15 de abril de 2018
15.04.2018

Nino se convierte con 362 en el jugador que más veces ha vestido la camiseta del Elche

El delantero supera al eterno capitán Miguel Quirant que tenía el récord con 361 desde 1965

15.04.2018 | 18:30
Nino es derribado por un jugador del Mallorca

Nino ha disputado frente al Mallorca su partido número 362 con Elche convirtiéndose en el jugador que más veces ha vestido la camiseta franjiverde, superando al eterno capitán Miguel Quirant, quien defendió la elástica franjiverde, con 361. Nino ha batido un récord que perduraba 52 años, desde que Quirant jugó su último encuentro en el Benito Villamarin ante el Real Betis Balompié el 12 de diciembre de 1965. El podio lo completa Tomeu Llompart, con 356 encuentro..

El goleador almeriense debutó con el Elche el 8 de noviembre de 1998. El conjunto ilicitano disputaba disputaba la undécima jornada del campeonato de Liga de la temporada 1998/99 en el Martínez Valero ante el Real Murcia. Con 3-0 en el marcador, Tolo Plaza decide darle la alternativa al alumno más aventajado del Elche B de los Marco, Benja, Israel, Raúl Ivars, Bauti o Simón. El técnico franjiverde retira del campo a Aitor Huegun, autor de dos de los goles esa tarde, y le da los últimos 10 minutos del encuentro a un joven de 18 años llamado Nino. Esa tarde empezaba la historia de la leyenda franjiverde.

Nino, que recibió su apodo deportivo como consecuencia del nombre de su padre (Bernardino), nació en una humilde familia de futbolistas ya que su hermano menor Antonio es delantero del C.D. Vera y Javi, el hermano mediano, fue portero hasta juveniles, siendo su padre y su abuelo quienes les inculcaron desde pequeños su pasión por el futbol, llevándolos a ver partidos siempre y cuando el negocio familiar se lo permitía.

Empezó su carrera como futbolista en Vera, su localidad natal, y rápidamente viajaría hasta Madrid para formar parte de las categorías inferiores del Real Madrid, donde jugaría en cadete y juveniles, coincidiendo en su equipo con Iker Casillas y bajo la atenta mirada de Vicente del Bosque, que era el responsable de las categorías inferiores del club merengue. Meses después de su salida del club madridista, Pedro Pablo Matesanz, lo firmaba para el Elche Juvenil de Juan Carlos Lezcano, donde solo tardó unas semanas en deslumbrar por su rapidez y desparpajo y dar el salto al Elche B de Paco Tarí, donde se convertiría en el jugador franquicia del filial.

En la recta final de la temporada 1997/98 José Manuel Rielo lo convocó en varias ocasiones debido a la baja por lesión de Alex Fernández, pero no sería hasta la campaña siguiente cuando Tolo Plaza le daba la oportunidad de debutar con el primer equipo. Nino, que alternó sus apariciones en el primer equipo con el filial, no desaprovechó cada una de las oportunidades que se le fueron presentando para demostrar su calidad y su facilidad goleadora, lo que provoco que finalmente José Antonio Morante Lico, secretario técnico del Elche C.F., le diera el salto definitivo al primer equipo la temporada 2000/01, convirtiéndose desde entonces en la referencia en ataque del conjunto franjiverde. De hecho, Nino no tardaría en demostrar su habilidad goleadora y en su tercera aparición con el primer equipo y tras acumular solo 55 minutos de juego anotó su primer gol como franjiverde en la victoria del Elche C.F. por 3-1 ante U.E. Figueras.

Meses después, en la disputa por el ascenso del equipo a Segunda División A, el joven delantero andaluz escribiría una de las páginas de oro de la historia contemporánea del Club. El 27 de junio de 1999 se disputaba en el Martínez Valero el partido de ida ante la U.D. Melilla de Juan Ramón López Caro. El equipo tenía ante sí la posibilidad de dejar encarado el playoff de ascenso antes de viajar en la última fecha a tierras melillenses. Se adelantaron en el marcador los melillenses con un gol de David Rico mediada la primera parte y Mariano Armentano empataba en el minuto 73 para los ilicitanos. Empezaba otro partido. Tolo Plaza hacia retirar del terreno de juego a Juanjo, otro canterano, y daba entrada a Nino para disputar la recta final del encuentro. En el minuto 93, Nino recogía un rechace dentro del área de la U.D. Melilla y anotaba el 2-1 final que ponía en ventaja al equipo para el partido de vuelta que se jugaría días después en el Álvarez Claro de la ciudad autónoma de Melilla y que terminó con victoria franjiverde 0-1 con un gol de Claudio Barragán.

Tras ocho temporadas en el club empezaron a llegar ofertas de Primera División y en verano de 2006 Nino firmaba por el Levante U.D., jugando años más tarde en el C.D. Tenerife y en C.A. Osasuna de donde llegó procedente al Elche C.F. hace dos campañas. Sus peores momentos en su exitosa y dilatada carrera los vivió en 2013 cuando sufrió una rotura de ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha cuando arrancaba la pretemporada en Tajonar con C.A. Osasuna, que lo tuvo nueve meses alejado de los terrenos de juego. Con 33 años, los médicos le dieron pocas opciones de volver a competir y Nino tenía ante sí la posibilidad de decir adiós al futbol. Pero su amor por el balón y sus ganas por seguir jugando al fútbol pudieron más y tras un gran esfuerzo y dedicación se puso a punto para volver otra vez a competir al más alto nivel. Y como el futbol en ocasiones es muy caprichoso, quiso que su reaparición fuese en el Martínez Valero el 14 de febrero de 2013 ante el Elche C.F. En verano de 2015 Nino ponía punto y final a su relación contractual con C.A. Osasuna y firmaba por el Elche C.F. empezando así su segunda etapa como franjiverde donde ha entrado en la historia del Club.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine