04 de febrero de 2020
04.02.2020

Pitu Perramón liquida su antigua promotora y la escinde en cuatro sociedades

03.02.2020 | 21:26

El conocido exjugador de balonmano y empresario de hostelería José «Pitu» Perramón ha extinguido su antigua promotora Promociones y Construcciones Perramon SA, tras escindir los activos con los que aún contaba entre otras sociedades, según recogía ayer el Boletín Oficial del Registro Mercantil. La compañía es uno de los numerosos negocios que el deportista catalán afincado en Alicante puso en marcha a lo largo de los años setenta, tras su exitosa carrera que le llevó a militar en las filas del Calpisa, con el que ganó cuatro ligas.

Según explicaron fuentes de la familia, la compañía llevaba décadas sin actividad alguna, aunque aún era titular de algunas parcelas, que se quieren destinar a uso privado ya que no hay intención de retomar el negocio promotor. Ante esta situación se ha decidido reordenar el entramado familiar y se han escindido estos activos en otras cuatro sociedades, denominadas Proconspesa Promoción 1,2,3 y 4. Al frente de tres de ellas se ha colocado como administradores únicos a cada uno de los tres hijos del deportista y la chef María José San Román, mientras que la cuarta se la ha reservado el propio Pitu Perramón, según la publicación del Borme.

A pesar de las incursiones en otros sectores, lo cierto es que el principal negocio del exjugador de balonmano ha sido el grupo de restauración que ha creado junto a su mujer, conocido como Grupo Gourmet. Una actividad que se inició cuando en 1975 Perramón abrió el entonces Frankfurt (actual Tribeca, que está en remodelación), siguiendo el estilo de las salchicherías alemanas que en aquella época triunfaban en Barcelona. Posteriormente, en 1979 puso en marcha La Taberna del Gourmet, como barra tradicional, según relata la compañía en su propia web.

Fue en 1997 cuando decidió abrir el que será su buque insignia, el restaurante El Monastrell, de la mano de su mujer, la reputada chef María José San Román, que ha conseguido con esta apuesta el reconocimiento de la guía Michelín, que le ha concedido una de sus estrellas. San Román ha alcanzado una notable fama por sus arroces. El grupo también tiene otro restaurante, La Vaquería, en El Campello, que es un asador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook