28 de agosto de 2019
28.08.2019

Pelegrín «bendijo» a Óscar Gil justo antes del viaje a Alcorcón

El técnico del filial charló con su pupilo el pasado viernes al finalizar su rueda de prensa y ya intuía que el lateral iba a jugar

27.08.2019 | 22:23
Óscar Gil se dispone a sacar de banda durante el Alcorcón-Elche

Le trasladó su confianza y bromeó con él sobre su ausencia de tatuajes.

Óscar Gil fue la sorpresa agradable del partido del Elche en Alcorcón. Titularidad en un campo complicado y en una situación difícil, pese a las escasas hojas arrancadas en el calendario. El futbolista respondió con una buena actuación a la confianza depositada en él por Pacheta, dándole galones por decisión táctica y dejando a Tekio fuera de la lista final de convocados.

El otro «maestro» de Óscar es Sergio Pelegrín, actual técnico del filial franjiverde y uno de los futbolistas más importantes en la historia reciente del Elche, pieza clave en el equipo de los récords del ascenso a Primera en 2013. En los meses que ha trabajado a sus órdenes, el lateral ha tratado de impregnarse de la amplia experiencia como futbolista de Pelegrín, que ahora intenta trasladarla a los banquillos en el inicio de su trayectoria profesional.

Antes de jugar el sábado en Santo Domingo, Óscar Gil recibió la primera buena noticia en forma de convocatoria oficial para viajar a tierras madrileñas. Casi la misma alegría que el chaval se llevó un Pelegrín que ya manifestó sus sentimientos en la sala de prensa del estadio Martínez Valero, durante la comparecencia previa al debut de sus chicos en Liga frente al Atzeneta.

Tras la convocatoria, discípulo y maestro no podían quedarse sin despedida. Por este motivo, Óscar se acercó a la zona mixta para saludar al entrenador del Ilicitano e intercambiar unas palabras, antes de que uno pusiera rumbo a su despacho para ultimar detalles de la táctica a seguir para un duelo en Tercera y el otro subiera al autobús, camino del sueño de ser titular con la franja verde en Segunda División.

Cariño y responsabilidad


En esa breve charla de unos minutos de duración, Pelegrín felicitó a Óscar y le trasladó su confianza para el partido frente al Alcorcón, intuyendo que podría ser un hombre importante en los esquemas de Pacheta.

También hubo momento para las bromas. Pelegrín recordó a Gil la responsabilidad que supone jugar con el primer equipo y, entre risas, solo le pidió que una vez se asiente entre los mayores no se haga ningún tatuaje. El otrora central franjiverde, ejemplo de sensatez y discreción, «bendijo» a Óscar. Que sea la primera de muchas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook