01 de marzo de 2019
01.03.2019

La maldición de Mallorca

El Elche no ha sido capaz de lograr el triunfo en las nueve visitas que ha realizado al conjunto balear entre Segunda y Segunda B

28.02.2019 | 21:26
Los jugadores del Elche, que intentarán romper el maleficio en Mallorca, entrenando.

Los ilicitanos solo ganaron en la campaña 62-63 estando en Primera y en el estadio Son Moix han perdido sus tres encuentros.

El Elche tiene un reto importante este próximo domingo (12 horas) en Mallorca, donde solo ha sido capaz de vencer una vez en su historia en Primera División. Sin embargo, en Segunda y en Segunda B nunca ha podido ganar. Además, en el estadio de Son Moix, que fue inaugurado en 1999, los ilicitanos han perdido en las tres ocasiones que lo han visitado.

En la categoría de plata, los ocho enfrentamientos entre bermellones y franjiverdes se saldan con cuatro victorias locales, en las temporadas 1981-1982 (2-0), 1985-1986 (1-0), 2015-2016 (2-1) y 2016-2017 (1-0); y cuatro empates, en las campañas 1949-1950 (2-2), 1971-1972 (0-0), 1972-1973 (2-2) y 1982-1983 (1-1); que fue la última vez que el Elche logró puntuar en terreno balear.

El último enfrentamiento en Segunda División entre ambos equipos fue de amargo recuerdo para los ilicitanos. Fue hace dos años, el equipo franjiverde se jugaba una de sus últimas opciones de salvar la categoría y con Vicente Parras en el banquillo, que había sustituido a Alberto Toril para intentar reflotar un equipo que agonizaba, perdieron 1-0 con un gol en los últimos minutos del encuentro. Al final de la temporada, el Elche descendió y el Mallorca también terminó en Segunda B.

La temporada pasada, con ambos equipos en la categoría de bronce, los ilicitanos visitaron Palma con Acciari como técnico transitorio después de la destitución de Vicente Mir y antes de la llegada de Josico. El encuentro se saldó con triunfo mallorquín, por 2-0. Al final de la campaña, ilicitanos y baleares cumplieron su objetivo de retornar a Segunda División, unos de la mano de Vicente Moreno y otros con Pacheta en el banquillo, que sustituyó a Josico.

La única victoria del Elche en el feudo del Mallorca data de la temporada 1962-1963, con ambos equipos en Primera División. En la máxima categoría, las estadísticas tampoco son mucho mejores para los ilicitanos, porque de cinco enfrentamientos, tres terminaron con triunfo de los mallorquines, uno en empate y sólo uno con victoria franjiverde.

La mayoría de los encuentros tuvieron lugar en el vetusto estadio Luis Sitjar. En Son Moix, que fue inaugurado en 1999, el Elche ha perdido en sus tres visitas; en la 2015-2016 (1-0), en la 2016-2017 (2-1) y en la 2017-2018 (2-0).

Números que asustan


Son unos números que asustan y más sabiendo que el Mallorca era uno de los mejores equipos como local de la presente temporada, donde solo ha perdido dos partidos: contra el Albacete (1-3), en un encuentro que jugaron con diez futbolistas durante la mayor parte del envite; y frente al Málaga (1-2), en un choque en el que los bermellones terminaron ovacionados por su afición a pesar de la derrota.

Pero las estadísticas están para romperlas y el Elche tendrá la oportunidad de hacerlo este domingo.

El portero del conjunto ilicitano Edgar Badía aseguró ayer que «sabemos la fortaleza del Mallorca como local, pero nosotros estamos en un buen momento y seguimos creciendo». El meta catalán reconoció que «puntuar sería un buen resultado», pero que el objetivo es «ganar». El guardameta destacó que «estamos en el mejor momento de la temporada y capacitados para ganar a cualquier rival y en cualquier campo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook