y los balines ocultos en un armario.

En la actuación también participaron otros 4 agentes de la Policía Local, que cortaron las calles del perímetro para evitar una posible huida por parte del sospechoso, y también hizo acto de presencia una patrulla de la Guardia Civil, que no intervino en ningún momento. El detenido fue atendido en el centro de salud de Aspe de las leves magulladuras que presentaba a consecuencia de la detención y a las 7.00 horas se le trasladó al cuartel de la Guardia Civil de Aspe, desde donde fue puesto a disposición del juez de guardia de Novelda, que lo dejó en libertad con cargos.

Se desconoce el motivo del suceso aunque se baraja como móvil los ruidos y molestias que se generan en las inmediaciones de la barraca.

MOROS Y CRISTIANOS
Entrada de Bandas y Retreta para hoy

Dentro del programa de Fiestas Patronales, que este año son «menores» al ser impar y quedarse la imagen de la Virgen de las Nieves en Hondón, se enmarcan los Moros y Cristianos, que dan comienzo esta misma tarde. Será a las 19.45 horas cuando los festeros se concentren en la calle Doctor Marañón para asistir a la Entrada de Bandas, acto inaugural de las fiestas. Seguidamente, en el Castillo de la embajada, se cantará el Himno de los Moros y Cristianos, con la asistencia de todas las autoridades, civiles y festeras. Ya de madrugada, a las 12 horas, se celebrará la Retreta. Dentro del programa de las fiestas, patronales, también mañana, se celebrará una eucaristía en honor a la patrona, a las 20 horas en la Basílica Nuestra Señora del Socorro. Después, se trasladará la imagen. j. a.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído