17 de marzo de 2020
17.03.2020
CORONAVIRUS

La provincia de Alicante registra en tres días 77 ajustes laborales que afectan a 2.246 trabajadores

Las empresas comenzaron el sábado a presentar los primeros ERTE y los sectores mayoritarios son los de hostelería, comercio. Alicante continúa siendo la que provincia de la Comunidad con más empleados incluidos en los expedientes temporales

17.03.2020 | 20:03
La provincia de Alicante registra en tres días 77 ajustes laborales que afectan a 2.246 trabajadores

Un total de 77 Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) han presentado desde el sábado hasta el lunes a medio día empresas de la provincia. Unos ajustes laborales que afectan a 2.246 trabajadores, fundamentalmente de los sectores de los hoteles, hostelería, comercio y servicios, en general, que han tenido que cerrar sus negocios por el decreto del estado de alarma debido a la crisis del coronavirus.

Según los datos facilitados hoy por la Conselleria de Economía, un total de 6.649 trabajadores están afectados por las 191 solicitudes de ERTE presentadas en la Comunidad hasta el lunes al mediodía. Solo entre el sábado y el domingo las peticiones ascendieron a 137 para 4.683 personas.

Según los datos de presentación telemática recibidos en la Dirección General de Trabajo, de las 191 solicitudes de ERTE, 10 corresponden a empresas que operan en toda la Comunidad Valenciana y afectan a 2.656 trabajadores. En la provincia de Alicante, los ajustes laborales se elevan a 77 y afectan a 2.246 trabajadores, mientras que en la de Valencia ascienden a 72 ERTE (1.119 empleados) y en Castellón 32 (628). Alicante sigue siendo la provincia con más empleados afectados por los ERTE solicitados.


Una causa de fuerza mayor

La Conselleria de Economía ha informado de que tramitará los ERTE que suponen la suspensión temporal del contrato o reducir la jornada de sus trabajadores de forma temporal, siempre que se acredite que existe una causa de fuerza mayor derivada de la situación actual, provocada por el Covid-19.

El objetivo del departamento que dirige Rafa Climent es la aplicación de las medidas urgentes para responder al impacto económico de la COVID-19 que establece el Real Decreto Ley 7/2020 de 12 de marzo "y evitar que se produzcan despidos, garantizando el cumplimiento de todos los requisitos establecidos legal y reglamentariamente en este mecanismo legal", según un comunicado de la Conselleria.

El Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), regulado en el art. 47 del Estatuto de los Trabajadores (ET), permite a las empresas suspender los contratos de trabajo o reducir la jornada laboral de las personas trabajadoras de manera temporal.

Asimismo, la Conselleria explica que durante la suspensión del contrato, el trabajador continúa vinculado a la empresa, pero sin derecho a percibir su sueldo, ni el resto de complementos como pagas extra o vacaciones, y terminada la situación excepcional, se reincorporará a la empresa, y no perderá la antigüedad a efectos de despido, ya que la suspensión del contrato es por una causa ajena al trabajador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook