14 de junio de 2018
14.06.2018

Un alivio para la economía del Elche

La entidad franjiverde está recibiendo en el «play-off» unos ingresos extra para sus necesitadas arcas

13.06.2018 | 22:28
Aficionados haciendo colas para comprar sus entradas para el Elche-Villarreal B.

El martes abonó la nómina de mayo a la plantilla, pero tiene pendiente la de los trabajadores, que espera pagar con la taquilla del Villarreal B.

El «play-off» de ascenso a Segunda División está suponiendo un pequeño alivio económico para las deterioradas arcas del Elche. El club ilicitano está aprovechando los ingresos extra que está obteniendo procedentes de los encuentros de la promoción para ir poniendo al día las nóminas de la plantilla y el cuerpo técnico y de los auxiliares y empleados de la entidad franjiverde.

Los futbolistas recibieron el pasado martes las cantidades correspondiente al salario del mes de mayo, pero los empleados no han cobrado todavía esa nómina. En el Elche están esperando el dinero de la taquilla del partido de este próximo sábado (18.30 horas) frente al Villarreal B para pagar, como ya sucedió en el mes de abril que pagó con los ingresos obtenidos de los partidos frente al Hércules y el Mallorca, que fueron declarados como media jornada económica y los abonados tuvieron que pasar por taquilla.

En el «play-off» de ascenso, todos los aficionados, incluidos los abonados, están pagando sus entradas y se espera obtener una recaudación por los tres partidos (Real Murcia, Sporting de Gijón B y Villarreal B) que ronde los 500.000 euros.

Ingresos por televisión

A esa cantidad hay que unir los ingresos obtenidos por los derechos televisivos que van a rondar, entre los tres encuentros, unos 100.000 euros, por lo que el club ilicitano puede conseguir unos recursos derivados de la promoción de ascenso que pueden ascender a unos 600.000 euros.

Una cantidad que se antoja insuficiente para hacer frente a los pagos más perentorios antes del 30 de junio que es cuando, oficialmente, finaliza la temporada.

La entidad franjiverde tiene todavía que abonar la nómina del mes de junio a su plantilla, que ronda los 170.000 euros. Además, debe hacer frente a los salarios de mayo y junio a sus empleados, además de diferentes gastos que vencen a final de campaña. En total se estima que para los gastos más perentorios, sin contar los aplazamientos de las distintas deudas que hay contraídas, se necesitan más de 500.000 euros para poner todo al día.

La taquilla del partido frente al Villarreal B serán los últimos ingresos que reciba el Elche en lo que resta de campaña. Una vez que finalice el «play-off», en el club ilicitano no entrará más dinero, algo que preocupa al consejo de administración y, sobre todo, a los empleados, ya que la mayoría de ellos son mileuristas, y no saben todavía si percibirán sus nóminas antes de que acabe la temporada y, por lo tanto, antes de que se vayan de vacaciones.

Los dirigentes franjiverdes están convencidos de sacar la situación hacia adelante, como, con mucho esfuerzo, han conseguido hasta ahora y si, al final, no hay dinero suficiente tendrán que acudir a los accionistas de referencia, principalmente, al expresidente José Sepulcre, que es la persona física que más acciones tiene de la entidad franjiverde.

Prima por el ascenso

Junto a todos estos gastos que hay pendientes antes del 30 junio podría haber otro extra que el club estaría encantado de pagar como es la prima por ascenso que los futbolistas y el cuerpo técnico tienen estipulada en sus contratos. En ese apartado, el presupuesto del club ilicitano tiene destinada una cantidad de unos 205.000 euros, que se sumarían a esos más de 500.000 euros pendientes de pago antes del 30 de junio correspondientes a la nóminas de futbolistas, cuerpo técnico, auxiliares y fútbol base. Por lo que harían falta unos 700.000 euros.

En caso de ascenso, la situación se vería con mejores ojos, incluso se podría negociar el aplazamiento de la prima y ser abonada con los ingresos derivados de la campaña de abonos de la próxima temporada.

Siguen las colas en la taquilla

La venta de entradas para el encuentro frente al Villarreal B continúa a muy buen ritmo y ayer volvieron a repetirse las colas en las taquillas del estadio Martínez Valero, sobre todo, a primera hora de la mañana.

Si el martes, en el primer día de venta, se dispensaron 7.000 localidades, el club ilicitano informó que ayer se alcanzó la cifra de 13.000. Además, la entidad franjiverde avisa de que las butacas de las gradas de fondos y curvas están, prácticamente, completas y que ya se han empezado a vender entradas del sector del anillo de Preferencia a diez euros.

Algunos empleados del club reconocían ayer que el ritmo de venta del pasado martes nunca antes lo habían visto y que la mayoría de aficionados que están acudiendo a retirar sus localidades son abonados que se están aprovechando de la promoción que disponen de tres entradas a precio reducido.

Para intentar agilizar más y que no se produzcan colas, ayer por la tarde, además de abrir las taquillas de Fondo Sur también estuvieron operativas las de Fondo Norte.

En el club están completamente seguros de que se va a superar, con mucha diferencia, la asistencia de público de los dos primeros partidos del «play-off». Frente al Real Murcia acudieron 15.939 espectadores, de los que más de 3.000 fueron aficionados murcianistas; y contra el Sporting B, que no trajo apenas seguidores, hubo 15.524 aficionados franjiverdes.

En esta ocasión, tampoco habrá una asistencia importante de seguidores del Villarreal B y, según la experiencia del ritmo de venta de los dos partidos anteriores, se espera que el Martínez Valero reúna el sábado a unos 22.000 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine