19 de abril de 2019
19.04.2019

El pivote defensivo, la única duda

Neyder ocupara el puesto del sancionado Gonzalo Verdú y Pacheta debe decidir entre Manuel Sánchez y Karim

18.04.2019 | 22:23
Pacheta, en un entrenamiento.

Pacheta mantendrá el equipo base que tan buen resultado le ha dado en los últimos partidos de cara al choque del próximo lunes (21 horas) frente al líder Osasuna. El técnico franjiverde está obligado a realizar un cambio debido a la baja por sanción del central Gonzalo Verdú. Su puesto será ocupado por el colombiano Neyder Lozano. De hecho, ayer jueves, en la vuelta del equipo a los entrenamientos, el técnico del conjunto ilicitano probó a ambos en el mismo equipo.

La única duda radica en que si mantiene a Karim Azamoum en el pivote defensivo o vuelve a poner a Manuel Sánchez. El franco-argelino ha cumplido en los tres últimos partidos, pero el cordobés está más acostumbrado a jugar en esa posición y, cuando lo hace, Javi Flores tiene que tomar menos precauciones defensivas. En los últimos minutos del choque del pasado domingo en Albacete Manuel Sánchez salió en lugar de Karim para ayudar a mantener el empate.

Pacheta no es muy partidario de cambios cuando las cosas funcionan, pero Azamoum ha sido utilizado en ese puesto por las bajas y se ha mantenido por méritos propios. El entrenador del Elche no despejará la incógnita hasta el mismo día del partido.

Susto de Iván Sánchez


El extremo Iván Sánchez hizo saltar las alarmas por unos minutos durante la sesión de trabajo de ayer. Sufrió un encontronazo en la rodilla en una lucha por un balón con Xavi Torres y cayó al suelo con sensibles muestras de dolor. El jefe de los Servicios Médicos del Elche, el doctor César Quesada, tuvo que acudir de forma rápida y al jugador jienense le costó levantarse del césped.

Finalmente todo quedó en un susto, incluso pudo terminar el entrenamiento jugando el partidillo. Al final de la sesión, Iván Sánchez se marchó a los vestuarios sin ningún tipo de problema, pero un tanto dolorido. No debe tener problemas para estar disponible frente a Osasuna.

Lo mismo sucede con Tekio, quien arrastra unas molestias musculares y el cuerpo médico decidió que se retirase a los vestuarios un poco antes que sus compañeros.

Nacho Gil empieza a correr


Por su parte, Nacho Gil, quien sufrió una rotura fibrilar en la zona de los isquiotibiales durante el partido frente al Córdoba, ya saltó ayer al campo anexo y estuvo trabajando con los recuperadores. Al jugador valenciano todavía le queda, como mínimo, un mes para volver a jugar, aunque su evolución parece que marcha por el buen camino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook