19 de junio de 2010
19.06.2010
40 Años

El técnico quiere que Molina sea el "Pichichi"

18.06.2010 | 02:00
El técnico quiere que Molina sea el "Pichichi"

­José Bordalás, técnico del Elche, compareció ayer en rueda de Prensa en el estadio Martínez Valero y trató de pasar de puntillas sobre aquellos asuntos que tienen que ver con la plantilla y la rebelión que contra él ha existido dentro del vestuario. El hecho de que Tena, Paco Esteban y Martí Crespí se quedaran fuera de la lista de convocados para viajar a Tarragona fue «una decisión técnica» y no un acto de represalia, según Bordalás.
Cuando se le preguntó por las declaraciones realizadas por el capitán, Willy Caballero, en las que afirmaba que «estuvimos aguantando todo el año y al final explotamos», el preparador franjiverde respondió con un: «no tengo nada que decir al respecto».
En ningún momento, Bordalás se dio por aludido y explicó que «el cuerpo técnico ha tenido un gran comportamiento hacia la plantilla y se les ha tratado con el máximo respeto. Además, tiene que ser recíproco porque el campeonato no ha sido mérito sólo de los jugadores, si no absolutamente de todos. De una afición que ha estado apoyando, de unos dirigentes que han estado encima del equipo y, evidentemente, de los técnicos, que aportamos nuestro granito de arena para que las cosas funcionaran bien».
Seguidamente añadió lo siguiente: «En los comentarios de Willy estoy muy de acuerdo en que han habido muchas tensiones, pero no referentes a futbolistas y cuerpo técnico. Todos sabemos que desde principio de campeonato aquí ocurrió de todo. Desde un cese de un entrenador, luego se apartó a un jugador del equipo –Jandro– a continuación se dieron bajas en el mercado de invierno... La verdad es que ha sido un año muy movidito y por eso tiene más mérito el campeonato que ha hecho el equipo».
El técnico alicantino insistió en que «mi comportamiento siempre ha sido ejemplar con la plantilla. Puede sonar mal, pero es la realidad. Siempre he tratado de ayudarles a todos. Soy un entrenador, una persona exigente, rigurosa, me gusta la disciplina y exigir al máximo porque creo que es el camino para dar el máximo rendimiento. Los jugadores, al final, acaban agradeciéndolo porque su rendimiento mejora y son mejores futbolistas. En ese sentido estoy satisfecho porque un porcentaje altísimo de los que he dirigido y entrenado tiene un concepto muy bueno de mí».

Sevillano
Con relación a la marcha de Domingo Sevillano como asesor de Juan Carlos Ramírez, Bordalás no quiso entrar a valorar si venía provocada por el hecho de que representa a muchos jugadores y pudiera estar detrás de la rebelión que existió hace dos semanas en el vestuario contra él. «No sé si es así o no. En ese aspecto no puedo opinar», dijo.
El técnico comentó que «mientras que Domingo ha estado aquí ha tratado de hacer bien al Elche. A partir de ahora no sé lo que ocurrirá. Mi relación con él siempre ha sido buena».
Lo que está claro es que la marcha de Sevillano deja en sus manos la posibilidad de hacer la plantilla de la próxima campaña. «Yo no quiero ningún protagonismo, lo único que quiero es que se haga un gran equipo. El hecho de que no esté una persona no quiere decir que la plantilla sea inferior», dijo antes de reconocer que «sabemos que van a existir muchas incorporaciones por diversos motivos y eso lo sabe el club, el presidente, Juan Carlos Ramírez y lo sabemos los técnicos. Lo único que queremos es que se configure un buen plantel para el año que viene intentar hacer una campaña», añadió el técnico.
Ante ello, Bordalás finalizó diciendo que el objetivo propuesto «no es fácil, pero vamos intentarlo. Al club le hubiera gustado que continuaran la mayoría de jugadores de la plantilla, pero a veces no puede ser así porque por encima de todo están los intereses de la entidad».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook