12 de diciembre de 2019
12.12.2019
Información

El PSPV, Compromís y Podemos dan luz verde a subir un 0,5% el impuesto que grava las hipotecas

Los promotores advierten de que el incremento del tributo de Actos Jurídicos Documentados disparará un 33% el coste real a partir de enero

11.12.2019 | 22:58
El PSPV, Compromís y Podemos dan luz verde a subir un 0,5% el impuesto que grava las hipotecas

El aumento repercute, en teoría, en los bancos, que son los que asumen el pago.

Nuevo palo para la compraventa de inmuebles y transmisiones inmobiliarias. La Comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda de las Cortes ha aprobado esta semana, con los votos a favor de PSOE, Compromís y Podemos, incrementar en un 0,5% -del 1,5% al 2%- la cuantía del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD) en los supuestos de escrituras que se formalicen en los préstamos hipotecarios a partir del 1 de enero de 2020. Una propuesta que se debe debatir y aprobar en el pleno y que, salvo hipotética marcha atrás, se aprobará para su entrada en vigor.

A partir de esa fecha, los préstamos hipotecarios que se suscriban en la Comunidad Valenciana tributarán al tipo del 2%, cuando hasta ahora era el 1,5%. En la redacción desaparece también el tipo reducido del 0,1% para la constitución de préstamos hipotecarios para la compra de una vivienda habitual por parte de familias numerosas y, por ejemplo, personas con necesidades especiales. La decisión ha generado un gran malestar entre los promotores al considerar que, pese a que, en principio, el impuesto lo pagan los bancos, al final repercutirá en el comprador, lo que puede retraer las compras en un momento en el que se detecta cierta desaceleración en la demanda.

Según el INE, en los nueve primeros meses del año se constituyeron en la provincia de Alicante un total de 12.044 hipotecas inmobiliarias por un valor de 1.158 millones de euros.

La aprobación en las Cortes de la subida del tipo del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados -cantidad que pagan los bancos desde la reforma de la Ley Hipotecaria- ha desatado un gran malestar en el sector inmobiliario, uno de los más castigado por los tributos en España, según denuncian. Así, si la hipoteca es de 100.000 euros, ésta genera un pago de 1.500 euros por el IAJD hasta el próximo 31 de diciembre. A partir de ahí, el importe será de unos 2.000 euros, un 33% más. Mismas cantidades que tendrán que afrontar, por ejemplo, las familias numerosas, cuyas hipotecas tenían una bonificación casi del 100% en este impuesto.

Fuentes de la patronal de promotores Provia subrayaron ayer que «estamos ante un nuevo palo para un sector que sigue con cifras aceptables, pero de ninguna manera con el optimismo que había al comienzo del año. Esta subida de impuestos puede perjudicar, y mucho, a la construcción y a los compradores, porque todos sabemos cómo funcionan las cosas. No vale el discurso de que, como lo pagan los bancos, subimos el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. No, al final el aumento lo asumirá el comprador, que tampoco es ahora mismo muy proclive a la compra en este escenario de inestabilidad en España».

Antonio Fernández, presidente de los promotores, en este sentido, alertó de que «la Comunidad Valenciana es de las autonomías españolas, sino la primera, que tiene la carga impositiva más alta en la transmisiones inmobiliarias. Comparándonos, por ejemplo, con Madrid, allí el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados es un 50% más bajo que en Alicante, y el de la transmisión de una vivienda usada un 40% más barato. Y así todo. No se puede estar exprimiendo a la vaca todo el tiempo».  

El presidente de la Asociación Provincial de Promotores aseveró que  «los bancos calculan el precio de sus hipotecas en función de sus costes, de personal, de locales, de recursos en general, y, si se les suben los impuestos, las hipoteca subirán y al final el que paga es el consumidor, como en todo».

Entrada

El comprador de una vivienda necesita la renta neta anual de 2,1 años para poder hacer frente al pago de la entrada, según se desprende de un estudio realizado por el portal idealista.com. El estudio, que tiene en cuenta la renta media neta por hogar del Instituto Nacional de Estadística (INE), que ronda los 28.417 euros al año, apunta que los españoles podrían destinar de media hasta 829 euros mensuales al pago de la hipoteca. Con esta cuota, según el portal, podrían hacerse con una vivienda de hasta 252.819 euros más impuestos, siempre y cuando tuvieran unos ahorros de 70.789 euros. El informe subraya que el precio medio de una vivienda en España ronda los 213.100 euros. El mayor esfuerzo para conseguir los ahorros que permitan comprar una vivienda se da en Andalucía y Baleares, donde se necesita el equivalente a la renta familiar de 2,5 años para obtenerlos. Les siguen Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid y Canarias, con 2,3 años de ahorro en las tres comunidades. En Madrid, el precio medio de la vivienda está situado en los 317.242 euros, mientras que el máximo alcanzable por la renta media de los hogares es de 293.900 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook