22 de junio de 2019
22.06.2019

La organización del concierto de Alejandro Sanz asumirá el pago del cambio del césped

El club ilicitano también va a recibir ingresos económicos por el alquiler del estadio Martínez Valero

21.06.2019 | 22:49
Estado del terreno de juego ayer viernes por la mañana antes del concierto.

El martes comienza la renovación del terreno de juego, que no podrá ser usado antes del 20 de agosto, lo que impedirá la celebración del «Festa d'Elx».

Las labores de renovación del césped del estadio Martínez Valero comenzarán el próximo martes, una vez que se haya retirado del terreno de juego toda la infraestructura que se ha montado para el concierto de Alejandro Sanz, que tuvo lugar anoche en el coliseo ilicitano.

La empresa promotora encargada de la organización de la actuación será la que sufrage los gastos derivados del cambio del terreno de juego. Esa fue una de las condiciones que la entidad franjiverde puso para alquilar el estadio. Además, el Elche también percibirá una cantidad económica derivada del uso de las instalaciones. De hecho, durante esta semana, el control de acceso al estadio ha estado a cargo de la propia mercantil musical.

Los trabajos para poner el nuevo césped darán inicio el martes y la empresa Servi-Césped, que es la encargada del mantenimiento del terreno de juego del Martínez Valero y de los campos anexos, considera necesarias entre siete y ocho semanas para que el césped esté en perfectas condiciones para aguantar un partido. Se estima que hasta el 15 ó 20 de agosto no se va a poder utilizar.

Esta situación va a provocar que el Elche no pueda pisarlo durante la pretemporada y que el trofeo «Festa d'Elx» no se dispute en agosto y se retrase a septiembre u octubre, algo que también puede venir bien para contar con la presencia del Athletic Club de Bilbao y conmemorar el 50 aniversario de la final de la Copa de 1969.

De hecho, el club ilicitano ha solicitado a LaLiga comenzar la competición fuera de casa para no disputar su primer partido como local hasta el 24-25 de agosto para que el terreno de juego esté en perfecto estado.

Según explican los representante de Servi-Césped, lo primero que se va a hacer es levantar el campo 12 centímetros hasta llegar a la base para buscar la arena silice. Posteriormente, se igualará a través de un sistema de láser y se modificará el sistema de riego. Y por último, se sembrará con semilla y bermuda híbrida, que es una especie de grama.

Anexos


Al mismo tiempo, la empresa engargada del mantenimiento sigue trabajando en los campos anexos para que el 11 de julio esté a punto para comenzar la pretemporada. La entidad franjiverde está negociando con la empresa propietaria para asegurarse, al menos esta temporada, su utilización, tanto por parte de la primera plantilla como por el filial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook