19 de julio de 2020
19.07.2020
Información

BBVA simplifica en España el traslado de cuentas desde otro banco en un proceso 100 % online

La herramienta digital «Cambio de banco» también contempla opciones como la domiciliación de recibos o el cierre de una cuenta antigua sin ir a la oficina

19.07.2020 | 04:15
BBVA permite realizar cada vez más operaciones bancarias sin tener que ir a la oficina.

BBVA avanza en los servicios digitales que ofrece a sus clientes en España y se convierte en la primera entidad financiera en ofrecer la posibilidad de trasladar las cuentas que un cliente tenga en otro banco a través de un sencillo proceso 100 % online, que en la mayoría de los casos no requiere realizar gestiones adicionales.

La herramienta digital «Cambio de banco» contempla opciones relacionadas con el traslado de cuentas, como la domiciliación de ingresos, de recibos y también el de cierre de su antigua cuenta, en un proceso ágil, que no requiere acudir a la oficina de BBVA ni de su anterior banco.

Los clientes de BBVA en España pueden realizar la práctica totalidad de sus gestiones a través de los canales digitales. Ahora, los nuevos clientes y también aquellos que tengan cuentas abiertas en otras entidades y quieran cambiar ingresos o gastos a su cuenta de BBVA, podrán disfrutar del servicio digital «Cambio de banco», disponible en la web y la app de la entidad financiera.

Esta herramienta es una de las mejoras de este servicio, lanzado por el banco a principios de 2019 bajo el nombre de «servicio mudanza». Desde entonces, y a través de diferentes actualizaciones, los equipos de desarrollo digital de BBVA en España han ido testando y lanzando mejoras en los procesos, hasta disponer de esta solución 100 % digital, que tampoco requiere ninguna gestión adicional en el banco de origen del cliente.

El servicio «Cambio de banco» reúne, en un único punto, todas las opciones que un particular puede plantearse a la hora de cambiarse de banco. Es el cliente quien decide qué cambios le interesa realizar y cuándo quiere hacerlo.

Al usuario se le presentan varias opciones disponibles. La más completa consiste en cambiar a la cuenta de BBVA todas las transferencias periódicas, los ingresos recurrentes (como domiciliación de nómina o pensión) y también los recibos habituales. Además, se ofrece la posibilidad de trasladar todo el saldo desde la cuenta de otro banco y cerrar la antigua cuenta.

Una vez tomada la decisión, y con el consentimiento del cliente, es BBVA quien se pone en contacto con los pagadores, en el caso de los ingresos, los emisores de los recibos (agua, luz, gas, Internet, colegios, etc.), así como con la otra entidad financiera, sin que el usuario deba realizar gestiones adicionales en la mayoría de los casos.

 

Un único punto para todas las cuentas

 

Es habitual que las personas tengan posiciones en más de una entidad financiera. En el caso de que el nuevo cliente de BBVA no quiera cerrar su anterior cuenta en otra entidad, también es posible añadirla al agregador financiero y así tener una foto más real del estado de sus finanzas, sin salir de la app de BBVA. En la actualidad, casi 200.000 clientes del banco en España utilizan el agregador financiero.

Esta herramienta también está unida a BBVA Bconomy, que analiza los ingresos y los gastos de los usuarios con el objetivo de realizar un diagnóstico de la salud financiera del cliente y obtener una visión completa de las finanzas. Esta herramienta es muy útil, ya que permite además ver cuáles son los movimientos previstos para el mes en curso y el siguiente, lo que puede facilitarle la planificación de sus finanzas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook