18 de mayo de 2013
18.05.2013
 

El Elche, de Primera

Unos 10.000 aficionados invaden la Glorieta para celebrar el ascenso matemático del Elche CF a Primera División 25 años después. La fiesta en el Martínez Valero con los jugadores comenzará mañana a las 21 horas

18.05.2013 | 18:51

Elche es una fiesta. El Elche CF ya es matemáticamente equipo de Primera División tras el empate a un gol entre el Barcelona B y el Alcorcón.

El equipo dirigido por Fran Escribá ha confirmado su ascenso a la Liga BBVA a falta de tres jornadas para la conclusión de la competición en la Liga Adelante.

El Elche CF se ha convertido en equipo de la Liga BBVA este sábado después de que un gol de Laguardia no fuera suficiente para que el Alcorcón pasara del empate en el Mini Estadi frente al Barcelona B, por lo que los ilicitanos regresan a la élite del fútbol español 24 años después sin haber disputado el encuentro previsto para la trigésimo novena jornada en el Estadio de los Juegos Mediterráneos del Almería.

Las tablas del conjunto madrileño aseguran de forma matemática el ascenso a falta de tres jornadas. El enfrentamiento directo entre sus perseguidores (Alcorcón y Girona), hace que tampoco importe el resultado que cosechen Villarreal y Girona en El Madrigal este sábado. Los pupilos Juan Escribá cerrarán el campeonato en una de las dos primeras casillas. Evitan así disputar los 'play-off' de ascenso y agarran con fuerza un sueño que han perseguido durante todo el campeonato, y que han acariciado en las últimas jornadas.

El conjunto ilicitano regresa a la elite del fútbol español tras veinticinco años de ausencia en la categoría, en la que ha militado durante diecinueve campañas, la última de ellas la 88-89.

Los ilicitanos han sido líderes destacados desde el inicio de la competición y a partir de ahora lucharán por añadir al ascenso el título de campeón de la categoría.

Hasta las campanas de la basílica de Santa María han repicado esta tarde para celebrar un éxito deportivo que hacía 25 años que no disfrutaban los aficionados ilicitanos.

La ciudad de Elche se echó a la calle para celebrar el ascenso de su equipo. Desde que poco antes de las ocho de la tarde concluyera el partido del Alcorcón ante el Barcelona B, los aficionados ilicitanos salieron a la calle a festejarlo con bufandas y banderas, mientras que los que iban en coche hacían sonar el claxon.

La Glorieta, lugar donde tradicionalmente festeja sus éxitos el Elche, se convirtió en el centro neurálgico de las celebraciones y apenas una hora después de acabar el partido en Barcelona unas 10.000 personas, según fuentes de la Policia local, se congregaron para festejar el éxito, sin que se haya producido ningún tipo de incidente.

La fiesta en el Martínez Valero de celebración del ascenso comenzará mañana a las 21 horas. No obstante, el estadio abrirá sus puertas a las 19.30 horas para que los aficionados puedan seguir en directo el recorrido en el bus descapotable de los jugadores por la ciudad. El acceso al campo es gratuito y el club recomienda llegar antes para no crear aglomeraciones.

LA AFICIÓN TOMA LA GLORIETA

El rostro de los aficionados más 'añejos' se verá perturbado por algún sollozo. Saltarán lágrimas que condensen miles de imágenes con un punto de inicio: el 19 de abril de 1959. Con César Rodríguez de entrenador-jugador, una contundente victoria ante el Tenerife llevó a los alicantinos a probar las mieles de la élite por primera vez. Entonces la fortuna quiso que fuera por la puerta grande. En el Santiago Bernabéu, el triunfo frente al Real Valladolid (primer clasificado del grupo norte), se conquistó el primer puesto.

Después llegó en Buenavista el primer encuentro en Primera División ante el Real Oviedo. También un quinto puesto que se guarda bordado en la memoria. La primera vuelta de la temporada 1963/64 hizo soñar a los de Heriberto Herrera con el título. Se peleaba con el Barcelona. Finalmente se encuadrarían en una quinta plaza que aun hoy es la mejor clasificación de la historia del club.

Por el Altabix, bajo la presidencia de Martínez Valero, pasaron jugadores y entrenadores de la talla de Ladislao Kubala, Luis Aragonés, Di Stefano, Pirri, Iribar y una ristra interminable de nombres que han dotado de memoria al fútbol nacional. Ante sus ojos pasaría el primer derbi alicantino en la primera categoría. Lleno hasta la bandera, el feudo rojiblanco contempló el pugilato de Elche y Hércules.

Una maldita combinación entre Clemente y Arieta precedió a la imagen del batido meta Araquistain cabizbajo. El 15 de junio de 1969 el Elche salió derrotado de la final de Copa frente al Athletic Club. Fue el culmen, el momento álgido de un equipo que despidió doce años en la élite dos años después.

Se elevaría el nuevo estadio Martínez Valero para que el Elche alternara las tierras áridas de la Segunda División con los espejismos que causaban enfrentamientos con los titanes Madrid, Barcelona, Atlético o Athletic. La Romareda supone el último eslabón de la cadena, el elemento divino de ensoñación para las dos franjas. El 25 de junio de 1989 el Elche se despidió con derrota de la máxima categoría.

El desastre económico y las goleadas de escándalo acercaron al Elche al precipicio. Vino el descenso a Segunda B y el riesgo de desaparición. Múltiples tragos amargos llenos de nerviosismos que encontraron su fin definitivo en el '99. La división pérdida se recuperó para iniciar una consolidación sin cese.

Los años pasaron para llegar al siglo XXI, una época con imágenes en alta definición. Hace dos años llegó el primer envite. Los de Bordalás pelearon hasta el desaliento, pero el valor doble de los goles fuera de casa dio el ascenso al Granada. De aquella baza desacertada se llegó a la presente campaña, donde Manu Herrera --Zamora-- y Corominas han sido los ases en la manga.

El tiempo hará que se narren las hazañas de los ilicitanos en su vuelta a la élite en la segunda década del siglo. El destino decidirá lo efímero o longevo de la época; dirimirá la cantidad de tinta que los diarios gasten en un club que se gestó en la Pirotecnia Albarrach, fruto del sentimiento de apego de unos jóvenes emprendedores a su ciudad.

CONCENTRACIÓN EN ALMERÍA
El Elche ha llegado al hotel de concentración en Almería a las 18.30 horas y en él le esperaban numerosos aficionados del equipo ilicitano, muchos de ellos luciendo los gorros que regala el diario INFORMACIÓN.

Los jugadores del Elche, en el hotel de concentración en Almería, trataron de ver el partido entre el Barcelona B y el Alcorcón en sus habitaciones y en un salón, pero tuvieron bastantes problemas con el wifi.

El grupo de periodistas de Elche desplazados a Almería lo vio desde el hall del mismo hotel. A todos ellos se les había prohibido cualquier tipo de contacto con los jugadores del equipo ilicitano antes del término del encuentro del Barcelona y el Alcorcón, que finalmente acabó en tablas merced a un gol de los madrileños en el descuento. No obstante, el empate también valía y el Elche ya es equipo de Primera de manera matemática.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook