14 de febrero de 2020
14.02.2020

Fiscalía retira la acusación a Sepulcre por fraude y mantiene los 2 años de cárcel por falsear facturas

El fiscal considera que no existen pruebas de que el expresidente del club franjiverde se apropiara del medio millón de euros

13.02.2020 | 23:08
Sepulcre, a la entrada de la Ciudad de la Justicia en la primera sesión del juicio hace dos semanas

El empresario toma la palabra al final de la vista para reiterar que «el Elche me costó dinero».

La Fiscalía retiró ayer la acusación contra el expresidente del Elche CF, José Sepulcre, por un delito contra la Hacienda pública en el caso del supuesto pago de medio millón de euros a la empresa Welby Control en 2009 por unas obras en el estadio que nunca llegaron a realizarse. Sí mantiene los dos años de prisión por falsedad continuada de documento mercantil, ya que el propio Sepulcre reconoció durante el juicio que se habían inventado estas facturas para obtener dinero en efectivo con el pagar en B a parte de la plantilla del club. Por otra parte, el fiscal mantuvo la pena inicial de cuatro años de prisión para Serafín Ernica, el administrador de Welby Control, ya que considera probado que fue él quien sacó el dinero en efectivo de las cuentas de la empresa, por lo que considera que fue él quien defraudó Hacienda al no declarar como rendimientos del trabajo ese medio millón de euros.

El caso juzga el fraude al fisco de esta cantidad, al no haber sido declarada ni por el administrador de la empresa ni por Sepulcre, quien señaló que no se ha quedado ni un solo euro a título personal de ese dinero, y forma parte de una pieza paralela que se juzgará en la Audiencia Provincial de Alicante y en la que ambos están acusados de un delito de apropiación indebida. Tras la sesión celebrada el pasado jueves 30 de enero, en la que el empresario reconoció la invención de las facturas para pagar en B a los jugadores, ayer prestaron declaración los peritos de Hacienda que realizaron las investigaciones y la liquidación del IRPF a Sepulcre por las cantidades presuntamente cobradas y no declaradas, al considerar que el beneficiario de esos pagarés firmados por el expresidente fue el propio Sepulcre, utilizando al otro acusado como testaferro. Los peritos se reiteraron en su informe, si bien admitieron que una vez que Ernica retiró el dinero de la empresa, ese medio millón de euros a través de pagarés inferiores a 3.000 euros para no dejar rastro, no se pudo determinar su destino.

Precisamente esa falta de pruebas que determinara a dónde fue a parar fue lo que motivó que la Fiscalía retirara su acusación por delito contra la Hacienda Pública a Sepulcre, al considerar que solo se ha acreditado que el dinero cayó en manos de Serafín Ernica y éste no lo tributó. Por su parte, la abogada del Estado, en representación de Hacienda, sí mantuvo los cargos por ambos delitos para Sepulcre, al entender que fue colaborador necesario para que Ernica cometiera el fraude.

«No me he llevado nada»


Sepulcre hizo ayer uso del turno de última palabra antes de que el caso quedara visto para sentencia. Lo hizo para reiterar que «no se ha lucrado nunca con el Elche, no me he llevado nada, ni este dinero ni de ningún otro». También recordó que su cargo en la directiva, como el resto del consejo, era «sin remunerar». Señaló que no solo no ha obtenido beneficios económicos, sino que «como empresario, me ha costado dinero porque hemos ido aportando capital en momentos difíciles».

Su letrado pidió la libre absolución al entender que el delito de falsedad documental ha prescrito, ya que la denuncia de la Agencia Tributaria se inició en 2015, cuando el plazo de prescripción de este tipo de delitos es de solo tres años y se habría cometido en 2009. Lo mismo alegó el letrado de Serafín Ernica, para ambos delitos. El de fraude a Hacienda es de cuatro años, y también habría prescrito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook