30 de noviembre de 2019
30.11.2019

El papel fundamental de las asociaciones y federaciones en la provincia de Alicante

Las asociaciones contribuyen al fortalecimiento de la democracia y su protagonismo hoy en día es indiscutible. Cinco entidades de la provincia explican su papel en la sociedad

30.11.2019 | 04:15
Las asociaciones son un termómetro de la sociedad cambiante.

El artículo 22 de la Constitución y la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación, constituyen el marco normativo de referencia para las asociaciones, el que les permite desarrollar sus actividades sociales bajo los principios de libertad y pluralismo, sin injerencias por parte de los poderes públicos. Así lo expresa la última Guía de Asociaciones de la Subdirección General de Asociaciones, Archivos y Documentación del Gobierno de España.

Las asociaciones son un termómetro de la sociedad cambiante, de forma que asistimos a la creciente aparición de asociaciones ligadas a las nuevas tecnologías, internet, redes sociales, desarrollo sostenible, responsabilidad social corporativa, codesarrollo, dependencia, emprendimiento, innovación o ciberseguridad.

Las asociaciones, en definitiva, promueven el desarrollo individual, la integración social y la participación, contribuyen al fortalecimiento de la democracia y son agentes de cambio y transformación desde un espíritu de libertad y pluralismo. Su protagonismo en la vida social, económica, política y cultural es indudable.

 

No retengamos el talento

Ángel González

Presidente de la Asociación 361º

Asociación de Empresas de Publicidad de la Provincia de Alicante


Imagen de la última edición de los premios Alce, los galardones de la creatividad alicantina.


¿Retener? Llamadme tiquismiquis; pero siempre he percibido un tipo de impedimento de carga negativa, incluso violenta, asociada a la connotación del significado de este verbo. Al igual que la sociedad siempre ha percibido la expresión «retención de talento» como un aspecto vinculado únicamente a la fuga de jóvenes promesas sin entender su sentido desde una perspectiva más amplia, yendo un paso (o cuarenta y tres) más allá.

Porque el talento no entiende de edad ni de lugar: está en todas partes. Y, más concretamente, en el sector de la comunicación y la publicidad alicantina; donde hay para escribir diez (o cuatrocientos cincuenta y seis) libros sobre el asunto.

Muestra de ello es la calidad de los proyectos presentados por agencias y jóvenes talentos en la pasada edición de nuestros premios creativos de referencia: los Alce, así como los galardones y reconocimientos obtenidos por muchas de esas agencias más allá de los límites de nuestras fronteras.

Hechos que constatan el momento tan dulce por el que pasa actualmente el sector de la comunicación, la publicidad y la creatividad en la provincia y que contribuyen a que la marca Alicante adquiera mayor relevancia, respeto, admiración y, en definitiva, valor a nivel nacional e internacional.

La pregunta que cabe hacerse es adónde podríamos llegar si dejáramos a un lado nuestras diferencias, los entresijos propios de la terreta, y lográramos reunir todo el potencial, todo ese talento que poseemos en torno a un mismo objetivo.

La respuesta es evidente. El ejemplo, también: Ciudades como Madrid y Barcelona y colectivos como el Club de Creativos son un claro exponente de lo que digo (hay setecientos sesenta y siete mil quinientos noventa y tres ejemplos más).

No retengamos, pues, un bien tan preciado como es el talento, trabajemos juntos en ser relevantes creando las condiciones adecuadas, incluso perfectas, para que nunca quiera salir de aquí.

 

Asociacionismo

Francisco Ortiz

Abogado y Secretario General de la Federación Provincial De Transportes De Alicante (FETRAMA)


Las asociaciones son la fórmula más eficaz y efectiva de interlocución.


Aunque, en ocasiones, el asociacionismo pueda ser cuestionado la realidad es que, a día de hoy, es un movimiento que tiene un profundo arraigo en implantación en nuestra sociedad, y no son pocas las asociaciones que, con un determinado ámbito territorial y funcional, se ocupan de dar traslado a la Administración, a las instituciones y también a la propia sociedad, de cuáles son sus inquietudes y de cuál es la razón de ser que las mueve para conseguir alcanzar sus objetivos y aspiraciones, constituyéndose, así, en la fórmula más eficaz y efectiva de interlocución.

Hoy, se puede decir, sin temor a equivocarse, que las asociaciones son el foro de encuentro del ideario plural de quienes las componen y en el que se vertebra esa pluralidad en un espíritu común y unitario. El asociacionismo que hunde sus raíces en ideas individuales, las compacta en una sola y, de ahí, de esa puesta en común, nace una forma de pensar y de actuar, la de las asociaciones que convierten lo disperso en único y cohesionado.

Se puede decir que el asociacionismo, a pesar de algunos detractores, se ha convertido en un movimiento real y con un marcado carácter de protagonismo en nuestra sociedad. Un movimiento que ha sabido vertebrar diferentes sensibilidades sociales y profesionales, para darles una forma unitaria.

Un movimiento que nuestra Constitución, en su artículo 22, valida y lo reconoce como uno de los derechos fundamentales de quienes componemos la sociedad. Una sociedad que es abierta e incluyente, una sociedad en la que todos tenemos cabida, una sociedad de todos y para todos. Una sociedad que, en definitiva, encuentra en el asociacionismo el punto de encuentro preciso para que las individualidades den paso al ideario común, transitando por el respeto mutuo. Un asociacionismo que debe nacer, vivir y desarrollarse sin colores políticos en los que buscar el apoyo sobre el que construir el edificio de su existencia. Un edificio que debe ser firme y sin fisuras.

Nuestra provincia, Alicante, es una de las grandes provincias de España. Y no sólo es grande por su peso dentro de la economía nacional. También es grande porque desde siempre ha sabido acoger a todos aquellos que, desde diferentes puntos de nuestra geografía y desde otros países y por diferentes razones, hemos elegido esta maravillosa tierra para hacerla nuestra y de nuestros hijos. Me viene a la memoria una frase de un insigne escritor. Wenceslao Fernández Florez que, no por antigua, se ha desgastado «Ser alicantino no es nacer en Alicante. Es sentir, vivir y amar sus cosas».

Una provincia abierta al mar que ocupa una posición muy destacada en el mapa geosocial y geoeconómico de España. Una provincia en la que sus comarcas han sabido ser la tierra en la que se han cultivado y crecido, con trabajo, diálogo, y sobre todo generosidad, asociaciones que también se han convertido, con el paso de tiempo, en portavoces reivindicativos, sin olvidar ninguna de ellas aquello común que las une. Una sola palabra, Alicante.

Quienes, en estos momentos, tenemos responsabilidades asociativas, tenemos, también, el sagrado deber de buscar los puntos de encuentro entre aquellos que son la razón de ser de las asociaciones, los auténticos protagonistas de esta maravillosa aventura llamada asociacionismo, los socios.

Un deber que debe de ir más allá de nuestro presente y debe de prolongarse en el tiempo. Un deber en suma, que tiene que ser hereditario para quienes vendrán después de nosotros y además de ese deber social hemos de buscar nuevas fórmulas para poder ofrecer a los socios aquello que necesitan de manera más perentoria, ser oídos y escuchados, sobre todo esto último, donde sus problemas puedan ser solucionados y además, hemos de ser capaces de que a través de sus asociaciones puedan disponer de los servicios y prestaciones que son necesarios para el correcto desarrollo de sus funciones.

Unos servicios que, en el caso de asociaciones de carácter profesional, minimicen los costes de explotación y faciliten de manera ágil su gestión diaria. Los responsables de las asociaciones, hemos de realizar esa búsqueda desde el firme e íntimo convencimiento personal de que estamos en el camino acertado y, por ello, habremos de buscar día a día.

Y así, en este escenario, quiero finalizar, no sin antes reiterar que la inclusión, la generosidad y el respeto mutuo deben de ser las piezas del motor que impulse el movimiento asociativo. Sólo desde la inclusión, y siendo capaces de ser generosas y respetuosas, las asociaciones serán capaces de hacer fácil lo difícil y sólo desde la unión se alcanzarán los objetivos, convirtiendo la debilidad de la dispersión, en la fortaleza de la cohesión, dando una respuesta segura, firme y sobre todo convincente a todos aquellos que de manera recurrente se cuestionan el ser o no ser de las asociaciones. Y la respuesta es sí. Una respuesta que he tratado de razonar que voy a tratar de resumir.

Las asociaciones hacen común lo plural. Hacen que lo común sea escuchado, y que lo común que es escuchado, se convierta en realidad. Eso son las asociaciones.

 

Un sector de futuro donde la unión es fundamental

Pablo Plaza Deltell

Presidente de la Asociación De Empresarios Del Metal De Elche (AEME)


Junta directiva de la Asociación de Empresarios del Metal de Elche (AEME).


Aeme es el lugar donde los empresarios del sector del metal acudimos para formarnos e informarnos sobre todo lo que ocurre en nuestro sector. Los profesionales de nuestra oficina atienden diariamente dudas sobre trámites industriales, materia laboral y fiscal, aperturas..pero la vocación de Aeme va más allá, apostando por el futuro.

Los asociados de Aeme somos pequeños y medianos empresarios en un sector tecnológico en plena evolución. Nadie tiene una bola de cristal para adivinar el futuro, pero el trabajo bien hecho, la estrategia en la toma de decisiones, la formación continua y la información constante sobre lo que sucede alrededor; son buenas herramientas para acometer los cambios en una sociedad que evoluciona a gran velocidad.

Hay sitio para los pequeños en la sociedad actual. Mejor dicho, si no hay sitio para los pequeños, no hay sitio para nadie. En economías globalizadas como las de nuestro entorno, las pymes siguen siendo las principales generadoras de riqueza y empleo. En un momento en el que el emprendimiento está de moda, nosotros somos un buen ejemplo de sector emprendedor. Eso no quiere decir trabajar en solitario, sino apoyarse en la fortaleza de la unión.

La formación es básica para cualquier empresa y más para las tecnológicas como nosotros. El reciclaje formativo continuo de las personas y la inversión en equipamiento son fundamentales. Estar bien informado es clave para tomar buenas decisiones. Hay que dedicar tiempo a ver lo que pasa alrededor, analizarlo y actuar con estrategia.

Cerrar los ojos y esperar a que la corriente te lleve es optar por la peor de las incertidumbres. Hay que sacar tiempo para leer, para preguntar dudas, para pedir consejo (y las asociaciones estamos encantadas de hacer esa función en las cuestiones que nos competen).

En la medida de nuestras posibilidades, AEME le seguirá apoyando en todo lo que pueda. Hay oportunidades para los que las encuentran€ después de haberlas buscado.


Sobre AEME

Aeme representa y defiende los intereses de las empresas de los Convenios de Industrias, servicios y tecnologías del metal desde 1977. La Asociación está inscrita en el registro de Asociaciones del Ministerio y se financia exclusivamente de las aportaciones privadas de sus asociados, a los que presta sus servicios de asesoramiento en materia laboral, fiscal y técnica. Aeme ostenta la vicepresidencia de Conepa, la Federación Nacional de Empresarios de automoción.

 

Cedelco, la fuerza de la unión


Hace un año nacía Cedelco con el fin de ser un punto de encuentro para empresas de la zona.
​


El Círculo Empresarial de Elche y Comarca (Cedelco) nace en 2018 por iniciativa de un grupo de empresarios que vieron la necesidad de contar con una asociación empresarial de corte transversal que tuviera una representación ante los diferentes temas que afectan directamente a las empresas, empresarios y autónomos de la zona. Un año después, está considerada como referente de los empresarios de Elche y Comarca.

Entre sus objetivos destaca la defensa e impulso del tejido empresarial como motor de desarrollo de las empresas y profesionales, la competitividad de los sectores productivos y la mejora de la sociedad en todos sus ámbitos. Los empresarios son una pieza fundamental del engranaje económico y social y, como tal, han de estar comprometidos con la sociedad, buscando alcanzar el pleno empleo, niveles productivos competitivos y sostenibles.

Cedelco trabaja activamente a través de sus comisiones de trabajo en los temas que afectan al empresariado. Tiene una representación destacada en diferentes organismos y pertenece al Comité Ejecutivo de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), participando en sus comisiones.

Igualmente está colaborando en programas y convenios con diferentes organismos públicos y privados para facilitar la digitalizacion, la internacionalización y el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible.

 

«La formación es imprescindible para generar empleo»

Silvia Ibáñez

Concejala de Fomento Económico, Industria y Empleo del Ayuntamiento de Elda


Silvia Ibáñez, Ayuntamiento de Elda.
​


¿Cómo son las relaciones del Ayuntamiento de Elda con las diferentes asociaciones y colectivos empresariales?

Estamos en permanente contacto con todos los actores que participan en la actividad económica de nuestra ciudad: empresas, sindicatos, centros de formación... En el caso de las asociaciones empresariales las relaciones son muy fluidas, sabemos cuáles son las inquietudes y necesidades que tienen nuestras empresas, de la misma manera que mantenemos reuniones con los representantes de los trabajadores. No puede ser de otra manera si se pretende tener un conocimiento real y permanente de la situación económica de Elda.

¿Cuáles son las apuestas de la Concejalía de Fomento Económico y Empleo?

El empleo y la formación son dos de nuestras prioridades. Este gobierno local está impulsando políticas y programas para generar oportunidades, tanto a los jóvenes como a los parados de larga duración. Pero también el apoyo directo, con medidas como la modernización de los polígonos industriales, y la promoción, con campañas como «Pasión por lo que hacemos», son prioridades del Ayuntamiento para apoyar e impulsar la industria de Elda y sus empresas.

¿La formación es la solución al desempleo en Elda?

No hay una solución única, pero desde luego es imprescindible para generar empleo y diversificar nuestra económica. Esta misma semana hemos aprobado la creación del Consejo Municipal de la FP, un órgano consultivo y participativo en el que estarán las asociaciones empresariales, los sindicatos, los centros educativos, las Ampas y, por supuesto, el Ayuntamiento.

El objetivo es perfilar una oferta educativa de FP que realmente se ajuste a las necesidades que las empresas tienen. La cualificación es muy importante, pero también lo es que los grados formativos que se ofrezcan atiendan a la demanda de empleo que hay en nuestra ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook