16 de septiembre de 2018
16.09.2018

Mucho en juego en tres días

El Elche pone a prueba su estabilidad deportiva e institucional en el partido de hoy frente al Mallorca y en la junta de accionistas del martes. Un triunfo permitiría la tranquilidad en el entorno

16.09.2018 | 01:23
Los jugadores del Elche, durante el último entrenamiento de ayer en el campo anexo.

El consejo confía en poder llevar a cabo la ampliación de capital.

Después de una semana intensa y de locura con el histórico partido de España frente a Croacia en el Martínez Valero y el partido de Copa del Rey del pasado jueves frente al Granada, el Elche vuelve a la cruda realidad y en apenas tres días se va jugar buena parte de su estabilidad tanto a nivel deportivo como institucional.

Los franjiverdes afrontan hoy (12 horas) un partido muy importante frente al Mallorca que puede marcar el devenir en la clasificación. Todo lo que no sea una victoria dejaría a los ilicitanos en los puestos descenso y a pesar de que hasta ahora han hecho méritos para llevar más puntos, verse en la zona roja de la clasificación siempre provoca nerviosismo y tensión.

Sin embargo, una victoria aportaría cierta dosis de la tranquilidad necesaria para afrontar una larga temporada en la que el equipo se debe ir adaptando de forma progresivo a la Segunda División con una plantilla con la base de Segunda B. Además también insuflaría una dosis de moral tremenda para la confianza de los futbolistas y, sobre todo, de un entorno que siempre ha sido muy exigente, independientemente de la categoría en la que se encuentre el Elche.

Pero si en el césped del Martínez Valero se juega hoy un partido importante, apenas 48 horas después, el próximo martes, se va a disputar otro encuentro vital, en esta ocasión, en la junta extraordinaria de accionistas en la que se va a plantear a los socios una ampliación de capital de 4,5 millones (1,3+2,2).

Hacienda está esperando

El jueves día 20 se cumple el plazo para abonar a Hacienda 1,3 millones dentro de acuerdo alcanzando con la Agencia Tributaria con la que se firmó en noviembre de 2017 un documento por el cual el club ilicitano se comprometía a abonar el 20% de la deuda de 9,8 millones en dos plazos, uno en septiembre y otro en marzo. La entidad ilicitana no dispone de liquidez económica y necesita ingresos y desde el consejo consideran perentoria la ampliación.

El presidente, Diego García, anunció el pasado 30 de agosto, que había varios inversores interesados en comprar el Elche y que, para ello, debían aportar, al menos 20 millones de euros. El máximo dirigente confiaba en que «en unos diez días» se presentara una oferta en firme al Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), que tiene el derecho del 54,7% de las acciones, para llegar a un acuerdo y poder llevar adelante la ampliación de capital.

Han pasado 16 días, eso no se ha producido, quedan 48 horas para junta extraordinaria y el director general del banco del Consell, Manuel Illueca, ya anunció que se opondrían a la ampliación si antes no había un acuerdo formal y por escrito para recuperar la mayor cantidad de dinero posible de los más de 12 millones que quedan por abonar del crédito de 14 millones impagados por la entidad franjiverde.

Incluso, desde el brazo económico de la Generalitat Valenciana se ha mandado un burofax a los patronos de la Fundación Elche Club de Fútbol, que son los que tienen la potestad del voto en la junta, para que se opongan bajo la amenaza de emprender acciones judiciales. El mismo martes, a las cinco de la tarde, dos horas antes de la asamblea hay convocada una reunión de la Fundación para ver qué decisión se toma

Desde el club están intentando convencer a Illueca de que la ampliación de capital llevaría emparejada un compromiso de sindicación de títulos para que el IVF no pierda el porcentaje de su mayoría accionarial, con el compromiso de devolver el dinero una vez se produzca la entrada de un nuevo inversor.

Ante esta situación, van a ser tres días intensos y de nervios, tanto en el césped como en los despachos.

Pacheta confía en la buena línea de trabajo que están ofreciendo su jugadores para ganar al Mallorca, sumar el primer triunfo de la temporada y aportar la tranquilidad deportiva necesaria. El técnico va a apostar por los futbolistas de la Liga para vencer a los bermellones, viejos conocidos de la campaña anterior que han sumado nueve puntos en cuatro jornadas merced a tres victorias. El entrenador reservó a Nino el jueves para tratar de romper la mala racha goleadora. Xavi Torres y Zotko están lesionados y Chuca, Rodri y Redru se han quedado fuera de la convocatoria por decisión técnica.

Y en los despachos, Diego García está convencido de sacar adelante la ampliación de capital. En 72 horas habrá solución y se vislumbrará de una forma u otra el futuro deportivo e institucional del Elche. Lo primero es arropar al equipo y lograr hoy los tres puntos contra el Mallorca. El dinero y las acciones para el martes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook