15 de junio de 2018
15.06.2018
Ramón Planes

Ramón Planes, un hombre hecho a sí mismo

El catalán ejerce de adjunto de Abidal en la secretaría técnica del Barça dos años después de que Elche le hiciera salir por la puerta de atrás

14.06.2018 | 23:29
Planes, el día de su despedida, junto a García y Contreras.

Confeccionó la plantilla franjiverde en 20 días tras el descenso de Primera.

Ramón Planes ha pasado en apenas dos años de salir por la puerta de atrás del Elche a convertirse en adjunto a la secretaría técnica del FC Barcelona, que lidera Eric Abidal. Ayer se cumplieron dos años, desde aquel 14 de junio de 2016, que estaba llamada a ser la jornada en la que se iba a dar el primer paso del nuevo proyecto de club franjiverde y que se transformó en una situación dantesca. «Lo que parecía ser un día feliz, se ha convertido en uno triste para mí y todo el grupo. Mi parcela se ve afectada y me veo en la obligación de irme», señaló un emocionado Planes en la sala de Prensa.

La bomba informativa explotó a las 12.20 horas. Cuando todo el mundo esperaba la presentación de Lucas Alcaraz como nuevo técnico, aparecieron el presidente del club, Diego García, acompañado del director deportivo, Ramón Planes, y del consejero del área deportiva Juan Contreras para comunicar la marcha del catalán.

Después de un año trabajando junto al consejero Juan Contreras, sin ningún tipo de interferencias, con Juan Serrano como presidente, el técnico catalán se enteró que su segunda campaña no iba a ser igual y que desde el club, que presidía ya Diego García, el área deportiva iba a contar con otros protagonistas (Pina y Oliver estaban negociando con el club ilicitano). «Tengo que irme, es lo que siento, pero no puedo luchar con situaciones que a mí se me escapan. Es lo mejor para mí y para el Elche», confesó entre lágrimas después de que unos días antes su mujer estuviera buscando casa y colegio en Elche para sus hijas.

Con él tomó el mismo camino Contreras, como consejero encargado del área deportiva, primero, y, luego, como directivo. De esta manera, los tres pilares del éxito deportivo de la anterior campaña se vinieron abajo.

Contreras y Planes entraron en el club el 5 de agosto y el 21 tenían una plantilla para competir. Ficharon a 17 jugadores en 20 días con un Elche sin credibilidad por el descenso de Primera en los despachos y las arcas vacías. Nadie se fiaba de la entidad ilicitana y Planes asumió el reto y se jugó su prestigio en el Elche, dejando al lado su trabajo en el Tottenham Hotspur de la Premier League.

Su trabajo resultó encomiable y los más cercanos insisten en que nunca el Elche tuvo un director deportivo con ese nivel.

Tiró de agenda y de su trabajo durante muchos años para completar una plantilla que luchó hasta última hora por jugar el «play-off» de ascenso. Algún futbolista como Mandi se montó en el autobús que llevó al equipo a Ponferrada, para disputar su primer partido de Liga, sin conocer a sus nuevos compañeros. Pese a las prisas, la plantilla fue muy competitiva, ya que durante la campaña el trío Planes, Baraja y Contreras funcionó a la perfección. El Elche tenía un tesoro y lo tiró por la borda. Se cargó a su comisión deportiva, puso ahí a « Chuti» Molina y, lo demás, incluido el descenso a Segunda B, llegó por añadidura.

Nacido el 5 de noviembre de 1967 en Lleida, Planes está casado con la exgimnasta rítmica María Teresa Fuster, campeona del mundo de conjuntos en 1991 y actual responsable de Deportes del Comité Organizador de los Juegos del Mediterráneo 2018.

Como futbolista, comenzó y terminó en el Lleida y fue entrenador también del conjunto catalán. De ahí pasó al Hospitalet, equipo con el que estuvo de 1999 a 2003. Luego, trabajó dos campañas en el Racing de Primera. Después de un año en el Alavés, y otro en el Lleida recaló en el Espanyol en 2007. Ejerció primero de secretario técnico y después de director deportivo. Cesó de su cargo el 26 de mayo de 2012, junto a Mauricio Pochettino. El técnico argentino se lo llevó al Tottenham Hotspur de la Premier League, durante la temporada 2014-2015. Luego llegó su paso por Elche y Rayo Vallecano, antes de mostrar de nuevo al fútbol español en el Getafe que hay muy pocos como él en la tarea de director deportivo. De ahí que no sea extraño que el Barcelona haya depositado su confianza en él. Josep Maria Bartomeu no se ha equivocado como hizo el Elche hace dos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine