16 de junio de 2019
16.06.2019

Todo sigue casi igual en el Camp d'Elx

Repaso a tres años de reivindicaciones vecinales en Algoda, Algorós, Matola y Pusol. Una parte considera que las peticiones históricas continúan sin abordarse en profundidad. Red de agua potable, señalización y seguridad, entre las principales quejas

15.06.2019 | 20:49

Una parte de los vecinos de las pedanías de Algoda, Algorós, Matola y Pusol consideran que desde, al menos, 2016 hasta hace escasas semanas poco han cambiado las cosas. Sus reivindicaciones continúan casi intactas. Recopilamos aquí las principales demandas vecinales que en estos tres últimos años se han dado a conocer, a través de los portavoces elegidos en su día, en los debates del estado de la ciudad de Elche.

2016


David Soriano Guilabert, en 2016 y en nombre de sus convecinos, afirmó ante los concejales que en estas pedanías había reivindicaciones históricas que no terminaban de llevarse a cabo. «Son más de 3.500 personas censadas y no hay parques para niños, ni máquinas para hacer gimnasia. No hay ninguna dependencia municipal y la mayor parte del territorio no tiene (red de) agua potable», aseguraba entonces.

Las principales necesidades pasaban en 2016 por mejorar el servicio y la frecuencia del autobús, con líneas más directas con la ciudad, así como instalar marquesinas y bancos donde no hubiera. «Hace falta reforzar la recogida y los puntos de basura y de reciclaje, sobre todo en verano», decía, además de insistir en contar con un proyecto para desarrollar la red de agua potable en estas partidas.

«En el núcleo de Algoda-Matola hace tiempo que se pide un parque para pequeños y mayores. Hace falta asfaltar algunos caminos: tramos de Crevillent-Algorós o Crevillent-Matola. En Pusol hace tiempo que se viene pidiendo el asfaltado del museo y un techado para realizar actividades. En Matola urge solucionar el paso subterráneo de la vereda de Santa Teresa, por debajo de la vía del tren, ya que cada vez que llueve se inunda y hay que cortar la carretera», añadía.

Que se arreglaran algunas vías de servicio en torno a la estación del AVE, como la que conecta con la vereda de Santa Teresa en la carretera de Crevillent, «que no tiene arcén, tiene muchas curvas y es muy peligrosa para ciclistas y peatones; y un centro social en condiciones donde haya sala de estudios, internet, consultorio médico, OMAC» se sumaban a la lista, según Soriano. «Sabemos que estamos en una coyuntura económica desfavorable, pero no queremos ser menos que ninguno», agregaba, no sin mencionar la parte positiva: «Sí se han mejorado la presencia policial en el campo y las juntas municipales del Camp d'Elx, aunque sí pedimos que se haga un seguimiento de las solicitudes para así ahorrarnos pedir las mismas cosas en cada junta».

2017


En 2017 la portavocía de estas cuatro pedanías las asumía Francisco P. Coves y de entrada se reclamaba mejorar la divulgación de enclaves turísticos como el Museo de Pusol o El Hondo. «Estos dos magníficos enclaves podrían ser conectados con el núcleo urbano con vías verdes, a pie o en bicicleta. Una de las posibles verdes podría ser los barrancos, que presentan un estado deplorable por falta de mantenimiento y acogen escombros y basuras», se indicaba en su día.

Deficiente red de transporte público, mal señalizada y sin cartel del horarios o rutas, sin hablar de la falta de bancos y parasoles en las paradas se volvían a poner encima de la mesa.

Otras de las quejas incluía a los centros sociales de Matola, Algorós y el centro El Palmeral: «Siendo esto inexistente en mantenimiento en Algoda y Pusol. Ambas están bastante abandonadas en cuanto a limpieza y mantenimiento, hay humedades. Son instalaciones que tienen más de 50 años y hace muchos años que no han recibido una remodelación profunda, además de una clara degradación de las instalaciones deportivas, sobre todo en pavimento y pintura».

La instalación de una rampa en el centro cultural El Palmeral para que se facilite el acceso, más presencia policial, retirar los contenedores en mal estado y limpieza regular de los existentes, fueron en 2017 otras de las demandas. Y un clásico: un estudio para la viabilidad de una red de agua potable.

2018


A finales del pasado año Raquel Pastor tomaba el testigo ante los políticos y volvía a requerir más seguridad, patrullas fijas 24 horas en las cuatro pedanías, «agentes que conozcan los caminos y cada rincón, porque nos sentimos inseguros en nuestras casas y en nuestros cultivos. Estamos hartos de robos. Pedimos más limpieza en caminos y barrancos, porque casi no se hace nada. Los alrededores de los contenedores están llenos de escombros y basuras y no se recoge y esto hace unos años no ocurría: empresas y otros vecinos utilizan nuestras pedanías como vertederos. Estamos hartos de llamar para que limpien».

Alcantarillado, agua potable y alumbrado público volvían a relucir, así como reasfaltado de caminos «y no el parcheo, al menos de los más importantes o transitados. Lo hemos pedido en varias ocasiones: septiembre de 2013, agosto de 2015, mayo de 2016 y se han recogido más de 200 firmas», aseguraba entonces. Mejor señalización de caminos, más servicios y mejores enlaces con el Ayuntamiento han sido hasta ahora las últimas reivindicaciones públicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2019/2020

Calendario laboral 2018 en la Comunidad Valenciana

Calendario Laboral 2019 de Alicante

Aquí tienes a tu disposición todos los días festivos en Alicante, así como el calendario escolar 2019/2020.