17 de junio de 2020
17.06.2020
Información

El sector de las reformas movió 4.500 millones en 2019 en la Comunidad Valenciana

La patronal Andimac estima que el parque de viviendas autonómico envejece a más del 3% anual y reclama extender hasta el 31 de agosto el plazo para solicitar las ayudas del Plan Renhata

17.06.2020 | 11:27
Imagen de archivo de una reforma en una vivienda.

La patronal de la reforma, Andimac, confía en que el Plan Renhata rejuvenezca el parque de viviendas de la Comunidad Valenciana, que actualmente envejece a un ritmo del 3,1% anual. Y es que, según cálculos de Arthursen -el servicio de estudios de la asociación-, el 82% de los más de 3 millones de inmuebles de la Comunidad tiene más de 18 años.

Ahora bien, Andimac considera que el plazo para solicitar los hasta 12.000 euros en ayudas que concederá la Generalitat a los hogares que deseen acometer algún tipo de reforma debería ampliarse hasta el 31 de agosto, aun siendo consciente de los tiempos administrativos, pues apenas se dispone de un mes práctico, hasta el 17 de julio, segñun una nota infromativa de la patronal.

Estos tiempos tan ajustados pueden dificultar la toma de decisiones en este momento e impedir que muchas familias puedan acceder a estos fondos, cuyo montante total ha ascendido desde los 3 millones en 2019 a los 5 millones para este año, el mayor hasta la fecha.

La patronal respalda este plan y propondrá extenderlo al resto de España, teniendo en cuenta que en la Comunidad Valenciana contribuirá a avivar un sector que el año pasado movió unos 4.500 millones de euros. En este sentido, Andimac indica que el número de viviendas que realizaron algún tipo de mejora -desde reparación a reforma- en esta autonomía fue de 200.500 y estima que el gasto medio por hogar superó los 2.100 euros.

Por ello, sugiere adelantar al primer semestre la preparación y posterior promoción de estas ayudas, aunque comprende que debido a la parálisis prácticamente generalizada del último trimestre se hayan tenido que retrasar.

Fondo de Garantías

En cualquier caso, Andimac reitera la conveniencia de poner en marcha en España un Fondo de Garantías con líneas para comunidades de propietarios vía ICO que financien el 80% de las obras que impulsen la eficiencia energética, aseguren el acceso a las ayudas del Plan Estatal para la Rehabilitación y minimicen el riesgo que asumen los bancos al costear las reformas de las zonas comunes. Y cree que este fondo tendría un efecto multiplicador, ya que permitiría una mayor capacidad de financiación al sistema bancario.

Sobre todo porque las ayudas del Plan Renhata se complementan con las del Plan Estatal, a su vez cofinanciadas entre gobierno autonómico y central, con lo que la partida presupuestaria que la Generalitat ha destinado a la reforma y rehabilitación de viviendas y edificios asciende hasta los 30 millones de euros en 2020.

Además de rejuvenecer el parque y reducir las emisiones contaminantes en la Comunidad Valenciana, de las que el 40% procede de las viviendas y edificios más antiguos; estos fondos evitarían un deterioro de los ahorros de los hogares valencianos por obsolescencia del parque edificado -base del ahorro de los hogares- y lograrían un modelo de negocio más sano para el sector de la construcción.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, "el Plan Renhata sienta un precedente en España para ayudar a uno de los sectores con mayor capacidad para generar un efecto tractor que a su vez impulse al conjunto de la economía. No contempla ayudas para hacer obras, sino para hacerlas bien y mejorar de forma objetiva las prestaciones habitacionales: el gran reto de nuestro tiempo ante un parque de viviendas envejecido y que requiere adaptarse a las necesidades sociales actuales".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook