08 de junio de 2010
08.06.2010

Esteban paga los platos rotos

El mediapunta vio el partido ante el Murcia en el banquillo y ni siquiera salió a calentar, a pesar de que había muchas bajas

08.06.2010 | 02:00
Paco Esteban viendo a su equipo desde el banquillo local del estadio Martínez Valero.

El mediapunta del Elche Paco Esteban pagó los platos rotos de la derrota en Las Palmas. El pasado sábado ante el Real Murcia ni siquiera tuvo la oportunidad de calentar por la banda, a pesar de que había muchas bajas y de que José Bordalás tuvo que llamar para completar la convocatoria a los jugadores del filial Obele y Paños. Además, ambos futbolistas de la cantera disfrutaron de unos minutos y al andaluz le tocó ver el partido sentado en el banquillo. "El técnico dijo tras el partido que Obele salió para controlar el juego aéreo y que con Paños se quería controlar el centro del campo. Por tanto, no tengo que darle más vueltas al asunto", confesaba ayer antes de afirmar que "lo que está claro es que está trabajando bien Javi Paños, lo está haciendo Obele, pero también Paco Esteban. Soy un hombre que me visto por los pies y acabaré marchándome con la cabeza bien alta y mirando a todo el mundo de frente. Soy honrado y sólo me cabe trabajar y esperar mi oportunidad".
De todas formas, el sábado lo pasó mal al ver que no se contaba para nada con él. "Es duro lo del partido ante el Murcia, porque entendía que iba a jugar. Hasta mi padre había venido a verme pensando que iba a ser titular. Pero el técnico es el que decide y ahora le gustan más otros jugadores que yo. Hay que aceptarlo así".
Paco Esteban llegó en el mercado de invierno y cuando ha tenido oportunidad de jugar lo ha hecho bien. De hecho, siempre que ha salido de titular el Elche ha ganado y así lo recuerda: "He jugado en tres partidos más de 45 minutos, ante Real Sociedad, Real Unión y Castellón, y se ganaron los tres. Se me fichó con el cartel de ser un jugador bueno, bonito y barato y he salido bueno, bonito y barato. He cumplido".
El futbolista malagueño confiesa que "soy una persona al que no le gusta ser neutral. Cuando pienso las cosas las suelo decir y ahora no voy a cambiar" cuando se le pregunta si le ha podido pasar factura el hecho de que tras la derrota ante la UD Las Palmas dijera lo que pensaba en el vestuario sobre las declaraciones del técnico (al finalizar dicho duelo en el estadio de Gran Canaria, Bordalás dijo que el equipo no había estado a la altura) y por el hecho de que se le recriminara sentarse en el banquillo después de estar toda la segunda parte calentando en la banda, cuando los canarios marcaron el 4-1 y el reloj ya señalaba el minuto 90.
"Hemos muerto en la orilla, pero al menos durante mucho tiempo hemos tenido un sueño. El equipo lo ha dado todo en el campo y al final otras escuadras han sido más certeras que nosotros. Aguantamos hasta la jornada 40, luchando por algo bonito y ahora no nos queda otra que acabar la Liga lo más dignamente posible", afirma, tras consumarse que el Elche se ha quedado en esta jornada sin posibilidades matemáticas de luchar por el ascenso.

"Gente trabajadora"
No esconde que "el del sábado fue uno de los peores partidos de la temporada. Lo de Las Palmas fue un palo y sicológicamente no afrontamos bien el partido ante el Murcia. Ellos tuvieron más intensidad y fueron mejores. Creíamos poder ganar antes de saltar al campo pero luego no fue así. Hemos ido siempre al límite, perdías un partido y parecía que todo se iba abajo, pero volvías a engancharte. Así hasta que no ha podido ser".
Paco Esteban elogiaba el trabajo de sus compañeros a lo largo de toda la temporada:"Esta plantilla ha sido toda la temporada un grupo de gente trabajadora y honrada, que lo ha dado todo en el campo. La semana pasada resultó muy complicada por los rumores de fichajes y por el hecho de que se dijo que no habíamos dado la talla, pero sabemos que esto es fútbol y cuando llegan estas fechas hay que saber asimilarlo todo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine