14 de agosto de 2017
14.08.2017

«Cláusula del miedo» para los canteranos que salen cedidos

Leomar, Sotoca y Alberto Rubio se van al Ontinyent de Parras y no jugarán contra los franjiverdes

14.08.2017 | 00:47

El Elche ha decidido colocar la llamada cláusula del miedo a los jugadores de la cantera que van a salir cedidos a otros equipos de Segunda División B. De esta forma, no podrán jugar los partidos frente el conjunto ilicitano.

Estos son los casos de Leomar Pinto, Sotoca, Alberto Rubio, que se marchan al Ontinyent; y de Javi Llor, que última su cesión al Levante B.

Leomar ha estado realizando la pretemporada con el primer equipo, pero el venezolano no ha terminado de convencer a Mir, a pesar de que en el club lo consideran un jugador de futuro. Ante esta situación, el extécnico franjiverde Vicente Parras ha estado atento y como lo conoce de tenerle la temporada pasada en el filial ha decidido llevárselo al Ontinyent.

Lo mismo ha ocurrido con Sotoca y Alberto Rubio. El guardameta ha estado como cuarto portero por detrás de José Juan, Guille Vallejo y Juanma Conesa. Incluso iba a tener difícil jugar en el filial por la presencia de Conesa. Ante la llamada de Parras ha aceptado la oferta, al igual que el centrocampista Alberto Rubio.

Ambos canteranos junto a Leomar ya han firmado el documento de cesión y hoy lunes está previsto que firmen su licencia con el Ontinyent y se pongan a entrenar con Parras.

Por su parte, la cesión de Javi Llor aún no es oficial, aunque las negociaciones con el Levante B están bastante adelantadas y podrían fructificar a lo largo del día.

La intención del director deportivo, Jorge Cordero, es renovar al centrocampista oriolano y luego cederle.

Cordero no quiere que en la Liga ninguno de los futbolistas que pertenecen al club ilicitano jueguen contra el Elche y, por ello, en todos los casos ha incluido la cláusula del miedo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook