24 de diciembre de 2019
24.12.2019

Ferrmed ofrece a Federico Félix la presidencia del grupo de presión del eje mediterráneo

El lobby también ha trasladado a directivos de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) la intención de llevar la sede central hasta València

23.12.2019 | 21:56

Ferrmed ha ofrecido la presidencia de este grupo de presión a favor del Corredor Mediterráneo al empresario valenciano, Federico Félix, según anunció ayer el presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Vicente Boluda, durante la tradicional comida navideña de la entidad empresarial a preguntas de los medios de comunicación.

Federico Félix ya es vicepresidente de Ferrmed desde hace años, aunque su historial en defensa de una red ferroviaria en condiciones para la Comunidad Valenciana se remonta a los años noventa, cuando presidía AVE (1988-2003) y creó la Fundación Pro-AVE para reivindicar la construcción de la línea de alta velocidad a la Comunidad Valenciana durante las discusiones bizantinas provocadas por el Ministerio de Fomento sobre la viabilidad de la línea y el diseño del trazado que debía tener.

Félix preside actualmente la Federación Agroalimentaria de la Comunidad Valenciana (Fedacova) y anteriormente también fue presidente de la ANPP (Asociación Nacional de Productores de Pollos), así como mandatario de la europea AVEC.

Ferrmed es una asociación sin ánimo de lucro que ejerce como lobby en Bruselas desde que se inscribió oficialmente el día 5 de agosto de 2004. Durante años fue, junto al Institut Ignasi Villalonga, la única entidad que defendía la ejecución del Corredor Mediterráneo, cuando éste era una entelequia y ni se contemplaba en las previsiones del Ministerio de Fomento. Mucho menos en las previsiones de la Comisión Europea, que no reconoció el eje mediterráneo como prioritario de la red transeuropea de transporte hasta el año 2011.

Desde sus inicios Ferrmed, «creada a iniciativa empresarial», ha batallado para «contribuir a la mejora de la competitividad europea a través de la promoción de los llamados «Estándares Ferrmed» (en materia ferroviaria), la potenciación de las conexiones de los puertos y aeropuertos con sus respectivos «hinterlands», la impulsión del Gran Eje Ferroviario de mercancías Escandinavia-Rin-Ródano-Mediterráneo Occidental y un desarrollo más sostenible a través de la reducción de la polución y de las emisiones de gases que afectan al cambio climático», según recuerda en su página web.

Actualmente la presidencia de Ferrmed está ocupada por Joan Amorós, un destacado promotor cultural catalán, ligado al proyecto de Ferrmed desde sus inicios, donde también ocupó la secretaría general del «lobby». En declaraciones a este periódico, Amorós explicó que su mandato como presidente finaliza el próximo mes de junio.

No obstante, se confiesa muy ilusionado con el «Estudio de tráficos y de optimización del reparto modal en los principales corredores de la Red Central Europea» que redacta Ferrmed «con el beneplácito de la Comisión Europea» para «facilitar el establecimiento de las prioridades de actuación en cada estado miembro de la UE, así como ser una herramienta fundamental en la revisión del Reglamento TEN-T prevista por la Comisión Europea para el año 2021». Amorós no oculta que desearía «alargar un año y medio» su presidencia en Ferrmed para poder presentar este estudio que esté acabado a principios de 2021.

Será la asamblea de Ferrmed, prevista para el próximo mes de junio, la que decida sobre la presidencia del grupo de cabildeo y la compatibilidad tanto de Amorós como de Félix -que no tienen por qué ser excluyentes- al frente de la entidad que batalla quince años para que el Corredor Mediterráneo ferroviario sea una realidad. El posible cambio en la presidencia de Ferrmed no sería la única novedad, ya que el grupo de presión también tiene intención de llevar su sede principal a València, según ha trasladado a varios miembros de AVE.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook