31 de enero de 2019
31.01.2019
Perfil
Carlos Castro

Un ratón del área con gol y velocidad

El nuevo delantero del Elche fue presentado ayer oficialmente y afirma que quiere recuperar su mejor nivel, el que mostró en el Sporting de Gijón

31.01.2019 | 00:37
Carlos Castro, ayer, durante su primer entrenamiento.

Fue una pieza clave para conseguir el ascenso asturiano a Primera.

Carlos Castro García (Ujo-Asturias 1-6-1995) quiere hablar en el campo y dejar atrás la mala etapa que ha tenido en los últimos meses en el Mallorca, donde llegó como el fichaje estrella de la temporada y fue perdiendo protagonismo hasta quedarse, incluso, fuera de las convocatorias.

El delantero asturiano tiene unas características distintas a Sory Kaba y a Benja y se asemeja más a Nino. Se trata de un futbolistas con calidad técnica y velocidad, con mucha movilidad en el área, que es su hábitat natural; y con definición de cara a gol, que es lo que busca la dirección deportiva franjiverde ante la falta de efectividad en las 23 jornadas de Liga.

El nuevo fichaje del Elche es uno de los futbolistas más destacados que han salido en los últimos años de la fructífera cantera de Mareo. Con apenas 19, en la temporada 2014-2015, de la mano de Abelardo, subió al primer equipo y fue una pieza importante para el ascenso del Sporting a Primera, participando en 31 encuentros y marcando nueve goles. Posteriormente, en la máxima categoría jugó un total de 50 partidos en dos temporadas y anotó nueve diana.

Su fulgurante carrera comenzó un retroceso la campaña pasada en el cuadro asturiano. A pesar del descenso a Segunda, no contó ni para Paco Herrera ni para Rubén Baraja. Aunque participó en 19 encuentros, sólo en cinco fue titular y marcó un gol. Muy poco para lo que habían sido sus registros anteriores.

Fichaje estrella del Mallorca

Esa situación le llevó a abandonar el club gijonés y convertirse en uno de los fichajes estrellas del Mallorca. Con los baleares comenzó siendo titular para Vicente Moreno, incluso anotó el tanto de la victoria en el Wanda Metropolitano frente al Rayo Majadahonda. Pero tras las primeras jornadas de Liga, poco a poco, fue perdiendo protagonismo y últimamente ni siquiera entraba en las convocatorias.

Esa situación le ha llevado a cambiar de aires y a trasladarse de tierras baleares a la ciudad de las palmeras. «Desde que el Elche contactó conmigo mostró mucho interés y confianza. Es un gran club y me han dicho que hay vestuario muy bueno y unido. Ahora quiero aportar mi grano de arena para conseguir el objetivo de la permanencia».

Carlos Castro confía en encontrar el hábitat idóneo para volver a brillar como hizo en El Molinón. «Me he encontrado una ciudad muy bonita y muy tranquila y los compañeros me han acogido muy bien desde el primer minuto. Estoy adaptándome cada vez más y espero tener minutos ya el sábado en el amistoso frente al Zenit de San Petersburgo». A pesar de que no ha jugado mucho últimamente asegura que físicamente está «bien». «No he dejado de entrenar y estoy preparado para cuando decida el entrenador».

Al nuevo delantero franjiverde le han dolido ciertos comentarios que lo acusaban de falta de implicación y un comportamiento dudoso en su última época. Por ello, pide a la afición del Elche que, antes de juzgarlo, lo vean primero. «En el mundo del fútbol se habla mucho y cuando va pasando de boca en boca es difícil cambiar esas opiniones. Pero la gente me podrá ver jugar y, luego, ellos serán los que opinen», recalcó.

Esa situación, le hacen tener una motivación extra. «Son cosas del fútbol, pero lo importante es seguir esforzándose porque seguro que las cosas volverán a llegar. Estoy con muchas ganas de demostrar, aportar al equipo y de volver a reencontrarme con ese jugador que ya se ha visto». Por eso asegura que «a todos nos gusta sentirnos valorados y sentir el cariño del club y la afición. Prometo que voy a trabajar para darlo todo y ayudar a conseguir el objetivo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook