29 de noviembre de 2019
29.11.2019
Reivindicación multitudinaria en IFA

Fomento se marca como objetivo el año 2025 para acabar todo el Corredor Mediterráneo

El secretario de Estado de Infraestructuras promete una inversión de 4.000 millones en esta legislatura, siempre que haya Gobierno

29.11.2019 | 07:39
Fomento se marca como objetivo el año 2025 para acabar todo el Corredor Mediterráneo

Boluda lamenta el retraso en la conexión entre València y Alicante.

Si la importancia de una reivindicación se midiera exclusivamente por la cantidad de empresarios y representantes de la sociedad civil que logra movilizar, sin duda la del Corredor Mediterráneo ocuparía uno de los lugares más destacados. La Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) consiguió reunir ayer, de nuevo, a más de 1.500 asistentes para presentar el chequeo que realiza semestralmente al estado de ejecución de esta infraestructura, en un acto multitudinario que se celebró en la Institución Ferial Alicantina (IFA), en Elche.

Un evento en el que el presidente de AVE, Vicente Boluda, dejó claro que, a pesar de los avances, la construcción del corredor ferroviario va «muy lenta» por lo que no pueden «estar satisfechos» con la situación. Un lamento que, eso sí, en esta ocasión sólo pudo transmitir al secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, ya que, frente a lo que venía siendo habitual, en esta ocasión el ministro de Fomento, un cargo que actualmente ocupa José Luis Ábalos, se descolgó a última hora, a pesar de lo concurrido y la categoría del auditorio, en el que había varios presidentes autonómicos -el valenciano Ximo Puig, y el murciano Fernando López Miras-; el máximo responsable de la CEOE, Antonio Garamendi; los presidentes de las patronales autonómicas de la Comunidad Valenciana, Murcia, Baleares o Cataluña, además de nombres como Juan Roig (Mercadona), José Ignacio Goirigolzarri (Bankia), Clemente González (Alibérico), Simón Pedro Barceló (Grupo Barceló), o Javier Moll (Prensa Ibérica y Grupo Zeta).

Eso sí, los empresarios lograron al menos que Saura asumiera la fecha de 2025 como tope para tener toda la infraestructura operativa, desde Algeciras hasta la frontera francesa. «Trabajamos con ese objetivo», aseguró, sin llegar a poner la fecha en su boca, antes de anticipar que prevén una inversión de 4.000 millones esta legislatura, claro está, si se logra formar Gobierno.

Minutos antes de empezar el acto, que presentó la periodista y escritora ilicitana Mónica Carrillo, Vicente Boluda valoró positivamente los «pasos importantes» que se están dado en la construcción del Corredor Mediterráneo, pero aún así expresó el malestar de los empresarios por la lentitud de los avances y, sobre todo, por el tiempo perdido. Así, lamentó amargamente que la conexión ferroviaria de alta velocidad y ancho internacional entre València y Alicante no vaya a estar operativa, como mínimo, hasta 2022 -cuando está previsto que finalicen las obras del nudo de La Encina, que se adjudicaron este verano-, «cuando podrían haber estado en 2017 ó 2018», lo que calificó como «la peor noticia para la Comunidad». Entre otras cosas porque, según recordó, la inexistencia de esta infraestructura supone un lastre para las exportaciones de toda la zona, ya que encarece hasta un 20% los costes de transporte de las empresas, al tener que realizarse los envíos necesariamente por carretera.

Ya durante el acto en sí, el presidente de la Fundación Pro AVE, Federico Félix, concretó más y, a modo de ejemplo, señaló que este sobrecoste supone entre 70 y 80 céntimos por arroba de naranjas que se envía a Europa, «una cantidad que el año pasado no llegaron a cobrar por su cosecha muchos agricultores».

AVE a Elche y Orihuela

Ya en la mesa redonda entre el propio Boluda y el secretario de Estado, Saura no dudó en aprovechar para vender sus logros, aunque en muchos momentos le faltó concreción. Así, a pesar de ser plenamente consciente de que el acto se iba a celebrar en Elche, Pedro Saura fue incapaz de dar una fecha definitiva para la llegada del AVE a este municipio y a Orihuela -una fecha que ya se ha retrasado en varias ocasiones- y se limitó a anunciar que se producirá «en los próximos meses». Así, recordó que en la actualidad se están realizando en este tramo las «pruebas de seguridad» que, según señaló, son «cada vez más importantes, lo que es bueno», apuntó a modo de excusa. En la misma línea, también anunció la inminente entrada en servicio de la variante de Vandellós, en Tarragona, que acortará en una media hora el trayecto hasta Barcelona. Una obra que podría ponerse en servicio antes de acabar el año pero que Fomento ha postergado a enero para no interferir con los desplazamientos de las vacaciones navideñas, según apuntó el secretario de Estado.

En términos más generales, Pedro Saura recordó que en el último año y medio el Gobierno ha licitado más de 2.000 millones de euros en obras del Corredor Mediterráneo, lo que, según dijo, «es tres veces más de lo que se venía invirtiendo». Cuestionado sobre si ese ritmo sería suficiente para cumplir el objetivo que demandan los empresarios de tener concluida la infraestructura para 2025, señaló que el Ejecutivo «está trabajando por ese objetivo», y cargó de nuevo contra el PP al afirmar que con las inversiones previstas por el anterior Gobierno se habría tardado 20 años más en ejecutar la obra. Por contra, apuntó que los planes de los socialistas pasan por destinar 4.000 millones de euros a esta dotación en la próxima legislatura. Claro está, si el PSOE logra formar gobierno, ya que Saura aprovechó la última pregunta de la presentadora, en la que ésta citó las negociaciones que se desarrollan entre los distintos grupo, para lanzar un aviso a navegantes: «Es bueno para el Corredor Mediterráneo que haya Gobierno, y también es muy importante para que se aprueben los presupuestos». Además, ante la insistencia de la presentadora sobre la fecha, volvió a señalar que «con lo que hemos licitado y lo que tenemos pendiente de licitar podemos poner en marcha el Corredor». Eso sí, sin poner el año en su boca.

Saura también alertó, tras la proyección de un vídeo de la comisionada de la CE para el Corredor, Iveta Radicova, de la «falta de continuidad» con la que puede encontrarse esta infraestructura, ya que Francia no está invirtiendo en la conexión desde la frontera.

En cuanto al chequeo de los avances del proyecto, propiamente dicho, desde AVE destacaron la puesta en marcha del tramo Granada-Antequera, ya plenamente operativo, y la inminente entrada en servicio del tramo de Tarragona a Vandellós. También la licitación de la conexión con el Puerto de Castellón y la adjudicación del tramo de La Encina, aunque falta por concretar la conexión de este punto con Xàtiva para hacer el enlace de Alicante a València operativo.

Roig: «Reivindicamos el Corredor, esté quien esté»

Puig considera «ruinoso» que no haya alta velocidad con Cataluña y Goirigolzarri dice que el enlace es importante para toda España


El presidente de Mercadona, Juan Roig, lamentó ayer el retraso que acumula la construcción del Corredor Mediterráneo y aseguró que «no se entiende que ciudades como València y Alicante no estén aún unidas con AVE y que para venir a Elche la única forma sea con coche o con coche». Así, a su juicio, esta infraestructura «es muy buena para España y para todos los que estamos en el Arco Mediterráneo» y, cuestionado sobre la actuación del actual Ejecutivo socialista al respecto, señaló: «Necesitábamos el Corredor con UCD, con el PP y también con el PSOE. Reivindicamos el Corredor esté quien esté».
En la misma línea, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, destacó que esta infraestructura «no sólo es importante para el Arco Mediterráneo, es importante para toda España», por lo que se sumó a la petición para que se complete.
Por su parte, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, calificó de «ruinoso» que la Comunidad Valenciana y Cataluña aún no dispongan de una conexión de alta velocidad, tanto desde el punto de vista social, como económico. Así, defendió que su construcción «debería ir más rápido», aunque también valoró los avances que se han producido. Así, Puig recordó que las autonomías por las que pasa esta dotación suponen «más del 50% de la población real de España», por lo que su ejecución no puede «esperar más».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook