30 de junio de 2010
30.06.2010

Caballero, sorprendido de que el Elche busque portero sin que él se haya ido

El cancerbero franjiverde reconoce que su traspaso al Málaga está "frenado" y dice estar "tranquilo" ya que tiene contrato con el club ilicitano

30.06.2010 | 02:00
El meta argentino Willy Caballero durante un partido con el Elche.

Willy Caballero está viviendo unas vacaciones de verano especiales ya que debido al embarazo de su mujer no ha viajado a Argentina y eso le permite estar al tanto de todo lo que se habla y se escribe sobre su futuro. Reconoce que la oferta que tenía de Málaga para fichar por el equipo andaluz estaba ahí pero ha quedado "frenada" después de que la entidad de la Costa del Sol haya cambiado de propietario y de entrenador. "Estábamos hablando con el Málaga, pero con los cambios que ha habido en el club las cosas han variado. Veremos qué es lo que pasa cuando se reorganicen, siempre que el nuevo entrenador siga pretendiendo mis servicios como lo hizo antes Muñiz".
De todas formas, el meta franjiverde señala que "no estoy ni intranquilo, ni tampoco nervioso porque tengo contrato con el Elche y eso me da tranquilidad. Si llega algo mejor será bueno, pero si no es así aquí estoy muy contento".
Entiende que el club ilicitano se quiera ahorrar los 400.000 euros que cobra anualmente. "No sé cuanto valgo ni lo que deben pagar por mí, pero si tengo que salir de aquí me gustaría que el Elche saliera beneficiado. Igual entienden que mi ficha es muy alta y lo comprendo", dice.
Con respecto a que el Elche haya sondeado el mercado antes de que él rescinda su contrato y se marche a otro club, Caballero ha dicho que "me ha sorprendido, pero se ha hablado tanto de mi marcha que es normal que se hayan interesado por otros porteros", indicó.
"Parece que el club tiene varios nombres en cartera, pero falta lo fundamental y eso pasa por que yo me vaya", concluye.
Willy Caballero, tal y como reconoció, tenía ofertas del Almería y Málaga, aunque posteriormente se ha interesado por sus servicios el Villarreal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook