15 de febrero de 2019
15.02.2019

Los nuevos responsables del gol

Nino, Yacine y Carlos Castro asumen los galones del ataque del Elche en el momento decisivo de la temporada después de las salidas de Sory Kaba y de Benja

14.02.2019 | 23:04
Carlos Castro, Nino y Yacine, ayer, posando para INFORMACIÓN.

El almeriense siempre cumple, el asturiano tiene experiencia y el franco-marroquí, muchas ganas.

El Elche va a afrontar el momento decisivo de la temporada con una delantera prácticamente inédita en la presente campaña. Dos de los tres atacantes de la actual plantilla (Carlos Castro y Yacine Qasmi) han llegado en el mercado de invierno, mientras que Sory Kaba, el máximo artillero de la presente Liga, con ocho dianas; y Benja, que no se había estrenado; se han marchado. El único que continúa es el eterno Nino. A sus 38 años, el futbolista sigue defendiendo con orgullo la camiseta franjiverde.

Los tres nuevos responsables de marcar los goles del Elche y ser piezas claves para conseguir la permanencia deben asumir sus galones y demostrar que mejoran lo que había. Los tres, con características y virtudes distintas, ya han demostrado su capacidad.

Con Nino no hay ninguna duda. Ha marcado goles toda su carrera y sigue haciéndolos. Algunos lo ponían en duda en la presente campaña porque en las primeras 22 jornadas solo había anotado una diana. Su rol era el de suplente y el de revulsivo, salvo raras excepciones. El propio capitán del conjunto ilicitano dijo que si no jugaba asiduamente era difícil que marcase. Y lo ha demostrado. En los últimos envites, frente al Numancia y el pasado sábado contra el Oviedo, Pacheta le dio la titularidad y respondió con dos tantos. Ya suma tres y seguro que, si tiene continuidad, como mínimo va a marcar ocho o diez goles más en lo que resta de temporada.

Carlos Castro viene de no cumplir las expectativas con el Mallorca, con el que solo ha marcado un tanto, aunque llevaba mucho tiempo sin contar para Vicente Moreno. Decidió cambiar las Islas Baleares por Elche con el propósito de reivindicarse y volver a ser el futbolista que deslumbró en el Sporting de Gijón, con el que logró un ascenso a Primera y fue un hombre importante en la máxima categoría. Tiene solo 23 años y es consciente de que no puede desaprovechar la oportunidad que le brinda la entidad franjiverde. Los que lo conocen aseguran que es un buen futbolista que tiene gol. Incluso Nino llegó a decir ayer que «es un jugador que siempre me ha gustado, que ha marcado diferencias y que es diferente a lo que tenemos». Ahora le queda demostrarlo con la camiseta del Elche.

Y el tercer componente de la nueva tripleta es Yacine Qasmi. A sus 28 años tiene por delante la oportunidad de su vida en Segunda División y ha llegado con unas ganas tremendas. Es un futbolista totalmente diferente a Nino y a Carlos Castro. Es más un «9» rematador y, al igual que sus dos nuevos compañeros, siempre ha metido goles. Esta temporada ha marcado 12 con el Melilla en Segunda División B.

Cambios inesperados

Carlos Castro y Yacine Qasmi han llegado para sustituir a Sory y a Benja, dos jugadores muy queridos por la afición y que la temporada pasada lograron el ascenso, con el catalán marcando el gol definitivo en Villarreal; y el guineano siendo el «pichichi» del Elche en la actual campaña.

Las comparaciones siempre han existido y van a existir. Si no ven puerta, las críticas van a arreciar y los pitos se dirigirán hacia el palco por haber vendido a Sory y por haber dejado marchar a Benja al Hércules, el eterno rival.

Por el contrario, si los goles llegan, la afición se olvidará del guineano y del catalán y encumbrará al asturiano y el franco-marroquí.

Como Nino también señaló ayer «en el mes de junio sabremos si se ha mejorado lo que había», aunque el capitán advierte de que «no hay tiempo para esperar que se adapten. La temporada pasa volando y las segundas vueltas en Segunda División son muy complicadas».

Lo que está claro es que tanto Carlos Castro como Yacine van a tener una espada de Damocles encima. Nino va a ser el guía para que conozcan el difícil entorno que rodea al Elche, pero defiende que «los delanteros siempre vivimos con la presión de meter goles. Es lo que se nos exige. Que puedan tener más presión, estamos en el fútbol profesional y no creo que tengan más».

La prueba del algodón comienza a partir de mañana en el crucial encuentro frente al Extremadura. Yacine debutó contra el Oviedo, pero apenas disfrutó de 12 minutos. Carlos Castro estuvo en el banquillo, pero no debutó. Ante los extremeños, el franco-marroquí apunta a titular, mientras que el asturiano, ya sin Benja en la plantilla, se presume como el primer cambio en ataque. Ha llegado el momento de la verdad y toca responder.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook