05 de febrero de 2019
05.02.2019

Anguix no acude a su citación en la Ciudad de la Justicia de Elche

El expresidente tenía que declarar en calidad de investigado por el intento de tranferir 363.000 a Eventos Petxina

05.02.2019 | 14:30
Juan Anguix llegando a la Ciudad de la Justicia de Elche en una imagen de archivo

El expresidente del Elche Juan Anguix no se ha presentado este martes en la Ciudad de la Justicia de Elche, donde estaba citado en calidad de investigado, tras la denuncia presentada por la Fiscalía por el intento fallido de transferir 363.000 euros a la mercantil Eventos Petxina, con la que tiene una relación personal y profesional, un día antes de presentar su dimisión como máximo dirigente de la entidad franjiverde, cargo que ocupó durante dos meses, desde el 28 de abril al 30 de junio de 2015.

Quien sí que ha estado presente en el juzgado para esclarecer los hechos ha sido director de la oficina de Caja Murcia, Jesús Valero Asencio; que al igual que el empresario valenciano estaba citado este martes. Ahora, Anguix volverá a ser llamado para declarar.

El 29 de julio de 2015, después del descenso administrativo de Primera División y cuando el Elche estaba en una situación económica crítica y se debatía entre la vida y la muerte con otro posible descenso a Segunda B, que hubiera llevado al club a la liquidación; Anguix ordenó al director financiero de la entidad franjiverde, José Francisco Fernández, realizar, en nombre de la entidad franjiverde, una transferencia de 363.000 euros a Eventos Petxina.


El expresidente acompañó en la mañana de ese día al empleado del club ilicitano hasta la oficina de Caja Murcia, situada en la calle Poeta Miguel Hernández, para que realizase el abono de una factura, emitida un día antes por la mercantil valenciana, en concepto del 50% de los derechos del traspaso de Jonathas de Jesús a la Real Sociedad.

Venta de Jonathas a la Real
El Elche vendió al delantero brasileño al conjunto donostiarra por 7,2 millones , pero cobró 3.608.000 porque solo tenía el 50% de los derechos federativos. Además, el club ilicitano adeudaba al futbolista más de un millón de ficha y sueldos, tuvo que abonar 1,5 millones para quedarse con ese porcentaje e, incluso, tuvo que pagar al Maga de Brasil 500.000 euros por la cesión al conjunto franjiverde. Por todo ello, la entidad franjiverde solo recibió 600.000 euros netos.

Eventos Petxina tenía un contrato con el Elche, firmado en 2011, por el entonces presidente José Sepulcre, mediante el cual la entidad franjiverde cedía el 50% de los derechos económicos derivados los traspasos que el club ilicitano realizase durante ocho años. Este acuerdo se formalizó como compensación a la aportación de 800.000 euros que la empresa con sede en Valencia, administrada por Basilio López Maeso, realizó a la entidad franjiverde en un momento en el que el Elche necesitaba una inyección económica. Además, este acuerdo sirvió para que Juan Anguix entrara a formar parte del consejo de administración.

En mayo de 2015, siendo ya el empresario valenciano presidente del club ilicitano, Eventos Petxina ya interpuso una demanda contra el Elche en la que reclamaba tres millones de euros por el traspaso del colombiano Carlos «La Roca» Sánchez, que fue vendido al Aston Villa de Inglaterra por seis millones de euros.

Posteriormente, el 29 de julio de 2015, se produjo el caso que ha sido objeto de la querella de la Fiscalía. El director financiero del club ilicitano, en cumplimiento con la orden de transferencia de 363.000 euros, firmada por Anguix, acudió a la oficina de Caja Murcia, acompañado del entonces presidente, quien se quedó, en un primer momento, en una cafetería cercana a la oficina bancaria.

Freno en Caja Murcia
Tras explicar José Francisco Fernández el motivo por el cual quería realizar el traspaso de dinero, el director de la oficina se negó a realizar el trámite sin antes llevar a cabo unas gestiones para comprobar que el empresario valenciano seguía ostentando poderes puesto que ya había trascendido el día anterior su intención de dimitir de su cargo.

Finalmente, Juan Anguix se dirigió a la oficina de Caja Murcia, donde firmó el traspaso de poderes a la junta gestora, que al día siguiente se hizo cargo de la entidad franjiverde, no llegándose a materializarse la transferencia.

Por ello, la Fiscalía considera que los hechos pueden ser constitutivos de un delito de administración desleal, en grado de tentativa, penado en el artículo 252.1 del Código Penal y que puede ser castigado con hasta 6 años de cárcel. El asunto ha sido admitido por el Juzgado de Instrucción de Elche y para aclarar los hechos se han abiertos diligencias de investigación y el 5 de febrero han sido citados para declarar Juan Anguix y José Francisco Fernández.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook