25 de noviembre de 2010
25.11.2010

Una empresa de Elda cuida de los árboles monumentales de la Comunidad de Madrid

La Fundación Árboles Leyendas Vivas ha "fichado" a los expertos de Savia por sus 20 años de experiencia en arboricultura

25.11.2010 | 01:00
Una empresa de Elda cuida de los árboles monumentales de la Comunidad de Madrid

Las tareas de cuidado y conservación de los árboles monumentales de la Comunidad de Madrid están siendo desarrolladas por expertos de una empresa de Elda que también tiene sede en la vecina localidad de Sax. La firma Savia Servicios de Arboricultura que dirige el eldense Javier Martínez Orgilés ha sido "fichada" por la responsable de las Fundaciones Árboles Leyendas Vivas y Bosques Sin Fronteras, Susana Domínguez Lerena, para "gestionar" los ejemplares más antiguos, más peculiares y más valiosos de las tierras madrileñas.
Susana Domínguez, que es una autoridad en la materia y se encarga de catalogar los árboles monumentales de España a través del Ministerio de Medio Ambiente, conoció al gerente de Savia en un curso de poda de altura que Javier Martínez impartió el año pasado en Guadalajara. A los pocos meses su equipo iniciaba los primeros trabajos en la encina del Palacio del municipio de Ambite, un ejemplar de 750 años de vida que ha sido recientemente declarado el árbol más longevo de España. Esta misma semana parte del grupo se ha desplazado a San Martín de Valdeiglesias para retomar las tareas de limpieza del ramaje seco y colocación de pilares y anclajes en las ramas y el tronco del pino piñonero de Santi -que tiene 470 años- y también de varios olmos centenarios. Precisamente uno de ellos pereció en la tormenta perfecta que asoló buena parte del centro y norte de la meseta durante la pasada primavera.
El próximo mes le tocará el turno al emblemático cerezo del Puente de las Cabras, que lleva 75 años en pie, mide 14 metros y está ubicado en Puebla de la Sierra. La ruta de asesoramiento, poda y mantenimiento integral continuará con los nogales centenarios de Olmeda de las Fuentes y con el espectacular pino piñonero de Boadilla del Monte.
Pero la intención de la responsable del catálogo de árboles monumentales de España va más allá. Susana quiere que Javier se haga cargo de la conservación de los árboles gigantescos de todo el país. Una actividad en la que el arboricultor eldense ya tiene sobrada experiencia tras sus intervenciones en ejemplares singulares de Galicia y Canarias entre otras Comunidades Autónomas. Pero Savia también ha llevado a cabo trabajos de doble altura en el Medio Vinalopó. En uno de los conjuntos de olmos más antiguos de la Península Ibérica situado en el Parque de los Príncipes de Sax y que ya supera los 250 años de vida, en los gigantes centenarios del Casino de Monóvar, en los esbeltos pinos de l'Avaiol, Ferrusa y Salinetas de Petrer, en la morera más grande de la comarca que se resiste a caer en las espaldas del Ayuntamiento de Elda y en los frondosos olmos de la avenida de Santa Bárbara. Y son sólo algunos ejemplos pero hay muchos más.

"Estos gigantes verdes trasmiten optimismo"
Javier Martínez es un apasionado de su trabajo. "Cuando me subo a cualquiera de estos gigantes verdes siento muy buen rollo, ellos te trasmiten optimismo y la pena es que no puedan hablar porque nos enseñarían tantas y tantas cosas...", comenta poniendo como ejemplo la encina del Palacio de Ambite, que fue plantada en el siglo XIII y todavía se mantiene en pie, o el pino de Santi, que se remonta al siglo XVI y ha sobrevivido a decenas de balazos de un campo de tiro cercano. "De todos modos también siento responsabilidad cuando trabajo con ellos porque están en la vejez y no se puede cometer ningún fallo", confiesa Javier.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook