23 de julio de 2020
23.07.2020
Información
Crisis del coronavirus

Una empresa de Fraga fabrica ya las jeringuillas para la vacuna de Oxford

Becton Dickinson suministrará unos 65 millones de unidades y agujas a Reino Unido

23.07.2020 | 15:11
Planta de Becton Dickinson, en Fraga.

La planta de la compañía Becton Dickinson en Fraga es la encargada de fabricar las jeringas y agujas con las que el Gobierno de Reino Unido suministrará la vacuna que desarrolla en la actualidad de la mano de la Universidad de Oxford.

Esta empresa, una de las principales proveedoras de material sanitario a nivel internacional, elabora el dispositivo médico elegido por el Gobierno británico, que recibe el nombre de Flu+. La cantidad solicitada alcanza los 65 millones de unidades y el plazo de entrega se da para el próximo mes de septiembre.

Es un dispositivo diseñado concretamente para la vacunación. Su especificidad logra que se reduzca al máximo el espacio muerto, es decir, evita la pérdida de vacuna en cada extracción. Por lo tanto, posibilita la vacunación de más personas con la misma cantidad que contiene el vial. Dicho espacio muerto se minimiza en las jeringas y consigue evitar pérdidas de hasta el 15% de la dosis. Lo que se traduce en que se logrará vacunar a un 15% más de población con la misma cantidad de fármaco.

En el caso de España, estos dispositivos podrían llegar a ahorrar 105 millones de euros, variables según el precio final de la vacuna del Covid-19.

Según fuentes de la compañía Becton Dickinson, la jeringa Flu+ presenta más ventajas, ya que no necesita la conexión de la aguja con la jeringa en las extracciones y suministros, al tener la cánula integrada. Por lo que supone mayor facilidad, rapidez y eficiencia en el proceso, así como una menor manipulación.

Este dispositivo ya fue el elegido hace unos años para la vacunación de la H1N1 –el virus H1N1 o gripe porcina– en Europa y es el escogido por organizaciones como Unicef, GAVI o Fundación Gates para sus campañas de vacunación.

Otros gobiernos están en proceso de garantizar el suministro de este dispositivo para sus campañas de vacunación del covid-19. A los 65 millones que ha encargado Reino Unido puede que se sumen mayores cantidades, que prolonguen la capacidad de suministro de la planta de Fraga hasta plazos de incluso años. De esta manera, este país asegura el suministro de jeringas y agujas para administrar la vacuna una vez esté lista. Se espera su disposición a finales de este año o principios del 2021 y se comercializará a través de la firma farmacéutica AstraZeneca.

Becton Dickinson, empresa que es líder entre los fabricantes y suministradores mundiales de jeringas y agujas, realiza la elaboración de este tipo de dispositivos médicos, cuya demanda se prevé que aumente, lo que puede generar problemas de suministro en torno a dicho material si se produjera un aluvión de solicitudes desde otros gobiernos.

Esta empresa, con sede en Fraga desde el año 1986, dio cuenta del impacto de la crisis sanitaria internacional de coronavirus a través del incremento de su producción. La continua suma de pacientes en los centros hospitalarios, entre marzo y abril, supuso que también aumentara la demanda de sus servicios.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook