27 de enero de 2010
27.01.2010
UNA ACTUACIÓN SINGULAR

El nuevo Mercado Central tendrá un coste de entre 13 y 15 millones

El proyecto prevé el retranqueo del edificio para ampliar la Plaça de la Fruita a costa de la plaza de las Flores

27.01.2010 | 01:00
Los vendedores han apostado mayoritariamente por un modelo de gestión que se adapte a las necesidades de los clientes del mercado de abastos

Los vendedores del Mercado Central se han decidido, después de muchos años de debates, por un modelo de gestión de la zona comercial independiente del Ayuntamiento, para lo que crearán una sociedad limitada que permita la autogestión del nuevo mercado de abastos que se va a construir en el centro de la ciudad, desplazado hacia la plaza de las Flores, con respecto a su posición actual, de manera que libere espacio en la Plaça de la Fruita y permita configurar un área pública central y de importancia delante del edificio del Ayuntamiento.
El presidente de la Asociación de Vendedores del Mercado Central, Diego Quiles, no oculta la emoción que le produce que los vendedores se hayan puesto finalmente de acuerdo, "en un proyecto como éste, que es de futuro. Vamos a intentar que sea uno de los mejores mercados de España y de Europa". Actualmente hay más de 70 vendedores en el mercado, y la mayoría ha optado por un proyecto de modernización del centro comercial más antiguo de la ciudad, que cuenta entre sus singularidades estar en un enclave neurálgico y céntrico.
El proyecto, realizado por el arquitecto ilicitano José Amorós, contempla una inversión de entre 13 y 15 millones de euros para construir cuatro plantas de sótano, en las que se distribuirán 400 plazas de estacionamiento y una mediana superficie comercial, tipo Mercadona, con un espacio de 1.800 metros cuadrados de área de venta al público. Ya en superficie está previsto que se levanten dos alturas, con una superficie de unos 1.200 metros cuadrados cada una de ellas que serán ocupadas por los placeros que formen parte finalmente del proyecto de modernización. Al resto se les indemnizará. El plazo de ejecución previsto es de unos dos años, según las previsiones iniciales.
El proyecto, que lleva aparejada la autogestión por parte de los comerciantes, en un modelo similar al del mercado de San José, ha convencido a los vendedores. "A algunos les ha sorprendido el planteamiento que se ha hecho, porque se trata de un proyecto de ciudad, de futuro, que da garantía, no es como invertir en bolsa", opina el representante de los vendedores, Diego Quiles, quien considera que los esfuerzos de los últimos años han merecido la pena.
La nueva construcción y el nuevo modelo de gestión permitirá a los placeros "atender lo que demanda el consumidor, nuevos horarios, nuevos servicios. Con este proyecto se presenta la oportunidad". Una próxima reunión debe determinar cuántos de los 70 vendedores participarán en el proyecto y, por tanto, la aportación económica que deberán realizar. "Se deberá decidir cuántos se quedan y cuántos metros cuadrados tendrán los puestos", señala Quiles, al tiempo que especifica que "los puestos serán más cómodos para trabajar, ahora estamos limitados. Tendrán más transparencia y se podrá incluir un obrador para la elaboración de los productos artesanales".
El proyecto del nuevo Mercado Central ha sido presentado a los vendedores y éstos disponen de un tiempo "para realizar las consultas que estimen oportunas, así como las aportaciones que entiendan que son de interés para mejorar la actuación", manifiesta Diego Quiles, quien atribuye la tradicional oposición que ha habido en los últimos años por parte de los vendedores a una iniciativa de estas características, "a la falta de una información adecuada. Sin información no se puede hablar y son los profesionales los que tienen que desarrollar las ideas. Se ha hecho y, a partir de ahí, los vendedores han decidido".

Las concesiones de los puestos acaban en 2011
El Mercado Central de Elche es un mercado de abastos municipal, estando los puestos de venta gestionados en régimen de concesión. Las concesiones concluyen en el año 2011 y este hecho sin duda ha sido decidido para el cambio de posición de muchos de los comerciantes, ya que a partir de esa fecha la Administración local ilicitana tendría libertad de decisión sin tener que plantearse siquiera indemnizaciones. Los vendedores han aprovechado la oportunidad que se les ha brindado de poder disponer de una nueva área comercial que se hará con el apoyo municipal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2018/2019

Calendario laboral 2018 en la Comunidad Valenciana

Calendario Laboral 2019 de Alicante

Aquí tienes a tu disposición todos los días festivos en Alicante, así como el calendario escolar 2019/2020.