29 de abril de 2011
29.04.2011
Novelda

Una niña de 14 años intenta asfixiar a su madre en dos ocasiones tras discutir

La juez dicta libertad vigilada para la menor tras interponer su progenitora una denuncia por maltrato

29.04.2011 | 02:00

La juez de menores en funciones de guardia dictó ayer libertad vigilada como medida cautelar para una niña de 14 años que intentó asfixiar a su madre en dos ocasiones después de discutir, según señalaron ayer fuentes judiciales a este diario, que precisaron que se trata de una libertad vigilada "bastante exhaustiva" ya que a la menor se le controlará su comportamiento, se le hará un seguimiento escolar y se le dotará de atención psicológica, entre otras medidas.
El sufrimiento y el temor forzaron a esta vecina de Novelda a presentar en la Guardia Civil una denuncia por maltrato contra su propia hija, una menor de 14 años recién cumplidos que, según la denuncia, le pegaba y le tiraba del pelo. El último episodio -el que hizo que la madre no aguantara más- sucedió mientras la mujer estaba en el sofá de su casa. Su hija, en medio de una discusión, se abalanzó sobre ella e intentó asfixiarla, presuntamente, con una manta que puso sobre su cara. Según las fuentes judiciales citadas, la menor ya la había agarrado anteriormente del cuello en otro momento de furia "como si quisiera ahogarla".
La situación llevó a la mujer a dar parte de los hechos en el puesto de la Guardia Civil de Novelda, denuncia que provocó la detención de la menor que ayer prestó declaración en la Fiscalía de Menores de Alicante ante la fiscal y la juez de guardia por presuntos malos tratos a su madre. La juez acordó libertad vigilada para la menor a la espera de que salga el juicio.
Los juzgados de menores atienden casi todas las semanas alguna denuncia por maltrato de hijos a padres, sobre todo a las madres. Recientemente, tal y como publicó este diario, la juez ordenó libertad vigilada para otra menor, también de 14 años de edad, por pegar, tirar del pelo y morder a su madre, quien terminó interponiendo una denuncia contra su hija tras varios episodios desagradables. Un mes antes, otra menor fue también denunciada por su propia madre al pegarle su hija en la cara y empujarle. Se trata de tres casos en los que las presuntas maltratadoras son niñas de 14 años. Los últimos datos sobre casos de agresión de menores a los padres en la provincia de Alicante aportados por la Fiscalía de Menores a la memoria anual y correspondientes al año 2008 cifran en 28 los expedientes abiertos en la Fiscalía de Menores por maltrato de hijos a sus padres. El año pasado, sólo hasta el mes de agosto, la Fiscalía detectó 31, la mayoría registrados durante el verano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook