09 de enero de 2010
09.01.2010
SAX

El Consell da una subvención para la escalinata del castillo pero mantiene parada la obra

Los 110.738 euros que la Conselleria de Economía ha concedido al Ayuntamiento permiten mejorar los accesos a la fortaleza sin coste para el municipio

09.01.2010 | 01:00

La primera subvención que el Ayuntamiento de Sax recibe en el año 2010 alcanza los 110.738 euros, ha sido concedida por el Gobierno valenciano a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional y va destinada a la construcción de la escalinata del castillo con la que el equipo de gobierno socialista quiere recuperar el camino histórico por el que se accedía a la fortaleza a través de la peña. Unas obras que han generado una gran polémica en la villa por la oposición de un grupo de vecinos constituidos en Plataforma y que, curiosamente, llevan paralizadas de forma cautelar desde septiembre por orden del propio Gobierno valenciano. Fueron los técnicos de la Conselleria de Medio Ambiente quienes detectaron deficiencias administrativas en la tramitación del proyecto. Errores que el Ayuntamiento ya ha subsanado con la elaboración del estudio de integración paisajística, la constitución del consejo de participación del paraje natural de la ladera del castillo y la elaboración de un plan de especial protección. Sin embargo los responsables municipales siguen a la espera de que Medio Ambiente resuelva el expediente y permita retomar los trabajos lo antes posible tras cuatro meses de parón.
La subvención de 110.734 euros que la Conselleria de Economía le ha otorgado ahora a Sax para mejorar el acceso al castillo fue solicitada por el equipo de gobierno que lidera la socialista Ana Barceló en el pleno del 9 de marzo de 2009. En aquella sesión los concejales del PP votaron en contra pero la petición salió adelante con la mayoría absoluta del PSOE. Una mayoría con la que también quedará garantizada la aceptación de la ayuda en el pleno de este jueves.
Esta nueva inyección económica, que se suma a la subvención de 314.908 euros concedida por el Gobierno central con cargo al 1% Cultural del Ministerio de Fomento, va a permitir al Consistorio sajeño cubrir todo el coste de la actuación, con la dirección facultativa incluida, sin cargo alguno para las arcas municipales.
Pero no es la primera vez que la Generalitat muestra su apoyo a una obra que, sin embargo, el PP de Sax cuestiona. En octubre una técnico de Gestión del Medio Natural manifestó que "enlazar espacios protegidos con el casco histórico es una línea muy interesante y unir estos elementos es muy positivo". También la dirección de Patrimonio Cultural Valenciano mantiene que el sendero donde se pretende ubicar la escalera es el camino histórico de acceso al monumento y, hace apenas cuatro meses, el Patronato de Turismo de la Diputación incluía a Sax en su "Ruta de los Castillos".

Atraer al turismo
Una reciente encuesta realizada en la población refleja que el 59% de los vecinos consultados está a favor de que se haga la escalinata siempre que se extreme el cuidado de la zona. El 89% se muestra también partidario de realizar actuaciones en el casco antiguo que sirvan para potenciar el barrio y atraer al turismo de interior. Éste último es, precisamente, el objetivo que Ana Barceló, alcaldesa de Sax y máxima responsable provincial del PSOE, trata de conseguir con la ejecución del controvertido proyecto. Además, según destaca el equipo de gobierno local, otro punto importante del informe es el cambio de opinión de los encuestados antes y después de ver las recreaciones virtuales de la obra. Todo ello les ha llevado a tomar buena nota "adoptando medidas correctoras en la integración visual para que el impacto de los trabajos sean leves e insignificantes". Con tal fin la escalinata será de acero galvanizado gris para buscar la mayor mímesis con la roca de la peña y también se ha descartado instalar los miradores que el proyecto inicial contemplaba.

La Plataforma cree que el impacto será "sustancial"
La Plataforma Antiescalinata considera que la valoración de la integración paisajística y visual que se recoge en el estudio del Ayuntamiento no es correcta al calificar el impacto de las obras de "leve e insignificante". Según estiman los responsables de este colectivo cívico será un impacto "sustancial". En especial en la zona de la roca zoomorfa conocida como "El buey" y en la cueva colindante. Su portavoz, Vicente Herrero, también señala en un comunicado que "el estudio es parcial, está firmado por el propio autor del proyecto e incluso contiene falsedades sobre las actuaciones llevadas a cabo en el capítulo de participación ciudadana". Pero las críticas de la Plataforma son mucho más amplias. Sus miembros aseguran haber sido excluidos de cualquier proceso de participación pública y califican la encuesta del Ayuntamiento de "raquítica". Para ellos que la obra obtenga la aprobación del 60% de los entrevistados no proporciona un consenso social suficiente. Reclaman el 90%, siguen insistiendo en que el acceso no tiene carácter histórico y advierten de que enviarán sus alegaciones a la Conselleria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook