31 de octubre de 2019
31.10.2019

Edu Albacar, entrenador por casualidad

El excapitán del Elche ha fundado un equipo en el Delta del Ebro y la enfermedad del técnico del equipo cadete le ha obligado a sentarse en el banquillo

30.10.2019 | 23:55
Edu Albacar dirigiendo un entrenamiento.

Asegura que le ha cogido el gusto tras tres victorias, 23 goles a favor y uno en contra.

Edu Albacar se retiró en 2017 obligado por una lesión después de 170 partidos en el Elche y 270 como profesional. Tras formarse en las categorías inferiores del Espanyol, la mayoría de su carrera la ha realizado en la provincia de Alicante. Ha vestido los colores del Novelda, el Alicante, el Hércules y el Elche, además del Alavés y Rayo Vallecano.

Sigue matando el gusanillo jugando de vez en cuando en el equipo de su localidad natal: Sant Jaume d'Enveja (Tarragona), que milita en la Tercera División catalana, pero lo que le realmente le apasiona es trabajar con el fútbol base. Tras dejar la secretaría técnica del club ilicitano a finales de 2018 decidió fundar un club en la comarca del Delta del Ebro, en la que pudieran disfrutar del fútbol niños de su pueblo y de localidades cercanas del sur de Tarragona.

Después de seis meses viendo pequeños jugadores por numerosos campos ejerciendo labores de captación, en enero de 2019 vio la luz el Futbol Formatiu Terres de L'Ebre (FFTTEE), que tiene su sede en Carmelos (Tarragona), porque cuenta con unas buenas instalaciones con campos de césped artificial, y del que Edu Albacar es el alma mater junto a un empresario de la zona. Posteriormente también se ha unido Oriol Romeu, el excanterano del FC Barcelona, que ha militado en el Valencia y el Chelsea y que actualmente juega en el Southtampton de la Premier League, cuya localidad natal, Ulldecona, está a apenas 20 kilómetros de San Jaume d'Enveja.

Más de 70 niños, de entre 7 y 19 años, forman seis equipos desde la categoría benjamín hasta juvenil, que han comenzado a competir en la presente temporada 2019-2020. El excapitán del Elche comenzó ejerciendo de director deportivo y cuando podía acudía a alguno de los entrenamientos con los niños, pero su pensamiento nunca había sido ejercer en los banquillos.

Hace apenas un mes, el entrenador del equipo cadete tuvo una enfermedad y no podía seguir realizando sus funciones de técnico. Edu Albacar se quedó sin apenas tiempo para buscar un relevo. Entonces aprovechó que cuenta con el título de nivel-2 de entrenador para dirigir al conjunto cadete.

Las cosas no han podido empezar mejor. Lleva tres encuentros al frente del equipo en los que ha sumado tres victorias, han marcado 23 goles a favor y solo han recibido uno en contra.

Albacar asegura que le ha cogido el gusto al banquillo y no descarta continuar.

Viaja desde la Playa de San Juan


El exfutbolista de Elche, Hércules, Alicante y Novelda continúa residiendo en su domicilio habitual de Playa de San Juan, donde sus hijos Edu, de 14 años, y Julia, que va a cumplir 12, están estudiando.

Los jueves coge su vehículo y se hace los 375 kilómetros que le separan de Sant Jaume d'Enveja. Entrena a los niños y los fines de semana dirige los partidos y está pendiente del resto de los equipos. Los domingos vuelve de nuevo hasta tierras alicantinas, completando todas las semanas más de 800 kilómetros.

Edu Albacar sigue disfrutando del fútbol y de su pasión, que son los niños. En principio no es su intención hacer carrera como entrenador, pero después del gusto que le ha cogido tampoco lo descarta. El próximo verano toda su familia dejará con mucha pena las tierras alicantinas y se marchará para fijar su residencia a orillas del Ebro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook