11 de abril de 2019
11.04.2019

Iván Sánchez regresa a Albacete motivado, pero sin rencor

El extremo franjiverde tuvo que dejar la entidad manchega después de ser pieza clave en el ascenso de hace tres temporadas

11.04.2019 | 00:13
Iván Sánchez conduce un balón, durante el entrenamiento de ayer en el campo anexo.

Aira lo ponía titular en Segunda B, pero luego lo descartó.

Motivación extra sí, pero rencor no. Así se encuentra Iván Sánchez de cara a su regreso al estadio Carlos Belmonte de Albacete el próximo domingo con el Elche.

El extremo franjiverde vivió sentimientos antagónicos en la capital manchega. Llegó al conjunto albaceteño en el mercado de invierno de la temporada 2016-2017 procedente del Almería y consiguió el ascenso a Segunda División en la eliminatoria final contra el Mestalla. Sin embargo, apenas un mes después le abrieron la puerta de salida al considerar que no era válido para la categoría de plata. Una frustración que le permitió llegar cedido al Elche la campaña pasada.

Además, su caso fue un tanto extraño porque José Manuel Aira era el entrenador, lo ponía titular en la categoría de bronce y luego fue quien lo descartó. Entre tanto se produjeron cambios en la parcela deportiva del Albacete. Nico Rodríguez era el director deportivo, pero se marchó ese verano al Getafe para sustituir al exfranjiverde Ramón Planas, quien fichó por el FC Barcelona. Y, curiosamente, lo sustituyó Mauro Pérez, que era el ayudante de Planas en el conjunto madrileño.

Además, también se produjo un relevo en la presidencia tras la venta del club de José Miguel Garrido al grupo Skyline, que apostó por la entidad manchego tras no poder entrar en el Elche.

Entre medio de todos esos episodios, Jorge Cordero consigue la cesión de Iván Sánchez y el extremo jienense fue importante en el club ilicitano logrando su segundo ascenso consecutivo. Además, a sus 26 años, Iván Sánchez ha ofrecido en la entidad franjiverde un salto de calidad y una progresión en su carrera que le han permitido ser uno de los futbolistas más destacados del Elche y asentarse definitivamente en Segunda División, tras no poder hacerlo en el Almería y en el Albacete.

Cuando ayer se le preguntó al futbolista jienense si tiene una motivación extra de cara al partido del domingo (12 horas) en el Carlos Belmonte después de cómo se produjo su salida del conjunto albaceteño, comentó que «tengo motivación, pero de la buena. Viví una situación difícil, pero desde el primer momento que llegué me acogieron muy bien. Le deseo lo mejor al Albacete y ojalá pueda ascender. Nosotros, el domingo vamos a por los tres puntos y, a partir de ese partido, le deseo que le vaya muy bien», aseguró.

Iván Sánchez admitió que no se trata de un partido más para él. «Sí que es un partido especial porque, aunque sólo estuve seis meses allí, me tocó vivir una experiencia muy bonita como fue el ascenso a Segunda División. Fueron seis meses muy especiales en los que logramos un objetivo importante como s un ascenso».

Sin embargo, luego vivió el lado triste de su etapa manchega. «Fue una situación complicada. Desde que llegué en el mercado de invierno me sentí un jugador importante y tenía la confianza del entrenador (Aira). Luego se marchó el director deportivo (Nico Rodríguez) y el presidente (José Miguel Garrido) y, a partir de ahí, el técnico no contaba conmigo. Me extrañó porque lo había jugado todo y fue difícil para mí, porque quería asentarme en Segunda División después de salir del Almería».

Sin embargo, Iván Sánchez reconoció que no hay mal que por bien no venga. «Cuando el Albacete me dijo que no me quería, el Elche, y en especial Jorge Cordero, apostó por mí y es la mejor decisión que he tomado en mi vida».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook