29 de enero de 2020
29.01.2020

INECA apuesta por reforzar la economía provincial con la unión de los sectores tradicionales y los emergentes

El presidente de INECA avanza que los sectores turístico, exportador e inmobiliario son los afectados por la desaceleración

29.01.2020 | 20:44
INECA apuesta por reforzar la economía provincial con la unión de los sectores tradicionales y los emergentes

Roberto Scholtes de UBS considera que la economía provincial debe dar valor añadido a los productos y aprovechar las energías renovables.

La economía de la provincia de Alicante se desacelera y hay que configurar una economía sólida con los sectores tradicionales y los emergentes. Así lo ha manifestado el presidente de INECA, Rafael Ballester, ante medio centenar de socios del Instituto durante la jornada impartida por Roberto Scholtes, director de Estrategia de UBS en el auditorio de BWA, titulada El año de las decisiones, la década de las transformaciones.

El presidente de INECA explica que un avance de nuestro último Informe de Coyuntura Socioeconómica, que se presentará dentro de unos días, vuelve a confirmar la desaceleración de la economía de la provincia, que se plasma especialmente en sectores como las exportaciones, el turismo y la compraventa de viviendas. "De momento, el sector de actividad que más está notando esta ralentización del crecimiento es el vinculado al inmobiliario. La compraventa de viviendas prácticamente arrastra un año sin incrementos, afectando tanto al comprador nacional como al extranjero, aunque las licencias de obra nueva siguen creciendo, por lo que los promotores todavía ven demanda suficiente para su mercado".

Además, las exportaciones alicantinas siguen creciendo, pero menos, y pierden peso en el cómputo nacional, lo que sigue condicionando nuestra imagen de provincia exportadora. Incluso hemos apreciado un notable aumento de la importación de productos pertenecientes a las industrias tradicionales de la provincia como el calzado, desaprovechando el know-how local, ha puntualizado Ballester.

El turismo mantiene su ritmo pero crece menos que otros territorios, lo que nos debe poner en alerta ante el cambio de tendencia. Me consta que nuestros referentes en materia turística ya están trabajando en ello. A juicio de Ballester, estos cambios están influyendo en el tejido productivo de la provincia, tanto en empresas como en empleados. La reducción del paro mejora a unas tasas ya muy reducidas (será difícil bajar de los dos dígitos a este paso), y el ligero incremento en la renta global de las familias por sus ingresos del trabajo no se traslada al consumo, marcando valores mínimos en el IPC y en los créditos.

Esperanza en la tecnología

No obstante, frente a esta situación de alarma comprobamos que las nuevas tecnologías desarrollan un papel importante en la economía provincial. El nuevo ecosistema digital se está convirtiendo en un revulsivo y un estímulo a la inversión, aunque encontramos necesario incrementar el vínculo y las sinergias entre empresas tecnológicas y empresas tradicionales.

Esta situación que en INECA describimos en nuestros informes se debe tanto a factores endógenos de nuestra economía (dificultad para recuperar el empleo destruido durante la crisis, escaso tamaño empresarial, aún escasa penetración de la tecnología en la industria tradicional, gran peso del sector servicios y turismo e infrafinanciación presupuestaria). Pero, sin duda, también está condicionada por factores exógenos, de carácter internacional, cada día más novedosos y sofisticados, con unas reglas del juego que se reescriben continuamente".
Ballester ha concluido su intervención explicando que "es ante este contexto de inestabilidad, que ha venido para quedarse, donde tenemos que tratar de forjar una economía, en nuestro caso provincial, diversificada y sólida, bien apoyada en sus fortalezas tradicionales (turismo hotelero y residencial, agroalimentario, industria, terciario) y emergentes (nuevas tecnologías) para tratar de ser lo más resilientes posibles.

Mejorar valor añadido y apostar por la energía sostenible

Por su parte, el director de Estrategia de UBS, Roberto Scholtes. ha explicado que el ciclo económico continúa y que el año va a ir de menos a más recuperando las tasas de crecimiento y con unas políticas monetarias que seguirán siendo expansivas. La clave para los inversores está en cómo ir adaptándose a las transformaciones estructurales que estamos viendo en términos tecnológicos, sociales y políticos y qué oportunidades de inversión pueden surgir.

Scholtes ha enfatizado que la economía alicantina debe dar valor añadido a sus sectores tradicionales sobre todo el agroalimentario con la fuerte competencia asiática y africana que tienen en la actualidad. "Nosotros estamos detectando la necesidad de mejorar el valor añadido de los productos industriales, de los servicios tecnológicos y sanitarios privados y la provincia de Alicante tiene una enorme oportunidad en la transición energética, con fuertes inversiones en energía renovables y electrificación", ha finalizado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook