12 de febrero de 2011
12.02.2011

Dos de los cuatro coches patrulla de la Policía Local de Villena están averiados

Los sindicatos denuncian la falta de medios para hacer su trabajo y que algunos agentes se han comprado material

12.02.2011 | 01:00
La vieja flota de vehículos de la Policía Local de Villena.

La Policía Local de Villena viene sufriendo desde hace meses una importante falta de medios técnicos y materiales para el desempeño de su trabajo, según denunciaron los sindicatos representados en la plantilla. Reconocen que esta situación no es nueva, pero durante las últimas fechas se ha agravado, indicaron.
La avería de dos de los cuatro coches del anticuado parque móvil ha incidido en la falta de rapidez a la hora de atender cualquier situación de emergencia en el amplio término municipal, el segundo más extenso de la provincia con 311 kilómetros cuadrados de superficie. Los sindicatos denuncian que pedanías como El Morrón, La Zafra, Las Virtudes, La Encina, Casas de Cabanes o Las Tiesas, no pueden ser vigiladas por la Policía Local debido a la falta de medios materiales.
La Policía Local dispone sólo de cuatro coches, y de ellos dos se encuentran averiados. El vehículo de oficinas, con 13,5 años de antigüedad, todavía sigue en servicio. La Policía Local considera que todos los vehículos necesitan una renovación lo antes posible para garantizar la seguridad de los agentes y del tráfico en sí, ya que tienen fallos graves en el sistema eléctrico, airbag, sistema de frenos, dirección y suspensión. Dos de ellos han recorrido más de 270.000 kilómetros desde su adquisición, mientras que los dos últimos vehículos adquiridos tienen ya más de 250.000 kilómetros, puesto que se utilizan las 24 horas del día. Añaden que tienen averiado el sistema de linternas, por lo que no se puede prestar el servicio como se debiera en horario nocturno.
Los sindicatos denuncian que algunos efectivos tienen que seguir utilizando los mismos grilletes que les fueron asignados hace un cuarto de siglo. "Esposas oxidadas más propias de un museo a juzgar por su aspecto", indican, para añadir que "los guantes anticorte de dotación llevan años sin reponerse. En cuanto a la dotación y reposición de la uniformidad no se está llevando a cabo". En esta catarata de denuncias dicen que no es extraño que fallen las comunicaciones, que los equipos de transmisión den problemas, y en más de una ocasión los agentes se han visto obligados a llamar a los servicios sanitarios con sus teléfonos personales. Algunos agentes han optado por adquirir ellos mismos material.
Los sindicatos policiales dicen que "hay muchas más deficiencias, y a juzgar por las partidas presupuestarias para 2011, no llevan camino de subsanarse a corto plazo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook