09 de marzo de 2020
09.03.2020
La crónica

Disparados hacia el «play-off»

El Elche se sobrepone al gol inicial del Rayo y a la lesión de Jonathas y logra en Vallecas una remontada de mucho prestigio con goles de Óscar Gil, Pere Milla y Dani Escriche

08.03.2020 | 20:29
Disparados hacia el «play-off»

El equipo de Pacheta recupera su fútbol en el segundo tiempo y aprovecha la expulsión de Isi en el minuto 62.

El Elche ha presentado definitivamente su candidatura a luchar por el ascenso. Y lo ha hecho por la puerta grande. Venciendo en una escenario de prestigio como es Vallecas frente a un Rayo que tiene un presupuesto cuatro veces mayor y que acumulaba once jornadas sin conocer la derrota. Además, el conjunto de Paco Jémez solo había perdido dos partidos como local esta temporada y solo había encajado tres goles en dos ocasiones.

Por si ya no tenía pocas con seis semanas seguidas en plazas de «play-off», el conjunto franjiverde se colgó todavía más credenciales para ser un candidato temible para los rivales que quieran dar el salto a la Liga de las Estrellas remontando un partido que se le había puesto cuesta arriba durante el primer tiempo.

El equipo de Pacheta demostró que no se achica ni ante nada, ni ante nadie. El partido comenzó con mucho respeto por ambos contendientes. El Elche pudo golpear primero tras una salida de Dimitrievski fuera del área en la que golpeó el balón con la cabeza, Óscar Gil, que hizo un partido para enmarcar, le ganó en velocidad a Antonio Luna y tras internarse en el área disparo excesivamente cruzado.

Jonathas, que se tuvo retirar en el minuto 35 lesionado, es emparedado entre Catena y Mario Suárez.

En pleno toma y daca, a los 27 minutos las cosas empezaron a torcerse. Un centro sin aparente peligro de Luna pilló a Dani Calvo a contrapié y cayéndose y le dio al balón con la mano. El árbitro no tuvo dudas y decretó un claro penalti, que Mario Suárez se encargó de transformar en el 1-0, tras engañar a Edgar Badia.

Por si fuera poco, a continuación, Jonathas tuvo que dejar el terreno de juego lesionado por un «pinchazo» en la parte posterior el muslo izquierdo. Los franjiverdes quedaron aturdidos, sin su referencia ofensiva y sin capacidad para generar fútbol. El Rayo tuvo dos oportunidades por mediación de Isi, en un disparo lejano, y de Mario Suárez, en un remate de cabeza, para mandar a la lona al equipo de Pacheta. Pero no ocurrió y al descanso se llegó con el 1-0 en el marcador.

Y cuando a este Elche no lo tumbas corres el riesgo de que resucite. Así fue.

Mejoría tras el descanso

La charla de Pacheta en el vestuario tuvo sus frutos. En la segunda parte, Iván Sánchez comenzó a aparecer y se adueñó del balón en la sala de máquinas. Fidel y Escriche colaboraron desde la mediapunta metiéndose más por dentro y junto a Nino ejercieron la superioridad numérica. Todo ello provocó que Óscar Gil y Juan Cruz fueran laterales más profundos con llegada hasta la línea de fondo como el gusta al técnico burgalés. Esa fue la clave.

Josema avisó con un remate de cabeza, que salvaron entre Dimitrievski y el poste tras un saque de esquina de Fidel. En el minuto 57 llegó el empate a uno en una jugada en la que participaron los dos laterales. Fidel bajó a recoger la pelota al centro del campo, vio como Juan Cruz subía como una exhalación por su banda y le metió un buen balón para que el madrileño pusiera un centro perfecto al segundo palo, que Óscar Gil viniendo desde atrás empalmara al fondo de la red (1-1, m. 57).

La igualada dio brío a los franjiverdes que vieron como los dos golpes de mala suerte que tuvieron en el primer tiempo con el 1-0 y la lesión de Jonathas pasaron al bando vallecano. Isi fue expulsado en el minuto 62 de forma clara tras dar una patada por detrás a Fidel cuando el onubense enfilaba el área del Rayo.

Con el empate y la superioridad numérica, el encuentro se puso de cara para los ilicitanos y no lo desaprovecharon. Máxime con el regalo que le hizo Dimitrievski poco después. Juan Cruz volvió a centrar de nuevo desde la izquierda y al portero rayista, en su salto con su compañero Catena, se le escapó de forma increíble el balón y Pere Milla solo tuvo que empujar la pelota al fondo de la red (1-2, m. 67).

En ese momento el Elche ya vio ganador del encuentro. Quien estaba a punto de caer a la lona era el Rayo. Los hombres de Pacheta tocaron y tocaron desde atrás generando espacios en la defensa rival que estaba desesperada. Era el momento de sentenciar. El técnico franjiverde dio entrada a Josan para aprovechar la velocidad del crevillentino y pasó a Dani Escriche a la punta del ataque. Y todo salió a la perfección. Un balón al espacio permitió a Josan meterse hasta el área contraria y Escriche, que le acompañaba por el otro lado, recibió la pelota y estableció el (1-3, m. 78).

La afición de Vallecas comenzó a marcharse porque el partido estaba finiquitado. Pero el equipo de Paco Jémez demostró agallas y no se dio por vencido, a pesar de jugar con uno menos. En el minuto 87, el canterano Joni Montiel se sacó de la chistera un magnífico zapatazo que se coló por la escuadra sorprendiendo a Edgar Badia (2-3).

Final agónico

El árbitro dio cinco minutos de prolongación y al Elche le entró el miedo en el cuerpo. Andrés Martín, Milic, estrellando el esférico en el larguero, Juan Villar y, en última instancia, Yacine Qasmi pudieron empatar, pero el marcador ya no se movió y los tres puntos viajaron hasta la ciudad de la palmeras para hacer subir el número 46 al casillero particular de los ilicitanos.

Pacheta ya no pudo esconder al final del partido lo que es obvio. Este equipo está para luchar por el ascenso. Quedan once jornadas por delante y la situación es idílica. Hay que ir paso a paso porque en la meta hay un premio que nadie hubiera imaginado.


Sobresaliente

La reacción del equipo después de un primer tiempo desgraciado

La mayoría de equipos en un escenario como Vallecas tras ir perdiendo 1-0 en el descanso y después de perder a su delantero referencia hubiera sacado la bandera blanca de la rendición. Pero este Elche no se rinde ante nada y su reacción en la segunda parte fue espectacular con tres goles que noquearon al equipo de Paco Jémez y que le permitieron conseguir una victoria de mucho prestigio.  
 

Notable

La aportación en ataque de los laterales Óscar Gil y Juan Cruz

El conjunto de Pacheta encontró su fútbol de toque en la segunda parte y juntó muchos futbolistas por dentro. Eso provocó que los dos laterales, Óscar Gil y Juan Cruz tuvieron la oportunidad de subir su banda y los aprovecharon. El canterano incluso anotó el gol del empate y el madrileño dio dos centros que terminaron en gol y suma ya siete asistencias esta temporada. Ambos realizaron un partido muy completo. 
 
 

Necesita mejorar

El sufrimiento de los últimos minutos con el partido tan a favor

Al final, afortunadamente, no tuvo consecuencias negativas. Pero teniendo un partido controlado con el 1-3 en el minuto 86 no se puede sufrir como lo hizo el Elche en la recta final y, sobre todo, en los cinco minutos de prolongación. El 2-3 de Joni Montiel puso el miedo en el cuerpo, incluso, el equipo de Paco Jémez pudo empatar. Algo que hubiera sido imperdonable y que seguro que no le gustó nada a Pacheta.
Fidel y Manuel Sánchez serán bajas por cinco tarjetas frente al Extremadura

La victoria de ayer en Vallecas ha dejado algunos daños colaterales. De los cinco futbolistas del Elche que estaban apercibidos de sanción, Fidel y Manuel Sánchez vieron la quinta tarjeta y serán bajas el próximo domingo (18.15 horas) frente al Extremadura en el Martínez Valero. A pesar de su buen momento de forma, tanto Josan como Ramón Folch demostraron que pueden sustituirles perfectamente. Por su parte, Jonathas está pendiente de las pruebas médicas para conocer el alcance de la lesión en la zona de los isquiotibiales de su pierna izquierda. 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook