24 de octubre de 2019
24.10.2019

Dani Calvo: el oscense que nunca jugó en el Huesca

El central del Elche nació en la capital aragonesa, pero se formó en el Peñas, el otro equipo de la ciudad en el que entrenaba su padre - Siendo juvenil se marchó al Numancia

23.10.2019 | 23:30
Dani Calvo, en el entrenamiento de ayer en el anexo.

Dani Calvo (Huesca, 1 de abril, 1994) jugará el domingo ante el equipo de su ciudad. Curiosamente, a pesar de ser oscense de nacimiento, el central del Elche nunca ha militado en el conjunto de El Alcoraz. Desde muy pequeño comenzó jugando en el Club Deportivo Peñas Oscenses, el otro equipo de la capital aragonesa, del que era entrenador su padre, Ramón Calvo Val, que sí que jugó en el Huesca, además de en el Valladolid y en el Deportivo de La Coruña, en la década de los 80.

Las relaciones entre los dos clubes oscenses no era muy fluida y en edad juvenil Dani Calvo optó por marcharse al Numancia, donde formó parte del equipo soriano de División de Honor y luego pasó al filial hasta llegar al primer equipo. Tras jugar cedido en el filial del Levante regresó a Soria, donde dio el salto al fútbol profesional con el conjunto numantino con el que hace dos temporadas disputó el «play-off» de ascenso a Primera División.

En enero del año pasado recaló en el club ilicitano y el pasado verano renovó por dos temporadas más.

A pesar de no haber jugado nunca en el Huesca, el futbolista franjiverde asegura que el encuentro del domingo (18 horas), en el estadio de El Alcoraz será «especial» porque va a jugar en la ciudad en la que nació y en la grada estarán «muchos familiares y amigos». Dani Calvo comenta entre risas que no ha mandado ni a su padre, ni a nadie, a espiar al conjunto oscense y tiene claro que su familia va a querer una victoria del conjunto ilicitano. «El cuerpo técnico tiene suficiente información del rival y mi familia está tranquila en Huesca, sentiré su calor en el campo y esperó poder dedicarle un triunfo. Por su puesto que irán con el Elche», indica.

Derrota inesperada


El defensa del conjunto ilicitano asegura que en el vestuario ya han superado la «inesperada» derrota del pasado sábado frente al Sporting de Gijón. «Después del partido tan completo que hicimos contra el Girona, estábamos con toda la ilusión de ganar ya en casa de una vez. La temporada pasada mantuvimos una buena línea como local y en la actual no está siendo así. Esperamos cambiar esa situación. Ahora estamos muy ilusionados y con ganas de hacer otro buen partido a domicilio y ganar en Huesca».

En opinión de Dani Calvo, en el choque frente a los asturianos «faltó un poco de tensión y el comienzo nos penalizó mucho. En los primeros minutos nos tenemos que hacer de notar y frente al Sporting no salimos tan tensionados como en otras ocasiones, como por ejemplo frente al Rayo que estuvimos muy concentrados desde el principio hasta el final».

El defensa del Elche también recuerda la jugada del gol sportinguista en la que hubo un grave fallo defensivo y explica que ya han visto en las sesiones de vídeo la jugada. «Fue un error en cadena, un desajuste de varios jugadores tras un robo de balón. El míster ya nos ha dado las pautas para que no se vuelva a producir».

Espera la versión buena


El futbolista oscense confía en que en El Alcoraz se vea la mejor versión del Elche. «Fuera de casa estamos siendo muy competitivos y vamos a Huesca con la intención de ganar para volver a ponernos a las puertas de la zona de la clasificación que permite hacer algo bonito». En ese sentido ha señalado que sus paisanos estarán advertidos después del triunfo y la demostración que hicieron en Girona. «Ya han visto cómo somos fuera de casa y deberán tener cuidado».

Sobre el equipo de su ciudad, Dani Calvo destaca que «tiene jugadores muy interesantes que han jugado en Primera División. Es un equipo que elabora el juego, el míster nos has dicho que es de los que más pasen dan y la posesión del balón es una de sus principales armas. Debemos estar muy juntos y ordenados para intentar robar el balón lo máximo posible y tratar de hacerles daño. Salir enchufados será crucial para que no nos sometan, es un estadio pequeño, aunque el terreno de juego es grande y la afición está muy encima», advierte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook