25 de junio de 2008
25.06.2008
PATRIMONIO

La Semana Santa de Aspe consigue la Declaración de Interés Turístico Provincial

25.06.2008 | 02:00
Dos pasos se encuentran en una de las calles principales de Aspe durante la celebración de la Semana Santa

La Agencia Valenciana de Turismo, organismo dependiente de la Consellería de Turismo, resolvió el pasado 17 de junio conceder a la Semana Santa de Aspe la Declaración de Fiesta de Interés Turístico Provincial de la Comunidad Valenciana. El presidente de la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades de la localidad, Antonio Soler, informó de que Aspe es la única localidad alicantina que dispone de la distinción de interés turístico a nivel provincial. Los municipios de Orihuela y Crevillent ostentan el mismo título a nivel nacional, mientras que Cox o Callosa, con tradiciones relevantes de esta índole, disfrutan de esta consideración a escala local.
El título, por el que se lleva peleando "un año largo" desde la Junta Mayor aspense, permitirá que la Semana Santa se incluya en el catálogo oficial de atractivos turísticos de la Comunidad Valenciana y garantiza "preferencia a la hora de pedir subvenciones para restaurar imágenes y privilegios de este tipo", en palabras de Soler.
La celebración religiosa de Aspe, cuyos orígenes documentados se remontan hasta finales del siglo XIX, se encuentra entre las cinco más importantes de la autonomía valenciana. La calidad de sus esculturas, entre las que se encuentran trabajos de José Romero Tena y Enrique Casterá, y la peculiaridad de algunas tradiciones propias de Aspe como la representación viviente de las "Marías y Magdalenas"; han determinado que el Consell conceda este título "de enorme importancia para el municipio", según apuntó la alcaldesa, Nieves Martínez.
La Junta Mayor se muestra satisfecha con la distinción pero busca un reconocimiento mayor a medio plazo. "El impedimento más importante que nos han planteado para conseguir la declaración nacional es que siete figuras de los 36 grupos escultóricos que tenemos son de pasta de madera y no de madera tallada", explica el presidente de las hermandades.
No obstante, la naturaleza prefabricada de estas imágenes no son inconveniente para que los cerca de 3.000 miembros de las 12 hermandades aspenses celebren esta relevante distinción cultural para su patrimonio religioso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook