06 de diciembre de 2019
06.12.2019

Bancos, eléctricas o telecos: los clientes del nuevo centro de Accenture en Alicante

La multinacional ya emplea a más de 120 personas en las instalaciones que ocupa en la sede del Distrito Digital del puerto

05.12.2019 | 22:21
Mercedes Oblanca, ayer, en las instalaciones de Accenture en Alicante.

La apertura de la delegación despierta el interés de profesionales europeos y alicantinos expatriados que quieren regresar.

El primer banco español desarrollado 100% en la nube; un sistema capaz de calcular en tiempo real el riesgo crediticio de un cliente, gracias a la computación cuántica; o robots que permiten automatizar la gestión de un call center, sin que el cliente acabe desesperado pasando de una grabación a otra. Son algunos de los proyectos reales en los que ya trabaja el nuevo centro que la multinacional Accenture inauguró hace sólo unos meses en la sede del Distrito Digital en el puerto de Alicante, que ya bulle de actividad, con un total de 123 profesionales ocupados en estos momentos. Una cifra que la compañía prevé duplicar de cara al próximo verano, con el objetivo puesto en superar el millar empleados en la ciudad -con la apertura de una segunda sede-, en el plazo de cinco años.

Así lo señaló ayer a este diario la managing director de Accenture Technology y responsable de los centros de innovación de la firma, Mercedes Oblanca, que recordó que las instalaciones alicantinas son las únicas de la multinacional en España focalizadas por completo en las nuevas tecnologías, como la citada de la computación cuántica, el Big Data, la inteligencia artificial o la realidad extendida. Un centro donde, además de investigar, «se escala la tecnología para su aplicación directa en las empresas», como ya está ocurriendo en estos momentos.

Entre los ejemplos de los trabajos en los que colabora la división de la multinacional en Alicante, la ejecutiva destacó la participación del centro «el mayor proyecto en España de automatización inteligente», que una firma de telecomunicaciones ha encargado a Accenture para agilizar la gestión de su call center, un proyecto compartido con la sede de Sevilla de la compañía. Los trabajadores alicantinos han sido los responsables de crear hasta 700 robots que automatizan otros tantos procesos, con el objetivo de que los gestores humanos sólo se encarguen de las llamadas más complejas y el sistema sea capaz de resolver el resto de tareas, eso sí, sin que el cliente acabe perdido entre una grabación y otra. Un proyecto que, en una nueva fase, llevará a la aplicación de asistentes virtuales, capaces de interactuar por voz con los consumidores que llamen, sin que éstos sean conscientes, en muchos casos, de que hablan con una máquina.

Del mismo modo, otro equipo del centro ha participado en el desarrollo del primer banco español 100% en la nube, que ha impulsado uno de los grandes grupos financieros del país para atraer a los consumidores más jóvenes, que ya realizan toda la operativa de sus cuentas desde el móvil. También están desarrollando para otra entidad diversas aplicaciones mediante computación cuántica -que permite realizar en milisegundos los cálculos más complejos-, para la gestión de divisas o la gestión del fraude. Unas herramientas que, según Oblanca, facilitarán que esta entidad pueda, por ejemplo, calcular el riesgo de crédito de un cliente «en tiempo real» -es decir, al instante- teniendo en cuenta la operativa que ha realizado, su historial de compras o su huella digital. Toda una ventaja en un momento en que los consumidores acostumbrados a los canales digitales requieren inmediatez.

Al respecto, otra de las áreas donde trabaja el centro es en la creación de arquitecturas flexibles, que permitan incluso a las empresas más tradicionales adaptarse a este nuevo entorno digital para, por ejemplo, conectar con sus posibles consumidores en redes sociales y personalizar sus productos o lanzarles ofertas. Una tarea que Accenture realiza también desde Alicante para uno de los mayores grupos cerveceros del mundo, con sede en Canadá.

El centro también ha tenido un papel destacado en la creación en la nube de la plataforma de facturación y distribución de una nueva compañía eléctrica, especializada en el suministro a pymes. «Gracias al Big Data y a las nuevas herramientas, en sólo ocho meses han logrado poner en marcha una plataforma que les permite competir con las grandes», apunta la ejecutiva de Accenture.

Atracción de talento

A pesar de las dificultades que algunas firmas del sector aseguran tener para encontrar personal, desde Accenture señalan que no han tenido problemas. Entre otras cosas, porque, según afirman, la apertura de su centro de innovación ha despertado el interés de numerosos profesionales extranjeros, que muestran su disposición a trasladarse a Alicante. También tienen ya en plantilla a varios profesionales de la provincia que se marcharon fuera a trabajar y ahora han regresado. Aún así, el 80% de los contratados son locales.

Las empresas que usan bien la tecnología crecen el doble de rápido

La flexibilidad de la organización o la explotación de los datos son clave, según un estudio de la compañía

Para que las empresas triunfen en el actual mundo digital, no basta con gastar grandes cantidades en nuevas tecnologías, hay que hacerlo bien. Así, aquellas compañías que saben crear estructuras flexibles, que incorporan más rápidamente las innovación y que tienen la tecnología como algo transversal, y no únicamente como un departamento más, consiguen aumentar sus ingresos el doble de rápido que el resto. Es la principal conclusión del estudio Como innovar a escala y maximizar el valor con los sistemas del futuro, que ha elaborado Accenture, tras encuestar a 8.300 empresas de 20 sectores y 22 países.

Un estudio que ha permitido identificar cuáles son los factores que caracterizan a las compañías que mejor se adaptan y que la managing director de Accenture Technology, Mercedes Oblanca, resume en cuatro. Así, el primero es el uso de arquitecturas más flexibles, con un uso extensivo de la nube, que permita responder más rápidamente a las nuevas necesidades de los clientes. El segundo es acelerar la incorporación de las nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial o la computación cuántica. El tercero es incorporar el uso de los datos, a través del Big Data, como un elemento estratégico de la compañía, para sacar el máximo provecho a la enorme información a la que hoy en día tienen acceso las corporaciones. Y la cuarta es cambiar la cultura empresarial y que toda la organización esté preparada para adoptar las innovaciones, que la tecnología forme parte de todas las áreas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook