12 de diciembre de 2018
12.12.2018

El enemigo público número uno

Iván Sánchez es el futbolista de Segunda que más faltas ha recibido tras disputar 16 encuentros en esta Liga

12.12.2018 | 00:08

Los rivales utilizan todo tipo de infracciones para frenar su capacidad de desequilibrio.

Iván Sánchez lidera la estadística de los jugadores que más faltas reciben en toda la Segunda División. El jienense está en el punto de mira de sus rivales y se ha convertido en el enemigo número uno. Nada menos que 61 infracciones han tenido que utilizar sus contrincantes para frenarlo. En el camino, todo tipo de entradas alevosas, agarrones y empujones con el fin de que no pise el área y haga un gol como el que firmó en el Nuevo Arcángel frente al Córdoba.

Precisamente, en un derribo de Cordero el pasado domingo, en el duelo frente al Sporting, el Elche tuvo a su favor el primer penalti de la temporada, que luego marró el delantero Benja. Una muestra más de que no es fácil frenarlo cuando tiene el balón en sus pies y encara al rival.

Sin duda alguna, así lo demuestran no solo las estadísticas sino la realidad visual de cada partido, Sánchez es el futbolista a marcar por su capacidad de desequilibrio. De las 260 faltas que le han hecho al Elche en los 17 primeros partidos de competición 61 ha tenido a Iván Sánchez como protagonista. Aleix Febas, del Albacete, le sigue en esa clasificación de futbolistas más castigados por sus rivales con cuatro faltas menos, 57. De esa manera, padece una media cercana a las cuatro por encuentro en los 16 en los que ha participado. El mediapunta franjiverde se perdió por lesión el duelo ante el Deportivo disputado en Riazor.

Diversas lesiones

En los partidos ante Málaga, que abandonó el campo lesionado, y frente a Alcorcón, lo derribaron en seis ocasiones. Ante el equipo alfarero, según las estadísticas de la LaLiga, recibió tres faltas en los doce minutos iniciales. También tuvo que irse del campo por un golpe en la clavícula, una dolencia que ya arrastraba desde hace unas jornadas.

Frente a la UD Las Palmas, también recibió un pisotón que obligó a que los médicos del club le arrancaran una uña del dedo gordo del pie derecho durante esa semana. «A los jugadores que actuamos en ataque nos suelen hacer más faltas. Es una estadística más. Yo lo que intento y quiero es aportar lo máximo que pueda al equipo. Tengo que seguir en esta línea y continuar mejorando. Puede ser que por mis características de ser bajito y meterme por dentro con rivales duros en defensa pueda recibir más faltas», asumía hace unas fechas el jienense tratando de quitar importancia al tema de las faltas que recibe cada partido y el peaje que debe pagar por ser un futbolista escurridizo.

Elogios al cuerpo médico

Esta persecución a la que es sometido por los jugadores rivales no le está impidiendo vivir uno de los mejores momentos de su carrera deportiva. Iván Sánchez es un futbolista importante dentro del Elche y está teniendo una regularidad en su juego que no alcanzó la pasada campaña en Segunda División B. El propio jugador admite que está en una época dulce dentro de su carrera deportiva. «Me encuentro muy bien, con mucha confianza y, físicamente, a muy buen nivel. Además, el cuerpo técnico y los compañeros están depositando mucha confianza en mí y eso se está viendo en el campo. Espero poder seguir así y continuar ayudando al equipo», apuntaba. El extremo considera como una de las claves de su buen momento el trabajo preventivo que están haciendo con él. «La temporada pasada sufría algunos problemas físicos, pero gracias a los trabajos de prevención de los recuperadores, médicos y fisios, ahora no estoy notando nada. Ellos hacen un trabajo muy bueno día a día que no se ve», concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook