17 de febrero de 2020
17.02.2020

Una semana más en el «play-off»

La derrota contra el Zaragoza no tiene consecuencias en la clasificación para el Elche, que se mantiene en sexta posición

16.02.2020 | 20:57
Josan, Iván Sánchez, Óscar Gil y Folch felicitan el sábado a Pere Milla tras el tanto del catalán que supuso el 1-1 ante el Zaragoza.

Los dos equipos aragoneses abren distancia por arriba, mientras que la zona de descenso sigue a 11 puntos de diferencia.

Pese a caer frente al Zaragoza el sábado, el Elche se mantiene en la sexta posición de la tabla clasificatoria tras la jornada 28 en Segunda División. Por lo tanto, los franjiverdes siguen cerrando los puestos que dan derecho a disputar las eliminatorias de «play-off» de ascenso a Primera.

Los resultados de los perseguidores inmediatos permiten al Elche seguir una semana más en la zona noble de la categoría de plata, ya que ninguno de los tres equipos que podrían haberle adelantado ganaron. Numancia y Mirandés empataron (frente a Las Palmas y Albacete, respectivamente), mientras que el Fuenlabrada perdió en casa contra el Lugo. Los madrileños suman ya 10 partidos sin vencer. El conjunto ilicitano sólo perdería su posición de privilegio si el miércoles el Mirandés golea al Zaragoza en el partido aplazado que pondrá al día a los dos equipos con el resto de competidores.

Por lo que respecta a los cinco clasificados por delante de los franjiverdes, el Girona empató, por lo queda a dos puntos. Los grandes beneficiados del fin de semana fueron los dos clubes aragoneses. Ambos sumaron los tres puntos y abren brecha con el Elche. El Zaragoza queda a siete, en segunda posición y a la espera de jugar el miércoles en Anduva, mientras que el Huesca tiene seis puntos más, al reencontrarse con el triunfo contra el Almería, tras dos derrotas consecutivas.

Precisamente en ese duelo hubo traspaso de crisis en equipos con aspiraciones. El conjunto almeriense enlazó su cuarta semana sin ganar y el puesto de José María Gutiérrez como técnico ya está más que en duda, en una campaña en la que el nuevo dueño del conjunto andaluz está demostrando poca paciencia con los entrenadores.

Por su parte, el Cádiz parece no haber superado aún la zozobra vivida hace algunas jornadas. El conjunto gaditano perdió en el Ramón de Carranza frente al Málaga, aunque mantiene un colchón de seis puntos respecto al tercer clasificado, primer equipo que no asciende directo.

Buena racha cortada

Por lo que respecta al Elche, la resaca del partido frente al Zaragoza dejó una buena digestión de la derrota. Los franjiverdes cayeron contra un rival directo, al menos a día de hoy, pero lo hicieron mostrando, una vez más, una enorme capacidad de supervivencia.

Los hombres de Pacheta aguantaron el ritmo de un Zaragoza que firmó una gran primera parte. Cuando peor estaban, la excelente jugada colectiva del 1-1 evidenció la madurez de un grupo de jugadores que no bajan nunca los brazos. Los mayores lamentos llegaron por los dos tantos encajados, el primero tras una pérdida de Iván Sánchez en campo propio y el 1-2 cuando las sensaciones habían cambiado por completo y daba la impresión que el dominio pasaba a ser local.

Pese a ello, los ilicitanos supieron llegar vivos al tramo final del choque y tuvieron opciones de rescatar un punto en las dos ocasiones de Pere Milla, una repelida por el travesaño y la otra sin encontrar portería tras un centro que pasó demasiado tiempo en el aire, dando tiempo a los defensores maños a incomodar al rematador franjiverde.

La derrota del Elche corta la racha de cuatro partidos sin perder (victorias frente a Almería y Málaga, empates contra Alcorcón y Lugo) y supone también el primer tropiezo en 2020 en el Martínez Valero. Huesca, Alcorcón y Málaga no habían asaltado el coliseo ilicitano, pese a llegar todos ellos en buenos momentos de forma. El Zaragoza sí lo hizo.


Golazo Una acción de minuto y medio con 21 toques 

El tanto del Elche no sirvió para sumar puntos, pero fue uno de los mejores de la temporada. Pere Milla culminó una acción colectiva que en duró un minuto y 20 segundos, con 21 toques de jugadores diferentes. 
 
La jugada se inició en un saque de banda de Juan Cruz, pasando por las botas de Folch (4 veces), Verdú (5 veces), Óscar Gil (3 veces), Dani Calvo (3 veces), Edgar Badia y Mfulu en su fase de construcción. Pere Milla cambió el ritmo con un pase a Juan Cruz, que centró al área para el certero testarazo del catalán. Un gol para enmarcar. 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook