24 de enero de 2019
24.01.2019

Pogba, el regalo de enero para el Elche

El central franco-guineano se reincorpora hoy a los entrenamientos y el club ilicitano espera dar de alta su ficha la próxima semana

24.01.2019 | 00:25
Pogba, el regalo de enero para el Elche

Chuca llega a un acuerdo para desvincularse de la entidad franjiverde, vuelve al Villarreal y permite liberar masa salarial.

Florentine Pogba se reincorporará hoy jueves a los entrenamientos del Elche y tiene muchas posibilidades de convertirse en nuevo jugador del conjunto ilicitano antes de que finalice el mercado de invierno.

El central franco-guineano regresó al país galo la semana pasada para solucionar unos problemas personales, pero ya no volvió porque la entidad franjiverde tenía muy complicado su fichaje debido a la alta tasación de LaLiga. Cuando parecía que estaba totalmente descartado, el Elche ha visto una ventana abierta y ha llegado a un acuerdo con el futbolista para que vuelva a entrenar mientras obtiene el permiso para poder dar de alta su ficha.

Pogba cuenta con el visto de bueno tanto de Pacheta como del director deportivo, Jorge Cordero. Tras varios entrenamientos y la presencia durante 45 minutos en el amistoso disputado en Crevillent, los responsables de la parcela deportiva del club ilicitano consideraron que era un buen jugador para reforzar el centro de la zaga. Posteriormente llegaron los problemas para poder inscribirlo y, ahora, en la entidad franjiverde están totalmente convencidos de que, al final, terminará vistiendo la camiseta del Elche en la segunda vuelta de la competición.

Las salidas de Zotko, que se marchó al Lleida; de Redru, quien ha firmado por el Racing de Santander; y de Chuca, que ayer quedó totalmente desvinculado del club ilicitano y va a regresar al Villarreal B; han permitido liberar masa salarial y encauzar el permiso de LaLiga para dar de alta nuevas incorporaciones.

El presidente del Elche, Diego García, está negociando con la patronal del fútbol para aumentar el límite salarial y confía en que la próxima semana puedan dar de alta a Florentine Pogba y que Pacheta tenga a disposición el central que venía demandando y la posibilidad de poder utilizar un sistema de tres centrales junto a Gonzalo Verdú y Dani Calvo.

Más fichajes

Una vez que se consiga dar de alta la licencia del franco-guineano, si sobra dinero y sale algún futbolista más -Jony Ñíguez y Francis Uzoho están en la rampa de salida- se verá la posibilidad de incorporar un delantero para reforzar el ataque.

No obstante, todo va a depender de los movimientos que se produzcan en el mercado en otros clubes que puedan abrir la puerta a atacantes que, en estos momentos, son inalcanzables para la economía del club ilicitano.

Una de las posibilidades que están sobre las mesas de la planta noble del estadio Martínez Valero es el posible regreso de Claudio Medina, que está cedido en el Mirandés y que el pasado domingo volvió a marcar frente al Racing de Santander y suma ya diez dianas.

El Elche tiene una opción para recuperar al joven atacante en el mercado de invierno, pero es una posibilidad secundaria en el caso que no salga ninguna otra alternativa.

Lastrado por las lesiones

El club ilicitano se ha encontrado con un contratiempo que no esperaba, como son las lesiones, que ha lastrado las intenciones de Pacheta y de la comisión deportiva. En poco más de un mes, el cuadro franjiverde ha perdido a cuatro jugadores titulares: Borja Martínez, Neyder Lozano, Gonzalo Villar e Iván Sánchez, que ha sido el último en caer y cuando se encontraba en un gran momento de forma.

Cordero ha intentado paliar las ausencias con la llegada de nuevos refuerzos. Para ocupar el puesto de Borja en la banda izquierda se ha dado de alta a Nacho Gil. La plaza de Neyder ha sido reemplazada con Dani Calvo, quien está mostrando buenos detalles en sus primeros partidos. Karim Azamoum, aunque tiene características distintas, ha venido para reemplazar a Gonzalo Villar. El cuarto fichaje ha sido el portero Edgar Badía, que, rápidamente, se ha hecho con la titularidad por delante de Francis Uzoho y José Juan.

Pero lo que ha sido un mazazo es la lesión de Iván Sánchez, el futbolista más desequilibrante del Elche en los últimos partidos, y que, además, ha dejado bajo mínimos la nómina de extremos ya de por sí escasa.

Solo dos jugadores de banda

Josan y Nacho Gil son los únicos futbolistas específicos para jugar en banda que quedan sanos dentro de la plantilla. Ante las bajas de Borja, que no volverá hasta abril; y de Iván, quien estará ausente hasta finales de febrero, la comisión deportiva no descarta la posibilidad de que pueda llegar un nuevo extremo en el mercado de invierno, preferentemente que pueda actuar por la izquierda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook