27 de julio de 2010
27.07.2010

Juli, al Rayo; Albácar, al Elche

José Bordalás ha preferido sacrificar al mediapunta de Alcoy para conseguir al lateral izquierdo que deseaba

21.07.2010 | 02:00
Juli, al Rayo; Albácar, al Elche

El trueque entre Juli y Edu Albárca es un hecho y el mediapunta de Alcoy jugará las dos próximas campañas en el Rayo Vallecano, mientras que el lateral izquierdo catalán lo hará en el Elche. Ayer se cerró la operación y José Bordalás cuenta ya en en sus filas con el defensa que deseaba, al que ya entrenó hace unas campañas en el Alicante y en Hércules. A lo largo del día de hoy se podría hacer oficial y el nuevo refuerzo franjiverde incorporarse hoy a los entrenamientos.
Sorprende que se deje marchar de esa manera a Juli, que la temporada pasada fue junto a Molina el mejor jugador de la plantilla. Además de aportar su trabajo logró seis goles y contribuyó con sus asistencias a que el pichichi de Segunda División llegará a los 26 goles.
Bordalás propuso al club hace unas semanas el fichaje de Edu Albácar, que contaba con un año más de contrato, y cuando la comisión deportiva franjiverde preguntó por el defensa tarraconense el Rayo Vallecano pidió a cambio a Samuel. El técnico ilicitano se negó en redondo a abrir la puerta al central alicantino y tras hablar con el director deportivo Francisco Martínez ofrecieron para el trueque a Juli, que acababa de ampliar su contrato por una campaña más, hasta junio de 2012.
Se valoró más la necesidad de cubrir el lateral izquierdo que lo que podía ofrecer Juli en el campo, teniendo en cuenta, siempre según la opinión de los técnicos de la entidad, que futbolistas como Xumetra, Palanca, Kike Mateo o Santos pueden hacer el papel del mediapunta del Alcoy. En suma, que no se le consideraba un jugador importante. Además, nunca hubo un buen "feeling" entre el jugador y el técnico.
A partir de ahí, se puso en marcha la operación máxime cuando el Rayo Vallecano vio con buenos ojos, sobre todo su entrenador José Ramón Sandoval, la llegada del futbolista franjiverde. El intercambio de cromos era posible y ante esta tesitura a Juli no le ha quedado más remedio que coger los bártulos e irse. No podía estar más en un sitio donde no lo querían y muy a su pesar se ha visto obligado a irse después de reconocer que aquí ha vivido una de las mejores campañas de su vida futbolística.
Juli estuvo ayer en el club por la mañana y regresó a Alcoy. A lo largo del día de hoy tiene previsto regresar para despedirse de sus compañeros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine