15 de enero de 2019
15.01.2019

El Elche defiende ante la Unión Europea que pagó unos intereses acorde a la situación del mercado

El club ilicitano argumenta en la vista oral en Luxemburgo que tenía suficientes garantías para no abonar el 11% y que la reclamación de 4,3 millones no se ajusta a la realidad

15.01.2019 | 14:32
Diego García, durante una rueda de Prensa

El Elche Club de Fútbol ha defendido esta mañana, en el Tribunal General de la Unión Europea, con sede en Luxemburgo, la nulidad de la reclamación de la Comisión Europea de 4,3 millones relacionada con el crédito de 14 millones que la Fundación del club ilicitano, con el aval del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) recibió en el año 2011.

La Unión Europea reclama a la entidad franjiverde el pago de 3,6 millones más intereses, en total unos 4,3 millones, porque considera que la ayuda recibida no contó con unos intereses acordes con la realidad económica del Elche y eso provocó una distorsión del mercado. Bruselas considera que como el club ilicitano estaba en aquel momento una situación de crisis absoluta y era "un cliente malo" el banco le tenía que haber aplicado un interés de un 11%, que era el tipo que se manejaba para sociedades con riesgos de impago, y no de un 6%, que fue el interés que pagó la entidad franjiverde. Ese diferencial, aplicado a los 14 millones del préstamos, da el resultado de los 3,6 millones que reclama la UE.

Sin embargo, el Elche, que ha sido defendido por la abogada María Segura, del bufute Clayton&Segura, junto con los letrados Jesús Morant y Javier Sempere, además del presidente, Diego García, y del consejero responsible del área jurídica del club ilicitano, Ramón Segarra; ha argumentado en su defensa que el crédito se firmó a nombre de la Fundación y no del Elche, por lo que son dos entidades jurídicas diferentes. Y además, que pagaron el 6% de intereses porque era el tipo que se movía en aquel entonces en el mercado y porque había unas garantías suficientes que aseguraban la devolución del préstamo como eran el 60% de las acciones de la entidad, que estaban pignoradas por el IVF a nombre de la Fundación; además de los terrenos pertenecientes al Elche con un estadio con un valor que ronda los 50 millones de euros.

Por todo ello, la entidad franjiverde considera que se ajustó todo a derecho y que no tiene porque pagar ese diferencial del tipo de interés que solicita la Unión Europea por valor de unos 4,3 millones.

Una vez que se ha celebrado la vista oral, como mínimo, el Tribunal General de la Unión Europea tardará tres o cuatro meses en emitir una resulución que puede ir en dos sentidos: Uno, que acepte la nulidad que solicita el Elche. En ese caso la Comisión Europea tendría que comenzar de nuevo con el expediente y el proceso se podría alargar cuatro o cinco años más. O que no acepte la nulidad y obligue al club ilicitano a pagar los 4,3 millones, lo que significaría un duro golpe para la ya de por sí fragil economía de la entidad franjiverde.

Sin apoyo del IVF
Desde el Elche se han quejado de la falta de apoyo por parte del Instituto Valenciano de Finanzas en este pleito. El presidente, Diego García, recuerda que cuando se juzgó el caso del Hércules , además de un letrado de la abogacía del Estado, también estuvieron presentes uno de la abogacía de la Generalitat y otro del IVF. Sin embargo, en el caso del club ilicitano sólo ha estado presente la representante de la abogacía del estadio y la entidad franjiverde se ha tenido que defender por su propios medios. "Creo que todos merecemos el mismo trato", ha lamentado García

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook