06 de diciembre de 2017
06.12.2017

Sabor intenso de los derbis

El exfranjiverde José Ramón dice que no hay nada más grande que un Hércules-Elche - Recuerda que desde niño vivía estos duelos y con seis años le quemaron una bandera franjiverde en el Rico Pérez

06.12.2017 | 00:15
El exjugador franjiverde José Ramón con una bandera del Elche CF.

«Mi sueño desde niño siempre fue jugar un derbi Elche-Hércules. Ni Madrid, ni Barcelona, medirse al eterno rival es muy grande, pero ganarle 4-1 es el éxtasis. Como ilicitano, el Hércules es el equipo al que quieres ganar siempre». Palabras de José Ramón García, José Ramón II, que militó durante seis campañas en el equipo franjiverde, dos de ellas en Segunda y las otras cuatro en Segunda B.

En ese período de tiempo le tocó enfrentarse al eterno rival en muchas ocasiones y «sólo con pensar en aquellos duelos se me pone la carne de gallina». Recuerda como «si fuera ahora mismo aquel 4-1 (21 de septiembre de 1991) en el que tuve la suerte de abrir el marcador. Gomis peló un balón, me llegó a mí y tras driblar a dos defensas blanquiazules batí a Falagán. Crespín, que hizo dos, y José Puche, firmaron los otros tres. Fue muy grande».

Tampoco ha borrado de su mente la derrota que sufrieron en el penúltimo encuentro de la temporada 92-93. Con esos puntos el Hércules aseguró su presencia en el play off. «Nosotros estábamos clasificados y ellos necesitaban ganar y lo hicieron. Estuve después toda la semana de mal humor. Le dimos el billete para el ascenso. ¿Si existió pasteleo en aquel partido? Siempre se ha comentado eso, pero la verdad es que yo salí a ganar y creo que todos mis compañeros también. De lo contrario yo lo hubiera hecho público. No concibo regalar puntos a nadie y menos al eterno rival», afirma de forma categórica.

Su relación con los derbis llega desde muy pequeño y tiene una experiencia que jamás olvida. «Con seis años fui con mi padre a ver un Hércules-Elche al Rico Pérez y me robaron una bandera franjiverde y me la quemaron. Años más tarde, como futbolista, comenté esta anécdota en Prensa, desde el calentamiento ya había gente gritándome y diciéndome que les diera otra bandera, que me la iban a quemar de nuevo... Son partidos muy bonitos y la pena es que no se juegue en Primera. Harían falta dos campos para dar entrada a todos».

Dice que «Rodríguez fue el jugador que más daño nos hacía. Tenía media ocasión y marcaba dos goles. En el Elche, siempre admiré a Pepe Mejías y a Benito Sánchez», dice.

Sigue habitualmente al equipo ilicitano ejerciendo de comentarista en Cope-Elche y no tiene un pronóstico para el derbi del domingo: «En este tipo de partido la clasificación no dice nada y, en este caso menos porque ambos están en horas bajas y con muchas dudas en su juego. El corazón me dice que va a ser un 0-4, pero la cabeza... lo ve muy igualado».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook