16 de junio de 2010
16.06.2010

Ramírez dice que hará una plantilla para ascender y que puede volar solo sin Sevillano

El consejero delegado del Elche no se atreve a confirmar la continuidad en el equipo del goleador Jorge Molina

16.06.2010 | 02:00

Juan Carlos Ramírez, consejero delegado del Elche, afrontó ayer dos de los asuntos más candentes de la actualidad del club en las últimas semanas. Por una parte, el hecho de que la guerra abierta entre Bordalás y la plantilla provoque la marcha de muchos futbolistas, y por la otra, el adiós de su asesor, Domingo Sevillano, por sus discrepancias con el técnico alicantino.
Ramírez quiso dejar claro a la afición franjiverde que "vamos a hacer un equipo cuya única meta va a ser subir a Primera División. Es lo único que tengo claro". El hecho de que la actual plantilla puede quedar desmantelada después de realizar una gran campaña no le preocupaba "porque vamos a poner toda la carne en el asador para que los jugadores que tengamos dentro del grupo inicien la temporada con esa idea de ascender", proclamó.
Lo que no quiso confirmar el consejero delegado franjiverde es si Molina va a seguir la próxima temporada. "Ahora no puedo confirmar nada. Todo depende del jugador ya que si un futbolista se quiere marchar es muy difícil poder retenerlo", dijo.
De todas maneras, sí anunció que en el caso de que el máximo goleador se fuera "haremos todo lo posible por buscar un recambio, si es necesario, que pueda venir bien al equipo, y confiar otra vez en hacer una temporada buenísima y en estar peleando por subir a Primera".
Seguidamente, Ramírez señaló que "Molina es un jugador más, el club no se quiere desprender de él. Es lo único que puedo decir en estos momentos".

Adiós a su asesor
En cuanto a la salida de la entidad de su consejero, Ramírez confirmó que "Domingo Sevillano no seguirá el año que viene tan cerca del Elche como lo ha estado hasta ahora". A su juicio "hay etapas en la vida que empiezan y terminan" y considera que "es bueno para la institución seguir en este nuevo modelo" donde la próxima plantilla será configurada por el propio técnico, José Bordalás, además de por Francisco Martínez y el propio consejero delegado.
El dirigente franjiverde sí quiso agradecer a Sevillano todo el apoyo que "me ha podido dar a mí y al propio Elche. No hay más. Pienso que he ido cogiendo experiencia y ahora ya puedo volar sin un asesor".
Posteriormente, reconoció que "pudieron haber discrepancias entre Bordalás y él en momentos puntuales, pero respetó la opinión de uno y otro. El técnico tiene toda la confianza para hacer el trabajo de cara al año que viene y así se le renovó un año".
Pese a la marcha de Sevillano, lo que no va a variar es el interés por jugadores como Lillo, Arturo y Fran Amado, que son representados por el hasta ahora asesor deportivo personal de Ramírez. "Son jugadores jóvenes y con proyección, en el caso de Lillo y Arturo, y están comprometidos con el Elche para el año que viene. No vamos a prescindir de ellos, aunque Sevillano ya no esté con nosotros. A partir de ahora defenderá los interés de sus representados y nosotros los del Elche, pero no puedo olvidar que gracias a él tenemos a Molina, que es un activo del club", añadió Ramírez.
Acerca de la continuidadd o no de Tena y Raúl Fuster, Ramírez explicó que los técnicos "harán un informe de la plantilla y actuaremos en consecuencia. Si consideramos que no deben seguir hablaremos con sus representantes y buscaremos la mejor salida para todos", concluyó.
Domingo Sevillano confesó ayer a este periódico que "sigo siendo amigo de Juan Carlos Ramírez, pero he preferido apartarme un poco del Elche y que sean otros los que lleven la responsabilidad de hacer el equipo".
"De todas formas, todos los fichajes que se hicieron tuvieron el visto bueno de Jesús de Huerta y Bordalás. Yo daba mi opinión y era un más", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook