13 de junio de 2010
13.06.2010

Bordalás quiere pasar página tras una polémica semana

El técnico ha restado importancia a los sucedido y ha asegurado que "no habrá represalias" de cara al futuro

11.06.2010 | 17:01

informacion.es

Pepe Bordalás, entrenador del Elche, ha reconocido hoy que la semana previa al penúltimo partido de liga, contra el Nàstic de Tarragona, no ha sido fácil, aunque ha restado importancia a lo sucedido y ha asegurado que "no habrá represalias" de cara al futuro.

El malestar del plantel ilicitano con Bordalás, por sus declaraciones tras el partido contra Las Palmas (2-1), y el "rifirrafe" del técnico con Martí Crespí motivaron una reunión de la plantilla con el consejero delegado del club, Juan Carlos Ramírez, a quien expresaron su discrepancias con el entrenador.

"La semana ha sido sorprendente y algo dura, pero estos pequeños acontecimientos no van a empañar la buena temporada que se ha hecho. Lo que ha pasado esta semana no tiene mucho sentido", ha dicho Pepe Bordalás hoy en rueda de prensa.

"Me sorprendió que los jugadores se reunieran con Ramírez, porque tengo la conciencia tranquila. Siempre he defendido a mis jugadores, pero cuando las cosas no se han hecho bien las hemos hablado para tratar de mejorar. Estoy orgulloso del trabajo que han hecho los jugadores", ha añadido.

Según Bordalás, "Martí Crespí me pidió disculpas y todo está olvidado; no soy rencoroso y no habrá represalias. Siempre he hecho las cosas por el bien del Elche. No habrá heridas abiertas de cara a la próxima temporada, porque yo también me he equivocado y lo reconozco".

"¿Qué si me siento respaldado?. Siempre me he sentido respaldado, respetado y valorado en el Elche, tanto por la directiva como por la afición, y nunca he tenido dudas en ese sentido", ha continuado.

El técnico ilicitano ha asegurado que lo peor de todo lo que ha sucedido esta la semana es que "no se ha hablado del partido en Tarragona y eso no es bueno. Lo que más me preocupa es el presente y eso pasa por el partido del domingo, ya que la liga no está acabada".

El entrenador alicantino, pese a que su equipo se despidió del ascenso tras la derrota de la semana pasada, contra el Murcia (1-2), se ha marcado como objetivo "dejar el nombre del Elche lo más arriba posible".

"Espero que sumemos más de los 60 puntos que llevamos ahora. Esta ha sido una campaña excelente a todos los niveles, en parte gracias a la unión de la plantilla, técnicos, directivos y afición", ha añadido.

Con respecto al próximo rival, el Nàstic de Tarragona, Bordalás ha dicho que "les he dicho a mis jugadores que es un equipo que se dejó llevar hace un par de meses porque pensaba que tenía amarrada la permanencia, pero no es así, lo que demuestra lo complicado y traicionero que es el fútbol".

"La igualdad y la dificultad que hay en esta categoría da más mérito a la temporada que hemos hecho entre todos", ha apuntado el técnico ilicitano, quien asegura estar "muy motivado" para afrontar los dos partidos que quedan de liga, "porque siempre lo doy todo y lo voy a seguir haciendo".

Bordalás, que recupera a Julián Cerdá 'Juli', ha asegurado que, con respecto a los lesionados, Saúl Fernández y Fernando Usero, no los va a forzar, mientras que Ximo Navarro "está entre algodones, porque tiene molestias en la parte exterior del pie; mañana le haremos una prueba".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook