24 de febrero de 2019
24.02.2019

La odisea busca recompensa

El interminable viaje del Elche a Lugo, donde jugará esta tarde a partir de las 18 horas, podría acabar con el equipo de Pacheta más cerca del «play-off» de ascenso que de la zona de peligro

24.02.2019 | 00:46
Nino, Manu Sánchez, Yacine e Iván Sánchez, el pasado fin de semana ante el Extremadura.

Los franjiverdes llegan al Anxo Carro sin Javi Flores, pero con Neyder.

La aventura peninsular del Elche puede acabar con premio gordo si los resultados de hoy sonríen a los de Pacheta, que buscan esta tarde (18 horas, Anxo Carro) en Lugo enlazar su segunda victoria consecutiva. En el mejor de los casos, el Elche podría terminar la jornada más cerca de los puestos de promoción de ascensos que de la zona de peligro por primera vez en toda la temporada.

El flojo ritmo de los equipos de abajo y los dos triunfos en las tres últimas jornadas de los de Pacheta han impulsado a un Elche que sólo en la undécima jornada de la presente Liga estuvo a idéntica distancia de la zona noble que de la de máxima alerta. Entonces, estaba a tres puntos de ambas. Hoy podría quedarse incluso a nueve del «play-off» de ascenso. Y lo haría al mismo tiempo en que su técnico va recuperando efectivos tras diversas lesiones que asolaron al equipo a comienzos de año.

Con Iván Sánchez ya a pleno rendimiento (ante el Extremadura reapareció con gol), con Neyder Lozano de vuelta en una convocatoria y con Borja Martínez en la recta final de su recuperación, ahora el Elche espera que sus delanteros llegados en el mercado invernal comiencen a ver puerta. El franco-marroquí Yacine Qasmi disputará esta tarde en Lugo su tercer partido como franjiverde, el segundo como titular, y Carlos Castro busca más minutos que los escasos 15 de los que gozó ante el Extremadura. Mientras, el veterano Nino hará de escudero.

Pacheta no podrá contar en Lugo con el sancionado Javi Flores, que vio el pasado fin de semana la quinta amarilla, ni con el lesionado Gonzalo Villar. El mediapunta cordobés ha aprovechado esta semana sin competir para entrenar a menor ritmo y recuperarse de unas molestias que arrastraba. Tampoco ha viajado hasta Galicia el defenestrado Jony Ñíguez, que no cuenta para el técnico burgalés y que ni siquiera fue citado al amistoso que disputó el Elche esta semana ante el Ufa ruso en las instalaciones del hotel Melià Villaitana de Benidorm que terminó con victoria ilicitana gracias a un tanto de Nacho Gil.

Para suplir en la medular a Javi Flores vuelve a ganar enteros el francés Karim Azamoum, que fue suplente ante el Extremadura después de tres jornadas saliendo de inicio ante Granada, Numancia y Oviedo.

Una particular Vuelta a España

Para la disputa del encuentro de esta tarde el Elche salió de viaje el pasado viernes en autobús hasta Madrid, donde pernoctó para entrenar ayer por la mañana en la Ciudad del Fútbol de las Rozas. Tras la última sesión preparatoria de la semana, el equipo salió a las 14 horas para Lugo, ciudad a la que llegó a última hora de la tarde y donde también hará noche hoy. Mañana lunes cogerá un avión desde Santiago de Compostela hasta Barcelona y de ahí la expedición volará hasta El Altet. Una particular Vuelta a España de la que el Elche quiere regresar con el maillot de la tranquilidad y metiendo todavía más al Lugo en la lucha por no descender a Segunda B.

Para ello, deberá conseguir enlazar su segunda victoria consecutiva del curso, algo que no consigue desde el pasado mes de octubre.

La Cifra

 
1.000 kilómetros de trayecto
 
Quien sí volverá a Elche esta noche en autobús tras el encuentro será el técnico José Rojo, Pacheta, junto al resto del cuerpo técnico con el objetivo de abaratar los costes de tan largo trayecto. El equipo, como es obvio, descansará mañana lunes y volverá al trabajo el martes con la mente ya puesta en el partido del próximo fin de semana ante el Mallorca, que empató (2-2) este viernes en su visita al Heliodoro Rodríguez López de 
Tenerife. 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook