11 de enero de 2019
11.01.2019

El Nàstic llega al Martínez Valero en el mejor momento de la temporada

El conjunto catalán, que solo ha ganado cuatro partidos en toda la Liga, ha sumado dos victorias en las tres últimas jornadas

10.01.2019 | 23:44
Enrique Martín, entrenador del Nàstic.

Ha reforzado su plantilla en enero con cinco incorporaciones y un triunfo le situaría a sólo dos punto de los franjiverdes.

El Nástic es el colista de la clasificación de Segunda División y podría parecer que el encuentro del domingo va a ser fácil para el Elche. Pero ocurre todo lo contrario.

El conjunto catalán parecía que estaba desahuciado al descenso a Segunda B después de lograr sólo dos victorias en las primeras 18 jornadas del campeonato, pero en sus últimos dos encuentros ha sumado dos triunfos y en el último envite frente al Córdoba realizó el mejor juego de toda la temporada.

Tras perder en su feudo frente al líder Granada (0-1) afrontó dos salidas consecutivas a Mallorca (2-0) y al campo del Extremadura, donde venció (0-1). Y en el primer partido de 2019 ganó al Córdoba (1-0).

El Nàstic sigue siendo el colista con 16 puntos, pero ve el partido del Martínez Valero como una gran oportunidad para aferrarse a la permanencia. Si gana, podría superar al Córdoba (17) y se acercaría al Extremadura (20), Rayo Majadahonda (21) y Elche (21). Sin embargo, un triunfo de los franjiverde aumentaría la ventaja a ocho puntos y el conjunto de Pacheta daría un paso de gigante para alejarse de la zona de peligro.

Llegada de Enrique Martín


La llegada de Enrique Martín al banquillo tarraconense, sustituyendo a José Antonio Gordillo, no provocó la remontada esperada en un primer momento. Tras vencer el primer encuentro frente al Oviedo, posteriormente acumuló siete choque sin ganar. Pero en la últimas jornadas parece que el Nàstic ha enderezado un poco el rumbo y se agarra a sus posibilidades de permanencia como a un clavo ardiendo.

Además, la llegada de refuerzos a su plantilla también está surtiendo efecto. Primero, Martín subió del filial a Brugui, Salva Ferrer y Viti. De ellos, Salva Ferrer se ha hecho con el puesto de titular en el lateral derecho y está rindiendo a un gran nivel.

Posteriormente han fichado en el mercado de invierno al centrocampista Imanol, que ha llegado cedido de Osasuna, y al mediocentro defensivo Thioune, que estaba jugando en la Primera División de Marruecos. Además, también ha conseguido la cesión de Pipa, quien estaba entrenando en la primera plantilla del Espanyol. Este futbolista llegó para jugar de lateral diestro, pero tras el buen nivel del canterano Salva Ferrer, Enrique Martín ha optado por situarlo como extremo.

Mikel Villanueva y Berat Sadik


En los últimos días, el Nàstic ha firmado al central Mikel Villanueva, que estaba cedido en el Reus por el Málaga y, al igual que ha sucedido con el portero Edgar Badía, decidió marcharse.

Aunque no podrá jugar frente al Elche, el club catalán también tiene cerrado el fichaje del delantero macedonio con pasaporte e internacional con Finlandia Berat Sadik, que llega después de ser el máximo goleador en la Primera División de Chipre.

Incluso está intentando el fichaje de otro central y se ha fijado en el defensa del Lleida Tano y en el jugador del Aris de Salónica Fran Vélez, que se formó en la cantera del conjunto catalán. No obstante, estos dos fichajes se antojan complicado porque sus clubes piden traspaso. En el caso de Tano, la llegada del jugador del Elche Ivan Zotko podría facilitar su salida.

Por lo tanto, el conjunto de Pacheta no se puede relajar en ningún momento porque se trata de una auténtica final en la que cambiarían mucho las cosas en caso de ganar o no. Es el último partido de la primera vuelta y se entrará ya de lleno en la segunda parte de la competición en la que los márgenes de error se reducen. Los tres puntos se tienen que quedar en el Martínez Valero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook